COMENTARIOS

Las cuatro personalidades masculinas más insoportables

Fucsia.co

Las cuatro personalidades masculinas más insoportables ©Ingimage

En su libro ‘Guía práctica para vivir en el infierno’ el médico y psicoterapeuta Leonardo Amaya, menciona los rasgos de las personalidades de los hombres que espantan a las mujeres. Identifícalas.

1. El hombre misterio. Más conocido como el “hombre típico”. Se caracteriza por su “tendencia a evitar el diálogo y prefiere ir a la acción sin mucha planeación”. Esta es una de sus debilidades, ya que, gracias a su impulsividad, suele hacer cosas de las cuales se arrepiente, lo que termina deteriorando la relación.

2. El hombre de la calle. “Como el cerebro de los hombres está menos orientado hacia dialogar extensamente sobre nociones relacionales y afectivas muy elaboradas, preferimos irnos”, asegura Amaya. ¿Cómo? Cualquier excusa es válida para emprender la huida y evitar enfrentar una situación que los ponga en apuros.

3. El rey del drama. Aunque este término se asocia particularmente a las mujeres, los hombres no se escapan de esta categoría. En este tipo de personajes, la reacción de drama es, normalmente, iracunda.

Después de explotar emocionalmente, este hombre intenta controlar sus emociones acudiendo a sus amigos, preferiblemente, en un encuentro en torno al alcohol. El tema de conversación, sin duda, será aquella “mala mujer” que le causó el enfado. Asunto que se cerrará aquella noche y hasta la próxima pelea, pues esto no significa que terminará su relación afectiva.

4. El hombre del laberinto. “Este es el personaje que tiene claro que la relación no funciona y se demora en terminar”. Es posible identificarlo fácilmente, ya que con frecuencia se demora en terminar relaciones que no funcionan y, antes de cortar con alguien pasa por un periodo “agónico, de dos meses, con “todos los componentes de la tragedia griega”.

En repetidas ocasiones, se ha comprometido con relaciones que desde el comienzo, él tiene claro que no van a funcionar, y, a pesar de eso, continúa por no perder su comodidad.

La dependencia emocional es una de sus falencias; pues, además de tener un temor absoluto a estar solo, le da pereza "volver al ruedo" del mercado emocional y todo lo que este implica.

Quizás te interese: 'Los 7 rasgos femeninos que espantan a los hombres'

“Yo lo voy a cambiar”

Según Amaya, cambiar a una persona “cuesta muchísimo trabajo y una notable inversión en negociación”. En ese orden de ideas, el primer paso para lograrlo es convencerla de que a él, como persona, le conviene cambiar, pero esto también es un proceso lento y complejo. “Si decides continuar con la persona con la que estás, es porque sabes que el cambio es un proceso largo y que, por tanto, tendrás que sostener la relación como está”, agrega. Si no se es feliz así, lo mejor es cambiar de lugar.

Lee también: ¿Puede cambiar un hombre perro?
 
Por otro lado, el psicológo, Walter Riso, asegura que “si no se ama la totalidad de la pareja, no se ama nada”, pues una relación se trata de aceptar al otro con sus cualidades y debilidades, mas no intentar que se ajuste a sí mismo.

Lee también: 'Amar es aceptar al otro tal y como es aconseja Walter Riso'

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.