COMENTARIOS

Ir a piscina durante el embarazo aumenta las alergias en el bebé

Fucsia.co

Ir a piscina durante el embarazo aumenta las alergias en el bebé Foto: Ingimage.

Expertos afirman que los químicos del agua de las piscinas aumentan el riesgo de que el bebé desarrolle alergias respiratorias en el futuro.

Exponerse en el embarazo al cloro del agua de las piscinas, la contaminación ambiental, los químicos presentes en los productos de cuidado personal y de aseo, y las comidas procesadas;  puede influir en el creciente número de niños con alergias que vemos en la actualidad.

Esta fue la conclusión a la que llegó un grupo de expertos del Instituto de Dermatología de St John y la Universidad de Manchester, en Inglaterra, publicada en la última edición de la Revista Británica de Dermatología.

Los científicos investigaban las causas por las cuales el número de personas con alergias– asma, rinitis alérgica y eczema – ha aumentado cinco veces en los últimos cinco años en Inglaterra, país con una de las mayores tasas de asma en Europa.

Otros estudios han asociado este incremento a que las personas se lavan más seguido y por tanto “resisten menos” y a que salen menos que antes al sol lo que resulta en niveles menores de vitamina D en el cuerpo. (Exponerse al sol alivia el asma).

Muy limpios


Paradójicamente, la “hipótesis de la higiene” sostiene que el aseo excesivo reduce la exposición a ciertos gérmenes lo cual evita que el sistema inmunológico madure. Esto hace que el niño reaccione excesivamente a ciertos alergenos de la casa como los ácaros del polvo, el pelo de las mascotas, la hierba y el polen.

En el embarazo, el sistema inmunológico de la mujer sufre alteraciones para adaptarse al feto y no sufrir un aborto o un parto prematuro. Esto significa que la inmunidad del recién nacido también estará alterada.

Normalmente las defensas del bebé se normalizan durante el primer año de vida, sin embargo, los científicos creen que factores ambientales como los contaminantes del aire generan un desbalance permanente del sistema inmune, lo que predispone al niño a las alergias.

Según el Servicio Nacional de Salud británico (NHS, por sus siglas en inglés), hay evidencia de que “exponerse a ciertos contaminantes ambientales en el embarazo y en los primeros años de vida puede jugar un papel en la susceptibilidad a las atopias” o alergias. Sin embargo, el mismo NHS recomienda a las gestantes que naden para mantenerse en forma y porque el agua “ayuda a sostener el peso extra del bebé que está en desarrollo”.

El doctor John McFadden, dermatólogo del Instituto St John's de Dermatología, le dijo al diario The Telegraph que aún no se ha probado que los químicos del agua sean la causa del aumento de los casos de eczema y asma, pero sí ofrecen una hipótesis. “Sabemos que estamos usando muchos más químicos que hace 50 años, sea en los productos de aseo personal o en las comidas procesadas, por tanto debería hacerse más estudios”.

La doctora Nina Goad de la Asociación Británica de Dermatología explica que “las enfermedades alérgicas como el eczema son muy comunes, por lo cual este tipo de investigaciones sobre sus posibles causas antes del nacimiento y en la infancia temprana son más que bienvenidas”.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.