COMENTARIOS

Dispareunia, cuando tener sexo duele

Cindy Morales

Dispareunia, cuando tener sexo duele Foto: Ingimage

¿Qué pasaría si un día el placer del sexo se convirtiera en una tortura crónica? La dispareunia es una disfunción sexual que afecta a hombres y mujeres, y que ocasiona un dolor intenso durante la penetración.

¿Qué pasaría si un día tener sexo doliera? ¿Si la penetración se convirtiera más en una tortura que en el placer que es?

La dispareunia es precisamente eso, una disfunción o problema sexual que puede ocurrirle a hombres y mujeres y cuya característica principal es que "durante las relaciones coitales, es decir de penetración, ocurre un dolor crónico y permanente debido a causas físicas o psicológicas", según Nereyda Lacera , médica sexóloga de Profamilia. (Lea también Cinco enfermedades que previene la masturbación).


Algunos estudios afirman que entre el 10 y el 40% de las mujeres pueden sufrir dispareunia. Foto: Ingimage

Aunque no se pueden precisar las cifras de personas que padecen esta disfunción –algunos estudios aseguran que puede llegar a ser de 40%- el número suele ser elevado, especialmente en las mujeres por diversos factores como la menopausia, los partos difíciles, entre otros.

El acto sexual, tal como lo conocemos, es para muchos de estos pacientes, un camino de dolor, sufrimiento y fracaso, por lo que muchos optan por eliminarlo completamente, afectando por supuesto su autoestima, relaciones interpersonales, etc. (Lea también ¿Eres un anoréxico sexual?)

Una relación sexual NO duele

Según la doctora Lacera, lo primero que debe pasar por la cabeza de alguien sexualmente activo es que las relaciones sexuales están íntimamente ligadas con la búsqueda del placer por lo que "nada tiene por qué doler en una relación sexual. Ninguna persona tiene que sufrir durante ese acto", afirma.

Lacera añade que este mensaje debe estar enfocado principalmente en las mujeres porque por cultura, siempre han tenido restricciones y tabúes alrededor del sexo. 

Lo primero que debe hacerse en un caso de dispareunia o de disfunciones sexuales es descartar las causas físicas. En este caso pueden ser:

Mujeres:
 
-    Problemas genitourinarias (es decir en los genitales o vías urinarias)
-    Infecciones vaginales
-    Procesos alérgicos
-    Irritaciones por duchas vaginales
-    Infecciones crónicas por uso de toallas higiénicas, falta de limpieza u otros
-    Anomalías en los órganos genitales y el útero

En los hombres:

-    Anomalías en órganos genitales de hombres
-    Infecciones o enfermedades (pueden ser de transmisión sexual)


Foto: Ingimage

Es importante decir que en todo caso la dispareunia se puede curar. Si se padece alguna de las causas físicas, éstas pueden resolverse con tratamientos médicos. Sin embargo, si la causa es psicológica o emocional, el proceso deberá incluir terapia sexual. (Lea también 8 mitos sexuales para dejar en el olvido)

Fuentes emocionales

"Las causas psicológicas pueden estar relacionadas sobre todo con miedos, inseguridades, tabúes o sentimientos de culpa que hacen que los pacientes se bloqueen ante el placer sexual. En el caso de las mujeres lo que sucede es que contraen de manera inconsciente e involuntaria los musculos alrededor de la vagina. La mujer siente dolor y eso la inhibe en la siguiente relación sexual", afirma Lacera.

Hay otros temas más profundos que pueden hacer que una mujer sufra de esta disfunción y que la causa sea meramente emocional. Por ejemplo, malas experiencias en la cama, violaciones o extrema vergüenza.

"A las mujeres se les inculca menos la vida sexual y viven con más vergüenza ese tema. Son condicionamientos morales o culturales que le ha hecho mucho daño a la mujer y menos a las hombres. Muchas viven pensando más en culpa y pecado porque fuimos educadas en el concepto de que el sexo era malo y vergonzoso", afirma Lacera.

Esto no contradice para nada la realidad sobre la exploración sexual de la mujer, que aun cuando es más libre que en épocas anteriores, sigue teniendo un peso y una calificación social. (Lea también La realidad de los tríos sexuales)

La terapia sexual incluye:

-    Proceso individual de psicoterapia para bajar la ansiedad y perder el miedo
-    Resolución de temas a nivel de educación sexual
-    Uso de consoladores y vibradores para perder el miedo a la penetración
-    Acompañamiento de la pareja


Foto: Ingimage

Según la doctora Lacera, ha habido un aumento en la consulta por dispareunia debido a que las mujeres que son diagnosticadas con un virus, por ejemplo el del papiloma humano, o que tienen partos difíciles sufren un choque emocional y eso puede degenerar en una aversión a las relaciones sexuales y por tanto en una resistencia a esa actividad.

Es importante tratar esta disfunción porque puede degenerar en vaginismo, una enfermedad más grave porque, contrario a la dispareunia, impide por completo la penetración del pene.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.