COMENTARIOS

La caries del tetero

La caries del tetero Cómo evitar que la “caries del biberón”

Así se conoce al tipo de caries que afecta a los bebés y a los niños pequeños. Te contamos de qué se trata, qué la produce y cómo prevenirla.

Uno de los aspectos que más preocupa a las mamás es definitivamente la salud oral de sus hijos dado que es muy frecuente que los pequeños presenten caries o diminutas picaduras en los dientes. Es común que este tipo de bacteria ataque la boca cuando el niño esté siendo alimentado con tetero, razón por la cual se le conoce a esta enfermedad como “la caries del biberón”.

Esta condición se manifiesta cuando el azúcar presente en los líquidos como los jugos naturales y las leches de vaca o fórmula se adhiere a los dientes de tu bebé porque permanece en su superficie por largo tiempo. Esa temporada que puede parecer corta, es el periodo ideal para que las bacterias ataquen los dientes con ácidos. Cuando nos referimos a largos periodos hablamos de los que transcurren cuando le das de comer al bebé algún tipo de bebida azucarada y lo acuestas a dormir una siesta o la noche entera, o cuando lo amamantas por más de 20 minutos continuos.

Lo que ocurre en ese tiempo es que el azúcar queda adherido a los dientes y la saliva que lo puede limpiar disminuye, lo que propicia un ambiente ideal para la proliferación de bacterias. Por esta misma razón es tan importante que sepas que sumergir el chupo en agua con azúcar para lograr que tu bebé coma puede ser muy perjudicial en términos de salud oral.

Las consecuencias:
Algunas mamás le restan importancia a la “caries del biberón” porque creen erradamente que una vez que el niño pierda los dientes de leche el problema desaparecerá. No obstante, aunque los dientes cambien, esto no es garantía de que la caries o sus efectos adversos no continúen puesto que la dentadura permanente puede salir torcida, dañada o incluso por su posición o deficiencia ocasionar problemas de articulación al hablar. Por lo tanto, queda claro que este tipo de caries que se presenta en la primera infancia no desparece necesariamente con el desarrollo y crecimiento del niño.

La prevención
Para evitar que la “caries del biberón” aparezca es importante adoptar buenos hábitos de higiene oral y seguir estas recomendaciones:
Siempre que le des alimentos a tu bebé, limpia sus encías con agua y un cepillo de cerdas muy suaves o con un trapito de algodón.
Una vez que a tu hijo le salgan los primeros dientes procura cepillárselos con un poco de crema dental para encías sensibles. En las áreas donde no hayan dientes todavía, puedes hacerle suaves masajes mientras los limpias.
Cuando tu hijo ya tenga toda la dentadura completa, incorpora poco a poco el uso de la seda dental en la rutina de higiene oral.
Llévalo periódicamente a una revisión con el odontólogo.

En cuanto a la alimentación procura:
No dejar que se duerma tomando del biberón a menos que lo que éste contenga sea agua.
No sumergir el chupo en soluciones dulces.
Controlar la cantidad de azúcar que le das tanto en las comidas principales como en las secundarias.
No darle bebidas dulces o con alto contenido de azúcar en el tetero.

.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.