COMENTARIOS

Carita feliz: cómo mantener contenta a tu pareja

RevistaFucsia.com

Carita feliz: cómo mantener contenta a tu pareja Foto: Thinkstock

¿Buen sexo? ¿Entendimiento? ¿Paciencia? ¿Libertad? ¿Seducción? Todas las anteriores. El ingrediente secreto para que una pareja nunca discuta, no existe, eso jamás sucederá. Pero técnicas para reavivar la pasión, la emoción y no estar como perros y gatos, sí hay muchas.

•    No lo interrogues: Tratarlo todo el tiempo como se tratara de un criminal que tiene algo que esconder, solo demuestra inseguridad y desconfianza de tu parte, el primer paso de novia amorosa a novia desquiciada. Eres su pareja, no su madre, y estar controlando su tiempo y todo lo que hace no hará que seas su confidente, sino que producirá el efecto totalmente contrario.

•    Atrévete: Y hablamos de todo. No siempre ser arriesgadas significa darlo todo en la cama. Los hombres quieren a una mujer segura de sí misma, de sus sentimientos y de su capacidad de amar. Eso los hace sentirse queridos, apreciados y valorados. Un “te amo” no solo se dice a la ligera: se demuestra y se expresa sin temores cuando realmente se siente. Ellos son felices cuando saben que de su lado tienen a una mujer que se arriesga a amarlos sin condiciones ni tapujos feministas.

•    Sexo  y amor: El sexo sí importa, y bastante, sin que tenga que ser una prioridad: la cama tampoco puede convertirse en el sitio donde se resuelven los conflictos. Una conexión física, química sexual, una intimidad sentimental y corporal son los ingredientes principales para que al amor y la atracción se mantengan vivos. No confundas el sexo con mero placer físico. La sexualidad siempre será fundamental para la estabilidad de una pareja, claro está que es diferente en cada etapa de la relación o muchas veces no será tan recurrente y excitante como al principio, pero lo indicado es  buscar maneras de renovar el sexo y no perder la cercanía sexual.

•    Basta de amenazas: Darle un ultimátum cada vez que hay un mal entendido o una discusión, no es una forma adecuada de retenerlo. De hecho, esa no es la idea en una relación. Unas hacen exigencias de más  cuando el tema del compromiso sale a colación, otras para chantajearlos. Nada mejor que hablar como dos amigos, como dos personas que se conocen y que pueden entenderse sin recurrir a artimañas o trucos sucios.

•    El físico no es primordial: Nadie puede negar que a ellos les encanta que te pongas un vestidito sexy, que compres lencería especial para una noche  romántica  o que cuando salgan a una fiesta deslumbres por tu belleza y elegancia. Pero si hay una cosa que les molesta es una mujer preocupada por su aspecto las 24 horas del día. En el cine, en el bus, en el carro, arrunchados en la cama,  en la visita de la sala…cualquier lugar es propicio para permanecer pegada a un espejo y a una caja de polvos. Un hombre es feliz con una pareja que se preocupa por su físico, pero que también tiene otras prioridades en su vida. Una mujer puede ser sexy, inteligente y romper con los clichés de que la cabeza solo les sirve para llevar un pelo lindo. Esa es la pareja que hace feliz a un hombre.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.