COMENTARIOS

20 Cosas que debes tener en cuenta para superar una ruptura

Fucsia.co

20 Cosas que debes tener en cuenta para superar una ruptura Cómo superar una ruptura en 20 consejos.

Reunimos los mejores consejos para sanar un corazón roto.

Ese estereotipo de "mujeres comiendo helado en la cama llorando después de una ruptura" está out (y siendo honestas es un poco sexista). De hecho, no hay mejor momento que después de una ruptura para darle una renovación total a tu vida. Pero primero: a sanar ese corazón roto. 

1. Volverás a amar/a salir en citas/a tener sexo, eventualmente. Parece casi imposible en este momento, pero con el tiempo las mariposas volverán.

2. Apóyate en tus amigas, pero no para siempre. Un corazón roto sana a su debido tiempo y nadie puede controlarlo. Por eso, cuentas con un tiempo para depender de tus amigas, pero luego debes ponerte otra vez de pie. Claro, ellas podrán estar ahí para apoyarte, traerte helado, y hasta para quemar sus cartas y fotografías cuando estés preparada, pero si un tiempo después tu ex aún domina cada conversación que tienes es hora de ponerle un alto. No estamos diciendo que no puedas desahogarte, pero tal vez hablar solo con tus amigas no sea suficiente para curar tus heridas y puedas empezar a considerar hablar a oídos de alguien más experto y profesional.

3. No hay un límite de tiempo para superar a alguien. Todas tenemos esa amiga que nos exige recuperarnos porque ya ha pasado “X” cantidad de tiempo, y tal vez a ella y su corazón de hielo pueda servirle. Pero realmente si te afanas puede ser peor, deja que tu tristeza y corazón roto convivan, respira, y tómate tu tiempo.

4. Además, es saludable. Cualquiera que lo niegue ha olvidado por completo lo que es romper con alguien.

5. Está bien odiar a tu ex por un minuto, pero trata de no aferrarte a esa rabia para siempre. Negar cómo te sientes en el momento es inútil: si te fueron infieles o te hicieron daño es normal que provoquen este tipo de respuesta emocional. Solo trata de sanar y soltar esos sentimientos negativos.

6. Es increíblemente fácil mentirte a ti misma varias veces acerca de haberlo superado, pero si te lo sigues repitiendo a ti misma, una y otra vez, lo más probable es que aún no estás del todo ahí. También conocido como "Estoy perfectamente bien, ahora podemos ser amigos, cuentame de ti, de ti y de tu novia, quiero saberlo todo, cuéntame de ella, tu novia, tu nueva n-o-v-i-a, ¿es ella? Wow, es muy guapa, ¿está haciendo calor? siento que está haciendo calor, uf, estoy sudando…”. ¿Sabes a lo que nos referimos? Sí, la actitud positiva es clave, pero pilas, no juegues con tus sentimientos.

7. Unfollow. A veces es necesario cortar todos los lazos sociales y de redes sociales con la persona (al menos por un tiempo) para poder seguir adelante. Si te preocupa que el piense que “aún le importas” (o lo que sea, pff whatever, ¿a mí?: vuelve al punto 6), créelo, lo mejor es evitar la tentación de stalkearlo.

Hablando de eso:

8. Estar pendiente de cada uno de sus movimientos, incluso solo de vez en cuando, hace que sea más difícil superarlo. Hazte un favor, y ahorrate ver esa foto suya con esa camisa que le regalaste en la que se ve tan guapo, cargando un bebé, que adorable... ¿Alguien tiene licor?

9. No es tu culpa. Deja de pensar que no eras lo suficientemente buena para él, de ninguna manera. No existe tal cosa. Eso es falso

Y no nos odies, pero:

10. A veces tampoco es culpa de él. En el momento en que entiendas que la ruptura no es blanco y negro (uno de ustedes fue un estúpido, y el otro es una princesa) sino que también hay motivos en gris, será un buen comienzo, aunque inicialmente esto puede ser demasiado doloroso para procesar.

11. Un tequila, dos tequilas, tres tequilas, ¿enviar? ¡No!, olvídate de establecer comunicación con él tras haber tomado. Y no, no basta con solo eliminar su número, pues es probable que lo hayas memorizado (sí, ahí en ese espacio de tu memoria, al lado de la letra de la canción ‘Aserejé’ que se ilumina tras unos tragos de más) en cuyo caso lo mejor que puedes hacer es darle tu teléfono a tu amiga (la responsable) cada vez que te emborrachas. Desafortunadamente, es posible que tengas que aprender esto de la manera difícil: abrir los ojos y ver que te ha respondido al otro día “¿estás bien?”, con eso seguro bastara.

12. La mayoría de las veces, el “cierre” es un mito. Probablemente no tengas ese momento perfecto del último adiós, mágico y romántico que ves en las películas. No permitas que Hollywood te engañe y haga creer que tras la ruptura necesitas continuar comunicándote con esta persona. Si no fue, no fue.

13. No te enojes con su nueva novia. Lo cierto es que odiarla sería “Mean Girl-ish” y mal karma. Si algo, permítete dos segundos para pensar que su pelo es un poco plano, o que su maquillaje no le conviene, pero criticar a otra mujer nunca está bien (y si piensas lo contrario tal vez te sirva esta lección de Jennifer Lawrence).

14. Reconocelo y respira: si pasaste la mayor parte del tiempo molesta, nerviosa o desconfiando de tu pareja lo mejor es que hayan terminado. La gente debería felicitarte por haber salido de una mala relación, y tu en realidad, deberías sentirte algo aliviada. ¡A celebrar!, o algo parecido. (¿“Me divorcio y estas cordialmente invitada”?)

15. El horrible y desgarrador proceso de sanar un corazón roto sacará tu #GirlPower interior. Te darás cuenta de lo que quieres y de lo que definitivamente no quieres en tu próxima relación.

16. Tu valor y felicidad no empieza ni termina con él. Eres quien eres gracias a ti, y nada ni nadie puede quitarte eso. 

17. Y él no es tan increíble e inolvidable como crees que es.

18. A veces no pueden seguir siendo amigos, y eso está bien. Ni que fueras el Dalai Lama.  Además, no poder hablar sobre la dieta paleo con alguien que has visto sin ropa no te convierte en una persona mezquina e inmadura.

19. Convertir las emociones de la ruptura en un impulso positivo (por ejemplo, hacer ejercicio, trabajar en ese proyecto o oportunidad extra, organizar tu closet) es mucho mejor a largo plazo, en lugar de un impulso negativo (beber, fumar, quedarse metida en la cama hasta no saber ni qué día es).

20. Si no funcionó es porque algo no estaba bien. Y como dirían nuestras abuelas, “lo que es para uno, es para uno”. Esta es la lección más importante, porque te ayudará a avanzar y encontrar al chico ideal para ti.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.