COMENTARIOS

Dos comidas al día, y no cinco, ayudarían a adelgazar

Fucsia.co

Dos comidas al día, y no cinco, ayudarían a adelgazar Foto: Ingimage

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la República Checa concluye que hacer dos tomas grandes de alimentos al día (y no cinco o seis como se venía recomendando) ayuda a bajar de peso con más facilidad.

La mayoría de estudiosos en la materia coinciden en que comer múltiples comidas en cantidades reducidas durante el día –entre cinco y seis- es el hábito que más se acerca al ideario de llevar una vida saludable. Este pequeño gesto no solo actúa como placebo ante el hambre, si no que, además, ayuda a acelerar el metabolismo, lo que se convierte en una estrategia idónea para combatir la ganancia de peso.

Sin embargo, un nuevo estudio revela que hacer dos grandes ingestas de alimentos a horas tempranas del día, evitando la cena, puede ser más beneficioso en aras de perder esos kilos de más que lo que acostumbran a indicar la mayoría de expertos.

Los responsables de tal afirmación son investigadores del Instituto para la Medicina Experimental y clínica de Praga, República Checa que han llegado a esas conclusiones tras estudiar a 54 pacientes con diabetes de tipo II, también conocida como diabetes no insulinodependiente.

Para ello, los dividieron en dos grupos de 27 personas con el objetivo de dilucidar qué dieta, si una de dos tomas u otra de seis –ambas con el mismo aporte nutricional de promedio: entre 50-55% de carbohidratos, entre 20 y 25% de proteína y menos del 30% de grasa-, era más efectiva para combatir los efectos de esta enfermedad. Durante las 12 primeras semanas, un grupo comió tres grandes comidas (desayuno, almuerzo y cena) y tres pequeñas entrecomidas. El otro, ingirió un gran desayuno entre las 06:00 y las 10:00 horas y un gran almuerzo entre el mediodía y las 16:00 horas. Tras este periodo, ambos grupos intercambiaron sus regímenes durante 12 semanas más.

Los resultados que se desprendieron de las investigaciones no solo confirmaron la hipótesis de que hacer dos comidas diarias importantes provoca una mejora en los pacientes en lo que respecta a su enfermedad. Aquellos a los que se les proporcionó una ingesta de alimentos fraccionada en dos grandes tomas en cada periodo de 12 semanas adelgazaron de media 1,4 kilogramos más que las otras 27 personas a los que, en el mismo lapso de tiempo, se les procuró seis comidas.

“Los estudios experimentales y humanos apoyan fuertemente los efectos positivos de ayuno intermitente”, Hana Kahleova, responsable del estudio en conversaciones con CNN.

Sobre las conclusiones a las que han llegado los investigadores checos, la nutricionista y educadora en diabetes, Angélica Lucía Veloza Naranjo se mantiene escéptica. Para la experta, hacer ayunos prolongados supone una disminución significativa del metabolismo, una activación de las rutas de almacenamiento de energía (lo que, inevitablemente, incrementa el almacenamiento de reservas en el organismo) y una mayor sensación de hambre. “Ante el dilema de comer o no comer [tantas tomas de comida] debemos tener en cuenta que cada persona, de acuerdo con su género, edad, grado de actividad física y presencia o no de alguna enfermedad tiene necesidades nutricionales diferentes. En fin, creo que en este caso, no es posible generalizar”, concluye.

Así, Veloza aconseja, como recomendación aplicable a cualquier persona, que antes de cambiar algún hábito alimentario importante se acuda al nutricionista para buscar una segunda opinión al respecto.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.