COMENTARIOS

¿Qué significa ser heteroflexible?

Luisa Torres

¿Qué significa ser heteroflexible? Foto: Ingimage

A pesar de sus aventuras dentro del clóset, no se consideran bi o gays. ¿Cómo logran estabilizar sus relaciones con personas del sexo opuesto y la tentación de experimentar?

El Diario del Huila publicó recientemente un articulo sobre esta nueva identidad: Los Heteroflexibles (también conocidos como bicuriosos) en donde exponen que estas personas aseguran ser heterosexuales comunes y corrientes, con esposas, hijos, compromisos y obligaciones en el hogar, pero esporádicamente tienen encuentros sexuales con personas de su mismo sexo a escondidas de sus parejas.

Estos encuentros sexuales los viven sin obligaciones ni vínculos emocionales, el fin es una aventura sexual sin compromiso. De acuerdo con el profesor Ritch Savin-William, la mayoría de personas que realizan esta práctica son varones, existen pocas mujeres con esta variación sexual.

Según un artículo del New York Times escrito por Lisa Diamod en el 2005, “Las razones por las que una persona tiende a la heteroflexibilidad, varían en el origen social del comportamiento, tales como el cambio de la perspectiva sobre lo bisexual o la “socialización de la fantasía masculina intrusa” en la que se invita a un hombre en una relación lesbiana como tercera pareja.”

Según explican, ellos niegan ser gays reprimidos o bisexuales, su práctica es conducida por fantasías privadas que realizan “dentro del clóset”. Muchas personas podrían ver esto como una excusa, pero ellos argumentan que se basa en la curiosidad, lo que lo hace diferente a un hombre gay, que lo vive como una necesidad. Al solo tener relaciones sexuales esporádicas muchos se consideran más bien heterosexuales con urgencias homosexuales.  

Está claro que los heteroflexibles no quieren ser etiquetados como bisexuales, ya que estos últimos desean a ambos sexos por igual y sus relaciones no son  ocultas, de hecho los bisexuales se enamoran de sus parejas mientras que los heteroflexibles no. Además cuando los bisexuales tienen relaciones sexuales, ellos pueden penetrar o ser penetrados, besar, hacer sexo oral entre otras practicas,  mientras que a los bicuriosos  sólo les llama la atención penetrar: no practican el sexo oral (sólo dejan que se los hagan) y nunca besan a otro hombre. Mejor dicho, sus encuentros son meramente genitales con penetración.

Muchas personas pensarán que esta identidad puede ser una nueva tendencia o moda en este siglo, sin embargo Alfred Kinsey , psicólogo estadounidense, ya había descrito estas manifestaciones heteroflexibles en el año 1948 en su libro “Comportamiento sexual del hombre” y aunque no determinó  una categoría como tal, si comentó sobre “grados” de la práctica.  

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.