COMENTARIOS

10 puntos infalibles de placer para el hombre

Fucsia.co

10 puntos infalibles de placer para el hombre Diez puntos de placer para el hombre, foto: Thinkstock

Sorpréndelo con estos truquitos que lo harán experimentar un mayor placer que si vas "directo al grano" cuando van a tener sexo.

 
Suele pensarse que la única zona erótica masculina está en los genitales, pero no es así.

Las sensaciones que se despiertan al estimular los genitales responden a la gran cantidad de terminaciones nerviosas que hay en ellos, pero no es el único lugar con este tipo de células sensibles.
 
La sensibilidad de los seres humanos tiene que ver con las terminaciones nerviosas, presentes en la piel, que sirven a manera de receptores sensoriales que proporcionan información al cerebro relacionada con la presión y la textura. De esta cualidad de los mamíferos puedes aprovechar para dar completo placer a tu hombre.



Cada terminación nerviosa cuenta con una célula de Merkel. Las células de Merkel son las encargadas de transmitir las sensaciones a las neuronas, surgen en las capas superficiales de la piel y se encuentran principalmente debajo de la cresta de la punta de los dedos, constituyendo las huellas dactilares; esto quiere decir que la yema de los dedos es la parte del cuerpo con más sensibilidad. Las células de Merkel también se encuentran en la piel con pelo y sin pelo, en el ano, en los pezones.

¿Tienes claros todos los tipos de orgasmo que puede tener una mujer y cómo conseguir cada uno? Si no es el caso, más te vale que leas ya este artículo para que no te quede ninguna duda.



Tomando en cuenta esta condición fisiológica, los puntos erógenos masculinos no vienen al azar, sino que corresponden con la acumulación de terminaciones nerviosas y experimentan una sensibilidad especial. Para realizar estas prácticas sexuales, siempre mantén tu boca y labios húmedos sin llegar a babear, procura gastar suficiente tiempo en cada punto para excitarlo aún más y recuerda que tienes tres herramientas simultáneas: dos manos y una boca, para consentirlo como se merece.

Genitales
Son el centro erógeno del cuerpo humano, para estimular el deseo sexual de tu hombre debes dedicar gran parte de tu energía en ello, pero puedes combinar con otros puntos igualmente interesantes, que posiblemente él desconozca y lo hagan gozar de inmediato.

Cabello
El cuero cabelludo contiene una gran cantidad de terminaciones nerviosas, por eso es ideal estimularlo antes o después de la relación sexual utilizando todos los dedos, sobre todo los pulgares, y completando el masaje en las sienes y la frente.



Orejas
La sensibilidad de las orejas reposa en dos puntos principalmente, detrás de la oreja y en el lóbulo. Introduce la punta de tu lengua en la oreja de tu pareja y traza círculos pequeños, lame también el lóbulo y apriétalo suavemente entre tus labios. Aprovecha también para dejarlo oír tu respiración agitada o para decirle cosas en secreto, ello acrecienta la excitación.

Si quieres subirle la temperatura al sexo, te recomendamos que intentes alguna de estas ideas kinky que seguro te darán nuevas luces, placer y experiencias.



Ojos
Los párpados son bastante sensibles, entre más delicado sea el órgano externo, más sensible será la piel que le rodea; besar los párpados o acariciarlos suavemente activará de inmediato el instinto sexual.



Boca
En los labios se encuentra una buena parte de las terminaciones nerviosas porque es la entrada principal al cuerpo, es una zona ultra sensible, por eso los besos y lamidos son fundamentales para despertar el deseo sexual. Pero no se trata sólo de besar, el tipo de beso indicará de qué se trata el paso a seguir. Unos labios siempre húmedos, una lengua juguetona y un roce entre labios describirá la antesala para una mayor diversión más adelante.

Así como hay cosas que les encantan, hay cosas que no soportan en el sexo. Tranquila, te las dejamos todas aquí mismo para que nunca te lleves un chasco.



Cuello
Otro punto lleno de células de Merkel es el cuello, esto se debe a que protege las arterias. Besos suaves o lamer el cuello después de un beso y durante el acto sexual potencializarán la excitación, por ejemplo si están haciendo una pose que a ti te encanta y a él no tanto. Dale besitos por todo el cuello, incluso detrás de las orejas. Puedes aprovechar también para morder sus hombros, las marcas en el cuello después de cierta edad no quedan bien.



Espalda
En el centro de la espalda hay muchas terminaciones nerviosas porque la piel necesita sensibilidad para proteger la espina dorsal. Es muy fácil excitar a tu hombre empezando por la espalda utilizando tu lengua, por ejemplo, empezando desde el cuello y terminando en la cola. Si tu hombre está dormido, puedes despertarlo con besos en la espalda y el cuello o rozando sus pezones con suavidad. Despertar feliz y erección segura.

Si le quieres meter un extra picante a tu relación, ten en cuenta este top 10 experiencias más hot para vivir en parejaNo dudamos que te dan ganas de animarte.



Pecho
Aunque los hombres reaccionan con menor intensidad a la estimulación en el pecho, debes saber que en las axilas y en la piel de alrededor (parte interna de los brazos), así como en los pezones masculinos, encontrarás bastantes terminaciones nerviosas. A muchos hombres les encanta que les laman o acaricien los pezones, también puedes succionarlos o apretarlos entre tus labios. Otra opción es lamer alguna parte de su pecho y soplar encima de la parte húmeda, alternar entre frío y calor es muy excitante. No pases estas dos áreas por alto si estás besando todo su cuerpo.



Piernas
La parte anterior de las piernas, así como las ingles y la piel abajo del ombligo es muy sensible. Si quieres realizar un blow job, puedes preparar la zona besando, lamiendo y succionando el círculo que rodea los genitales (zona bajo el ombligo y muslos), eso lo excitará aún más.

Que no se te olvide la cola, a muchos hombres les encanta que los agarren duro de las nalgas durante el sexo, o que se las muerdan, o que se las acaricien mientras reciben un beso negro. Experimenta con esta zona para descubrir qué es lo que más le gusta a tu hombre. Recuerda que el ano está repleto de terminaciones nerviosas, si lo tratas adecuadamente tal vez descubras que a tu pareja le encanta que lo consientan allí también.

Manos y pies
Gran sensibilidad se aloja en estas dos partes del cuerpo. Masajear sus pies puede proporcionar gran placer y relajación. Lamer la palma de su mano dibujando círculos con la lengua produce sensaciones poco comunes y muy satisfactorias. También puedes introducir uno de sus dedos en tu boca, esta práctica envía estímulos sexuales de inmediato.

¿Tienes claras Las 14 Reglas del Buen Sexo que toda mujer debe conocer?



Si  esto te gustó y quieres seguir leyendo sobre temas similares no te pierdas todo nuestro arsenal de artículos sobre sexo que seguro más de una idea te darán.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.