COMENTARIOS

Día de San Valentín… Sí, sola, ¿y?

RevistaFucsia.com

Día de San Valentín… Sí, sola, ¿y? San Valentín, foto: Thinkstock

Otro año sola, otro Día de San Valentín en frente del televisor con el teléfono en la mano. No suena. Bueno, no importa, no necesitas a nadie… Asrael (tu gato) duerme plácidamente a tus pies, ¿Qué más se puede pedir?

Estos juegos mentales nunca te han funcionado y lo sabes. Te despiertas a las 3 de la mañana con un frio glacial y con el viento haciendo mover las cortinas como en una película de terror. Al parecer Asrael sí tenía un San Valentín que no eras tú (Agatha, la vecina siamés) y ha desaparecido por la ventana. Inicias una batalla de puños contra tu almohada y te quedas dormida llorando. Igual que el año pasado.

Te sorprenderá saber que al igual que tú, muchas mujeres (y hombres) están solos, pero está en ti hacer de esta fecha una ocasión para divertirse. ¿Quién dijo que el Día de San Valentín es sólo para parejas? RevistaFucsia.com te da algunas sugerencias de cómo puedes pasar este día y gozar como nunca.

Empieza por pensar positivo
Lo primero que necesitas para ser feliz en este día es asumir una actitud positiva. Deja de sentirte miserable por no tener pareja y piensa en todos esos solteros disponibles que andan por ahí como tú. Agradece que tienes la posibilidad de conocer a alguien nuevo (y sentir nuevamente mariposas).

Muchas parejas ni siquiera celebran este día porque dan por sentado que se tienen el uno al otro y han perdido el interés en lo romántico. Alégrate, ve a tu café preferido a leer tu novela favorita. Puede que te lleves una sorpresa y no regreses sola a casa. Eso sí, arréglate como si fueras para una cita.

Sólo porque seas soltera no significa que estés sola
Reúne tus amigas solteras, arréglense juntas, intercambien vestidos (vístanse de rojo), maquillaje, zapatos, etc. Vayan a un restaurante, a karaoke, a jugar bolos, o a tu bar preferido. Te darás cuenta que para tener un Día de San Valentín increíble ningún hombre es necesario.

Consiéntete. Usa este día para consentirte y mimarte
Aprovecha que no tienes un novio al que debes comprarle un regalo y regálate ese collar que tanto te gusta, ese libro de diseño que quieres poner en la sala, un ramo de flores o simplemente pide a domicilio tu comida favorita. También puedes consentirte visitando un spa o destinando un día de belleza, de pies a cabeza, en tu peluquería.

Saca tus libros de cocina, ponte el delantal y prepara un plato sofisticado

Cocinar es terapéutico. Te sorprenderá ver cómo pasa el tiempo de rápido, sin que te des cuenta de que estás sola. Puedes invitar a tus mejores amigos o incluso a tus papás. Después de todo, harás que se sientan orgullosos de ti.
Es imposible que no te sientas bien después de sacar del horno un soufflé en el punto perfecto. Te servirá para darte cuenta que puedes cocinar una cena perfecta. Además, no sabes si en el próximo Día de San Valentín tengas que cocinar otra vez, pero para dos.

Haz algo por alguien
Puede ser alguien que quieras o alguien que no conozcas pero que te necesita. Cómprale un ramo de rosas a tu mejor amiga que rompió con su novio hace 15 días, préstale tu mejor vestido y ayuda a arreglarla. Hazla reír y llévala a una noche de martinis (y chocolates).
También puedes hacer algo por alguien que no conoces. Por ejemplo, puedes comprar algunos juguetes (desde los más sencillos, no tienen que ser costosos) y visitar un hospital público para regalar a los niños enfermos. Ver esas caritas de felicidad no tendrá precio. Al fin y al cabo este día se trata de dar y de hacer feliz a los demás.

Organízate
Aprovecha este día para organizar tu habitación, o remodelar tu casa. Pinta tu sala de otro color, cambia los muebles de lugar (guíate por el Feng Shui), saca lo que no necesites. También revisa tu agenda y sal de las tareas que llevas posponiendo desde hace meses. Puede parecer aburrido para celebrar el Día de San Valentín, pero sentirás que te has quitado un peso de encima.
No sólo no te tomará todo el día, sino que irás a la cama exhausta después de tanto trabajo, pero feliz. Estarás ‘estrenando’ casa y podrás tomarte la tarde del lunes, puesto que habrás adelantado ese informe que debes entregar el martes a primera hora.

Haz una fiesta de solteros
Convoca a tus amigos solteros más fiesteros y prepara una fiesta. Puedes ser de disfraces. Invéntate un coctel. Haz shots de gelatina (con tequila) Busca tu música preferida. Contraten mariachis entre todos. Seguramente van a pasar mucho mejor que tus amigos casados en una cena romántica. Además, no sabes si el amigo soltero que llevó una de tus amigas como invitado vaya a ser tu próxima pareja.

Expresa gratitud por los seres queridos
Compra (o hazlas tu misma) tarjetas de amistad y repártelas en las casas de tus amigos y seres queridos, recordándoles cuanto los quieres. Te sorprenderá ver cómo puedes hacerlos felices (muchos también están solos en este día).
Es una oportunidad para agradecerle a la vida y para renovar viejas amistades. Carga tu iPod con nueva música, ponte los tenis y ve a cada casa, caminando (o en bicicleta, si tienes). No sólo haces algo bueno por los demás, también por ti. Tu cuerpo te agradecerá un día entero de ejercicio.

Enfócate en una relación futura

Los solteros pueden pensar en un plan para una relación futura, sana y duradera. Por eso empieza por hacer una lista de lo que puedes hacer para mejorar tu personalidad. Recuerda que para que te quieran debes quererte a ti misma.
Trata de desarrollar un programa de trabajo marcado por una actitud más sana y positiva hacia la vida. Haz una rutina de ejercicio, hazte tratamientos de belleza todos los días (hay mascarillas caseras para la cara, los pies, las manos, el pelo que no son costosas y son fáciles de hacer. En la sección de belleza de fucsia.com te damos consejos todos los días). También ponte la disciplina de leer un libro cada semana. Duerme bien. Aliméntate sanamente. Mímate y cuídate.
Tu energía va a renovarse y en menos de lo que creas, tendrás a esa persona que te gusta a tus pies.








También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.