COMENTARIOS

8 errores que cometemos al lavarnos la cara

Fucsia.co

8 errores que cometemos al lavarnos la cara Imagen: Ingimage.

Aunque lavar tu cara parezca la parte más sencilla de tu rutina, algunos hábitos al llevarla a cabo pueden poner en riesgo tu piel.

Lavar, enjabonar y enjuagar. Parece sencillo, pero lavar tu cara tiene su ciencia. Conoce esos hábitos que pueden estar perjudicando tu piel. 

1. Elegir el limpiador equivocado 

Usar un limpiador que no sea el adecuado para tu tipo de piel puede resultar contraproducente. Por lo general, los productos indican el tipo de piel al que van dirigidos. Recuerda que si tu piel es seca usa un producto con base cremosa, si es mixta o grasa usa un espuma limpiadora y si es normal un gel puede ser buena opción para ti. 

2. No retirar primero tu maquillaje 

Aunque todos los productos limpiadores del mercado eliminarán buena parte de tu maquillaje, retirarlo (ya sea con toallitas o un producto removedor) te ayudará a lograr una mejor limpieza, y por consiguiente, eliminar las impurezas para lograr una piel más sana.  

3. No lavarte las manos antes 

Durante el día nuestras manos entran en contacto con miles de bacterias que pueden llegar a tu rostro. Por eso, elimina cualquier tipo de suciedad en tus manos antes de que entren en contacto con tu cara. 

4. Frotar la toalla en tu rostro al secarte

La fricción de la toalla en tu piel puede irritarla y enrojecerla. Mejor seca tu rostro con pequeños golpes de una toalla limpia.

5. Exfoliar en exceso

Es común pensar que entre más exfoliemos, más limpia estará nuestra piel. Sin embargo, remover en exceso las células muertas puede irritar el cutis. Aplica productos exfoliantes solo una vez a la semana máximo.

6. Usar agua muy caliente

El agua con temperatura muy alta puede  causar que los vasos sanguineos de tu rostro se dilaten y luzcas roja e hinchada. Si tu piel es seca, puede resecarla aún más. Inclínate por agua tibia o fria. 

7. Reemplazar la limpieza con toallitas húmedas 

Las toallas limpiadoras son una buena opción para remover el maquillaje cuando estás en una apuro, pero no garantizan una limpieza profunda de la piel. Asegúrate de que sean la excepción y no la regla. 

8. Lavarte en exceso 

Limpiar tu rostro es fundamental, pero no te excedas, pues puedes irritar y resecar tu piel. Hazlo máximo 2 veces al día y adicionalmente solo si sudas más de lo planeado. 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.