COMENTARIOS

¿Sexo en la Oficina?

Fucsia.co

¿Sexo en la Oficina? Pareja besándose en la oficina, foto: Thinkstock

¿Te sorprende estar pasando mucho tiempo en la fotocopiadora, sólo porque su cubículo se encuentra en frente? El sexo con los compañeros de oficina es más común de lo que piensas.


  Aunque este tema siempre ha generado un gran no (por parte de empleadores y empleados), el trabajo es el ‘nuevo bar’ de los solteros hoy en día. Y es de esperarse, teniendo en cuenta que gran parte de nuestra vida trascurre en este espacio. ¿Está mal?, ¿se puede? Aquí algunas conclusiones acerca del tema.

Tener un romance con un compañero de trabajo puede resultar excitante. Y por qué no, cuando tenemos tan poco tiempo para buscar pareja en territorios diferentes a la oficina. Además, puede ser divertido (y fuera de la rutina), intercambiar miradas seductoras en la cafetería y aparentar seriedad y profesionalismo en reuniones de trabajo, cuando ambos están pensando en el increíble sexo que tuvieron la noche anterior (y en el que les espera esta noche).

“Correcto” o “incorrecto”, para muchos este puede ser un interesante escape a la monotonía laboral
. A fin de cuentas, qué puede ser más estimulante que inventar un informe de última hora para tener la excusa de quedarse a trabajar horas extras, sólo para esperar a que todos se vayan y hacerlo sobre el escritorio.

Sin embargo, hay que tener en cuenta otros factores a la hora de dejarse llevar por estas situaciones. No te olvides que debes prepararte para estar junto a él durante más de 50 horas a la semana y probablemente te encontrarás evitando almorzar en el mismo grupo, intercambiando turnos para ir a fumar, o peor aún, encontrarlo coqueteando con una de las nuevas practicantes (y no se te haga extraño que ella tenga menos de 20 años), como empezó a hacerlo contigo hace algunas semanas.

Por eso es importante conocer la posición en la que te encuentras y hacer una movida inteligente si quieres participar en este juego. No querrás arriesgar tu trabajo por una aventura sin futuro.

Fucsia te da algunas recomendaciones al respecto (cuando es inevitable resistirte a la tentación):

1. Escoge tu pareja sabiamente. Si está por encima de ti, no puede “estar encima tuyo”, y si está debajo de ti, no podrás “estar encima de él”. Lo más recomendable es que se encuentren en la misma posición laboral. De lo contrario, hay un mayor riesgo de que algún colega envidioso empiece a sospechar. No desearás que piensen que tu próximo asenso, por el que has luchado durante 3 largos años, tenga que ver con tu desempeño en la cama.

2. Actúa con serenidad. En la oficina, no hagas contacto visual ni físico. Hoy en día muchos lugares de trabajo tienen cámaras de seguridad. Y no hagas caso omiso de los más inteligentes, perceptivos y chismosos; con sólo un vistazo ellos notan si estás embarazada, si tienes problemas económicos, o si tu “cita médica” es en realidad una entrevista para un nuevo trabajo. No des papaya.

3. Suena un poco drástico pero, no confíes en nadie. Hasta tu compañera más cercana, incluso quien te trajo un expreso –y caldo- para “desenguayabarte” en la oficina, después de esa noche en la que te excediste con los martinis, puede ser una olla a presión a la hora de guardar tu pequeño secreto.

4. Niégalo todo. Si fuiste lo suficientemente inteligente como para no usar el correo electrónico interno para escribir mails obscenos y no hay evidencia alguna ante las cámaras de seguridad, nadie puede estar seguro que ustedes dos están teniendo un romance. Enfócate en ser excelente en tu trabajo y así evita cualquier inconveniente.

5. Por último averigua cual es la política de Recursos Humanos acerca de este tema. Hoy en día muchas empresas justifican este tipo de relaciones en el trabajo, pues han demostrado incrementar la felicidad de los mismos, y por ende la productividad.

Después de todo, existe la posibilidad de que el amor de nuestra vida sólo se encuentre a dos computadores de distancia. Según una encuesta mencionada en el libro “Office Mate”, de las autoras Stephanie Losee y Helen Olen, un 50% de las personas encuestadas admitieron haber salido con compañeros de la oficina, y un tercio de estos romances terminaron en matrimonio.

No es gratuito que en series como “The Office”, personajes como Jim y Pam terminen juntos por el resto de sus vidas.
Es muy probable que esa amistad que has construido durante años en la oficina evolucione hacia algo más. Después de todo, esa persona te conoce como nadie. Ahora, aprovecha que se han encontrado y sal en una cita en el mundo real.
 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.