COMENTARIOS

10 técnicas del PNL sexual: para ser buen amante hay que ir más allá

Revista Fucsia

10 técnicas del PNL sexual: para ser buen amante hay que ir más allá Foto: Thinkstock

¿Qué pasa si creamos una forma especial de tocar, de hablar, de mirar, que invite al placer? Consuelo Martínez, experta en PNL, responde cómo aplicar la Programación Neurolingüística y la Inteligencia Intuitiva en pareja.

En la relación de pareja, una palabra dicha inconscientemente o con convicción puede valer más que mil imágenes. Por ejemplo, la creencia de que “los hombres siempre me dejan” lleva a una experiencia que convierte esa idea en verdad, para que al final los hombres te dejen, te engañen o sólo quieran acostarse y nada más.

En esas palabras que salen del cajón de consejos y propuestas de amor y deseo se hallan esquemas mentales que logran perturbar o mejorar las relaciones de pareja, desde lo más íntimo, sin que conscientemente se repare en ello. La ‘inteligencia intuitiva’ es una manera de interpretar el propósito de la PNL, que se define en lo que describe la sigla: Programación Neurolingüística, la dinámica entre la mente (neuro) y el lenguaje (lingüístico) y cómo la relación entre ambos afecta el cuerpo y el comportamiento (programación). Revista FUCSIA propuso la aplicación de la Programación Neurolingüística en las relaciones de pareja a la mayor experta en el tema, Consuelo Martínez Pineda, entrenadora y directora de Afluencia Quántica–Grupo de PNL.

1. ¿Qué es PNL?

La Programación Nuerolingüística (PNL) es el estudio de la estructura de la experiencia subjetiva, y lo que podemos calcular a partir de ella. Es un modelo de modelo que va más allá de lo evidente, y que nos ayuda a tomar mejores decisiones según nuestros objetivos. Mas es un modelo subjetivo.

2. ¿Y cuál es esa subjetividad?
Nuestras creencias, lo que sabemos y creemos como cierto. La PNL nos lleva a conocer cómo funciona nuestra mente, como nos comunicamos y comportamos. Todo lo que vemos, sentimos y escuchamos está velado por nuestra propia subjetividad.

3. ¿Las técnicas de PNL se pueden aplicar en pareja?

Sí, la PNL nos hace evidentes los recursos que tenemos dentro de nosotros mismos para relacionarnos en cualquier campo incluido, obviamente, la relación de pareja. Cuando nos relacionamos con otros, nos encontramos con dos realidades diferentes, dos estructuras de creencias, conocimiento, información, fisiología y desarrollo diferentes. En las relaciones, ayuda a crear sintonía e instalar mecanismos de estados positivos en nuestra mente, lo que en PNL llamamos ‘anclas’. Nos lleva a enfocarnos en lo que queremos.

4. ¿Esas ‘anclas’ producen estados de placer?
Ancla es una neuro–asociación entre un estado interno intenso (emoción) y un estímulo externo (tocar, ver, escuchar). También el lugar, los aromas, el entorno, los objetos son anclas. Así que si entre los dos crean anclas conscientemente pueden estimular el deseo intenso de estar juntos.

5. ¿O sea, técnicas subliminales con la pareja?

En PNL no utilizamos mensajes subliminales, damos órdenes directas a la mente inconsciente para que empiece a generar los resultados que desea. Mas, sólo tú y nadie más que tú decide cambiar.

6. Entonces, ¿cambian los parámetros de ‘buen sexo’ y de la búsqueda del orgasmo?

Acaso todos los humanos actúan según esos parámetros. ¿Los parámetros son creados por quién? ¿Ha habido alguna ocasión en la que hayas disfrutado intensamente el estar con tu pareja y haya sido más fabuloso que un orgasmo? ¡Seguro que sí! Pero lo que nos hacen creer que “debe ser” nubla estas hermosas vivencias. Nuevamente volvemos a las creencias, y para ello, sería bueno responderse a sí mismo: ¿qué creencias tengo que sean realmente mías? ¿me han sido útiles? ¿Lo que creo ahora de muchos temas me lo he cuestionado?

7. ¿Cómo usar anclas en el juego sexual?
Cuando te sientas extremadamente bien, tanto que tu corazón palpite intensamente y lo estés disfrutando al máximo... en el instante más excitante de la experiencia, ¡di algo en tu mente! Proyecta una imagen en tu mente. Haz algo ahora y tu cerebro creará una conexión, una red neuronal con este estado que será cada vez más placentero. Así que los dos al unísono empezarán a crear mapas mentales que generan total comprensión y un enfoque vital.

8. ¿Cuenta el amor en los mapas mentales de PNL? ¿Hay una técnica para enamorar?
El amor no se tiene, no es una cosa, es un estado que tú creas, que decides vivir. En el cerebro, en la conexión neuronal, cada pensamiento se traduce en un químico que genera emociones. Si tu cerebro está cargado con el ‘químico del amor’, digámoslo así, todo lo que diga esa persona, todo lo que haga es perfecto.

9. ¿Por qué lo que se dice y lo que se desea no fluye a veces en la relación de pareja?

La contradicción aparente sucede porque no nos damos cuenta de lo que el otro nos está diciendo con su cuerpo, así que no escuchamos al cuerpo, el tono de voz, las miradas y los gestos y aunque la información está ahí nos volvemos ciegos.

10. ¿El PNL sería aplicable a las intervenciones de terapia sexual?
Aclaro que no soy experta en terapia sexual. Pero, desde mi perspectiva, creo que gran cantidad de los problemas sexuales entre las parejas son las expectativas creadas por el entorno de lo que debe ser o no debe ser; de lo que sí es satisfactorio o no; de los tabúes, lo malo, lo aceptado, lo no aceptado. Las parejas llegan a la relación llenas de tanta basura que no les permite explorar y preguntarse qué es realmente lo que cada uno desea, qué es lo más importante en la relación, ¿qué te gusta? ¿qué no te gusta?.

Para buenos amantes
Así las cosas, en materia sexual, ese sin aliento de la frase “la vida no se mide por las veces que respiras sino por los momentos en que te quedas sin aliento”, la búsqueda de goce, afecto o del orgasmo puede pasar por periodos de insatisfacción, bloqueo o trauma, que si sólo busca explicaciones en lo exterior, en el cuerpo, no logra ningún sentido ni una respuesta placentera para expresar amor, que es lo fundamental en la relación.

Por supuesto existe una programación mental negativa, sobre todo la impuesta subliminalmente desde el machismo, que presupone que “las mujeres sólo disfrutan sicológicamente de la sexualidad”. Lo cierto es que el orgasmo es parte de un proceso que la mujer aprende, mientras el clímax masculino es más automático y precoz. Y de ahí resulta que haya mujeres que fingen el orgasmo para no desafinar en dúo, o porque llegar al clímax no les resulta tan importante.

Pero, ¿cómo lograr que las expectativas de tener una relación dulce, profunda, con mayor contemplación, contacto y caricia se cumplan en la pareja que queremos? A lo mejor, cambiando, no de pareja, sino de convicciones, reprogramando lo que mentalmente produce las respuestas negativas en la manera como se entablan las relaciones.

De esta forma, quedan trazos de un mapa para aplicar programación neurolingüística en la vida de pareja. Consuelo Martínez le da a la sexualidad una mayor dimensión, que no queda restringida sólo a la genitalidad, sino que pone de manifiesto la importancia que las estructuras mentales tienen en la afectividad, los deseos y las relaciones.

Los buenos amantes, en definitiva, son los que saben que el mapa no es el territorio. Pero sí saben cómo llegar al punto “Usted está aquí”.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.