COMENTARIOS

Dogging: una alternativa para innovar

Fucsia.co

Dogging: una alternativa para innovar

¿Te gusta tener sexo en lugares públicos? Entonces haces parte del grupo de amantes del dogging.



El dogging es un término que nació en los años 70 en Gran Bretaña.

Este término fue estructurado a partir de un recurrente que se vio en ese momento: los hombres que al pasear a su perro (dog) espiaban a parejas furtivas teniendo sexo al aire libre. Desde entonces esta práctica tuvo nombre.

Conoce las 10 fijaciones sexuales que él quiere que le hagas realidad



El dogging suele realizarse en lugares como parques, bosques, parqueaderos y carros. Vale aclarar que es todo un vicio para quienes la practican. Tanto así que tiene grupos en los que se comparten las experiencias extremas y que se han extendido en países como Francia, Bélgica, Italia, Irlanda, Estados Unidos y ahora en América Latina.

He aquí una lista de otras Ideas kinky para subirle la temperatura al sexo.



Doggers es el término que se le da a los participantes que suelen ser parejas heterosexuales que buscan disfrutar del sexo desde diferentes perspectivas. Esto ha tenido tal acogida que en la red se hacen encuentros para concretar citas: unos para ver, los otros para hacer. Sin embargo, muchas personas que practican dogging lo hacen por el simple placer de tener una experiencia de alto nivel de adrenalina. No buscan espectadores sólo experimentar sensaciones distintas que están relacionadas a la adrenalina que produce el temor de ser descubiertos.

Tal vez sea una de las 10 experiencias más hot para vivir en pareja



Para despejar algunas dudas al respecto consultamos a la Dra. Carolina Londoño, graduada de medicina en la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín y del Instituto Mexicano de sexología como Maestra.

¿El dogging es igual que el exhibicionismo?

Dra.: No. El dogging es un expresión comportamental frente al otro en el ámbito sexual donde más que experimentar el aire en la piel se plantea un punto erótico de exhibición ante la pareja o ante más seres humanos. Esto genera un espacio de intimidad que no es sólo mostrarse desnudo sino la conjugación de los cuerpos al aire libre adquiriendo otro tipo de placer sexual. El exhibicionismo se puede plantear como un elemento adicional del dogging.

En cuanto a este tema ¿hay reglas básicas que se deban seguir?

Dra.: Claro que sí. No está permitido que le hagas daño a otra persona, que le engañes o que se aprovechen del desconocimiento de algún ejercicio en esta práctica. Es importante saber que no estas obligando a nada porque esto rompería la barrera entre un aspecto comportamental y se convertiría en un delito. Las personas que realicen esta práctica si lo hacen de forma grupal debe saber a que está expuesto. Es básico siempre no violentar la intimidad de nadie.

¿Qué usos sexuales se pueden desprender de la práctica del dogging?

Dra.: El dogging como tal es sólo eso, una práctica sexual al aire libre que le genera a sus practicantes mucha adrenalina.

Sin embargo, esto puede implicar cambio de parejas, exhibicionismo y voyerismo. Actualmente estos términos se desprenden de la filia –que significa gusto por-. Entre los más conocidos esta la escoptofilia –gusto por ver- o la tribofilia –gusto por acariciarse-.

¿Qué puede ocasionar este tipo de prácticas?

Dra.: Es importante aclarar que estas no son enfermedades, son gustos eróticos. Estas prácticas no son ni buenas ni malas son solo una expresión de comportamiento. Esta depende de la estructura de la personalidad de cada cual, todo tiene que ver con su historia de vida y con sus relaciones interpersonales.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.