COMENTARIOS

¿Por qué nos insultamos tanto entre mujeres?

¿Por qué nos insultamos tanto entre mujeres?

Hasta 6.500 personas recibieron 10.000 tuits ofensivos en un periodo de tres semanas, según un estudio británico.

Casi el 50 por ciento del acoso que reciben las mujeres en Twitter viene de otras mujeres. Así lo concluyó un estudio de la firma británica Demos. 

En la investigación, la firma rastreó los tuits producidos en Reino Unido del 23 de abril hasta el 15 de mayo de 2016 con palabras ofensivas para las mujeres . Los resultados concluyen que hasta 6.500 personas recibieron alrededor de 10.000 mensajes misóginos. Un 50 por ciento  de los comentarios misóginos publicados en la red social vienen de perfiles femeninos. 

Mira también: 5 razones por las que las mujeres ya no quieren tener hijos. 

¿Por qué somos tan duras entre nosotras? Estudios han demostrado que las mujeres somos más rápidas para tener prejuicios negativos y menos propensas para ser amigas de alguien que podría ser nuestro rival sexual, según escribe la revista Lone Wolf. 

"Entramos en competencia entre nosotras mismas. Vemos la atención masculina como la única razón de nuestra existencia y competimos con otras mujeres por nuestra propia autoestima, porque la vemos como un recurso preciado y limitado. Así que cuando vemos a una mujer bonita, nos sentimos mal sobre nosotras", dijo en su charla TED la profesora Caroline Heldman. 

Mira también: 15 libros de 15 mujeres exitosas.

Las mujeres somos más sensibles que los hombres a la exclusión social y cuando nos sentimos amenazadas por la perspectiva de no ser tenidas en cuenta, nuestra respuesta natural es excluir a esa tercera persona, según concluyó un estudio de 2011. 

La otra explicación es que vivimos en una cultura que nos ha hecho odiar a las mujeres. "Lo peor que puedes decirle a un hombre es que es femenino. Ser mujer es el insulto por excelencia", escribe la autora Jessica Valenti.  

Mira también: "me esterilicé a los 30 años, preferí viajar por el mundo que tener hijos".

"En nuestra sociedad, todos odian a las mujeres y su apariencia. Nos enseñan desde muy temprana edad a juzgar a las mujeres por cómo se ven y no por quienes son", declara Kate Farrar, de la American Association of University Women (AAUW). 

Ahora que conocemos el problema: ¿Cuál es la solución? Dejar de juzgar a otras mujeres tanto por su apariencia, como por las decisiones que toman con su cuerpo. ¿Te animas?  

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.