COMENTARIOS

Hormonas Tramposas Foto: Archivo Fucsia

El fenómeno del desarrollo precoz en algunos niños hace que la sociedad los saque de la casa de muñecas para tratarlos como adultos y que afronten la vida tal cual, antes de tiempo.

Para nadie es un secreto que hoy en día ha disminuido la edad en que se desarrollan los niños. Endocrinólogos europeos han establecido que en este continente a principios de1900 la primera menstruación de las niñas se presentaba alrededor de los 15 años, mientras que para el año 2000 la edad promedio era de 12 años.

Según los pediatras, el proceso normal de la pubertad indica que los cambios físicos deben presentarse en la niñas a partir de los 9 ó 10años y en los niños a partir de los10 u 11 y puede durar entre dos y cinco años. Sin embargo, son cada vez más comunes las consultas de padres que llevan a sus niños al médico con síntomas de pubertad precoz.

Las causas de este fenómeno aún son desconocidas, pero algunos expertos creen que podría estar relacionado con los cambios alimenticios que contribuyen a que los niños hoy en día estén listos “antes de tiempo” para iniciar la pubertad, que si bien es un hecho importante a nivel físico, lo es también a nivel emocional.

Suzanne Ryan es una pediatra que ha dedicado varios años a estudiar este fenómeno, y ha encontrado una diferencia muy interesante entre los varones y las niñas. Según Ryan, cuando los varones se desarrollan de manera precoz, suelen convertirse en los ‘líderes’ de sus demás amigos y pueden ser un poco agresivos porque saben que intimidan físicamente a los demás por el aumento de estatura y masa muscular. 

Por su parte, las niñas buscan integrarse con grupos de más edad para no sentirse ‘fuera de lugar’ y comienzan a adoptar comportamientos de niñas mayores; piden que les compren ropa interior, se maquillan y se sienten ‘grandes’, pero en el fondo, siguen teniendo una personalidad infantil.

Esta entrada prematura a la pubertad puede llevarlos a caer fácilmente en situaciones de riesgo como el abuso de sustancias tóxicas (cigarrillo, alcohol, drogas) y la búsqueda de experiencias sexuales, cuando aún no cuentan con la responsabilidad suficiente para afrontarlas. 

Según un estudio reciente del Centro para la Salud Adolescente Murdoch’s Children Research, en Melbourne, Australia, los niños que tienen una pubertad precoz cuentan con una ventana de oportunidades de experimentación más amplia ya que entérminos de edad los padres generalmente ignoran que suhijo pueda estar expuesto a semejantes circunstancias;“¡por favor, si sólo tiene 10 años!”,suelen decir.

Hace algunas semanas, varios periódicos del mundo registraron entre sus principales noticias la historia de una niña colombiana, quien con apenas 8 años, había llegado a un centro de salud con 32 semanas de embarazo. Los periodistas locales se dedicaron a investigar los hechos porque al parecer un vecino del barrio había abusado de la niña. 

Al cabo de un par de días, se estableció que la edad de la menor sería de 10 ó 12 años. Al finalizar la semana se dijo que podría llegar a tener 14 y el vecino violador resultó ser el novio oficial, dispuesto a responder por la niña y su bebé en camino. 

En ese momento para los medios y la opinión pública en general, el caso perdió importancia, pues al parecer todos veían como ‘normal’ la maternidad a los 14 años, como si hubiéramos regresado a la Edad Media. Pero ahora, cuando la ciencia se empeña en hacernos eternos, ¿cuáles serán las consecuencias para quienes sea cuestan como niños y se despiertan siendo adultos?

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.