COMENTARIOS

10 cosas que a ellos les desencanta de una mujer

10 cosas que a ellos les desencanta de una mujer Foto: Thinkstock

Aunque es verdad que los hombres son más indulgentes con los defectos de las mujeres bonitas, también es cierto que los hombres se aburren con ciertas características que evidencian nociones erradas de lo que es una relación de pareja. . ¿Cuántas de estas tienes?

1.    Que se viva quejando o se crea una princesa: es verdad que a los hombres les gusta ser consentidores, sobre todo cuando una relación está iniciando; pero aquellas que abusan de este bonito gesto de confianza pueden aburrir a los  hombres, porque a ellos les gustan más las ‘todo terreno’. Una mujer problemática.

2.    Que sea tacaña: aunque el contexto latinoamericano aún conserva muchos rasgos machistas, entre ellos la idea de que es el hombre quien debe asumir los gastos en una relación, en la actualidad no resulta muy atractiva una mujer que espera a que le paguen absolutamente todo, sobre todo en la ciudad, donde para muchos hombres una mujer tacaña no merece una segunda o tercera cita.

3.    Que le gusten solo las cosas románticas: más allá de la atracción físico-sexual, fundamental en una relación amorosa, el feeling que tenga la pareja en cuanto a temas de conversación y el gusto por planes compartidos son vitales para mantener una relación de largo término. En pocas palabras, el ideal es que la pareja se entienda más allá de lo romántico. Si una mujer pretende encontrar cada noche velas y pétalos de rosa sobre la cama, o busca construir una burbuja en la que solo existe la pareja, vetando los demás aspectos sociales del otro, es muy posible que se convierta en una ‘novia cansona’.

4.    Falta de carácter: para todo hay gustos, pero en estos días la sumisión femenina resulta ser una característica poco atractiva porque convierte a la mujer, no en un complemento, sino en un accesorio. La noción de ‘construcción de una vida juntos’ se desdibuja si la compañera carece de criterio y simplemente se deja llevar por lo que el hombre quiera hacer.
5.    Manipuladora: este tipo de mujer que utiliza sus encantos, sus lágrimas o su histeria para conseguir lo que quiere termina siendo completamente aburridora. Si el hombre detecta a tiempo esta característica y es seguro de sí mismo, muy probablemente descartará una siguiente cita con esta mujer.
6.    Que no se cuide físicamente: a los hombres les causa pavor una mujer que se muestre como una diosa al inicio y luego comience a dejarse llevar por los afanes o por la pereza y no se arregle nunca más. Por superficial que suene, a los hombres (y también a las mujeres) les gusta que la pareja esté bonita y en buen estado físico. Esto no quiere decir que tenga que estar en vestido de coctel y zapatos altos todos los días, incluso a muchos hombres les molesta el maquillaje excesivo,  se trata de mantener el interés por verse bien para que el otro se sienta bien al mismo tiempo.

7.    El desaseo: malos olores corporales son fatales en una mujer, pueden matar la pasión al instante. Aunque no siempre se deba al desaseo, sino a condiciones de salud o a un día largo, una mujer siempre debe procurar ser enfática en la limpieza personal, no sólo para agradar a la pareja, sino para su propio bienestar.

8.    Que no tenga malicia y no entienda los chistes: entrados los 20 años, no hay nada más aburrido que una mujer que quiera pasar por ingenua y no comprenda un sarcasmo o un posible chiste subido de tono. De igual manera, resulta aburridora una mujer que no se le ocurra nada diferente entre las sábanas o que en general no marque la diferencia en comparación con otras mujeres.

9.    Que sea muy criticona: si una mujer no tiene más tema de conversación que la crítica destructiva hacia personas, lugares y situaciones, terminará siendo tediosa. Es verdad que todos reímos en complicidad de las cosas de los demás, pero llegar al exceso de construir la seguridad personal en la burla es completamente vacío y falso.

10.    Que sea narcisa: la mujer que muestra el amor por sí misma hablando de su última adquisición de ropa, del peinado que se va a hacer, de cómo sufre porque los compañeros de trabajo no hacen lo que ella quiere, va a generar fastidio. Aunque suene obvio, una relación de pareja se constituye por dos personas, no debe existir un protagonista que se superpone al otro.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.