COMENTARIOS

Esto es lo que debes comer antes, durante y después del periodo

Fucsia.co

Esto es lo que debes comer antes, durante y después del periodo Foto: Pinterest

Descubre cómo controlar el terremoto de hormonas que invaden tu cuerpo en cada etapa del ciclo menstrual

Por muchos años que pasen, parece que nunca terminamos de acostumbrarnos a los cambios que nos asaltan cada mes con el periodo- antes, durante y después. Desde la retención de líquidos, molestias digestivas, inflamación hasta las ganas infrenables de acabar con toda tu despensa. ¿Te suena?

Todo ello se resume en hormonas, concretamente los estrógenos y la progesterona. Desde el primer día de la regla hasta la siguiente las dos hormonas van aumentando en tu cuerpo. Sin embargo justo antes de que te llegue, ambas caen en picado, provocando un terremoto- físico y emocional-. Pero ¡fresca! todo puede controlarse desde la alimentación.

Antes: Mantenlo ligero

Si hay una cantidad excesiva de estrógeno en tu cuerpo puedes experimentar tensión premenstrual, sensibilidad en los senos, distensión abdominal, fatiga, irritabilidad, o insomnio, o como son mejor conocidos: los síndromes premenstruales. Por eso, es importante consumir alimentos que ayudan a procesar el estrógeno de manera más eficiente y por lo tanto reducir los síntomas. Así que durante los diez días previos al periodo...

Come comidas ligeras, fáciles de digerir, nutritivas y balanceadas, que incluyan hojas verdes, frutas y pescado.

Toma mucha agua para ayudar a la digestión

Evita los alimentos picantes y estimulantes como la pimienta de cayena, jengibre, ajo, etcétera.

Reduce el consumo de alimentos grasos o dulces para evitar problemas digestivos. Descubre más sobre el efecto del azúcar en tu cuerpo. 

Reduce la cantidad de sal. El exceso de sal afecta el funcionamiento de los vasos sanguíneos y los riñones, causando dolores de cabeza, irritabilidad y acumulado líquidos en el cuerpo.

Durante: Mantenlo equilibrado

Es oficial: durante la regla necesitamos comer dulces y carbohidratos así que no te castigues ni te sientas terriblemente mal si te saltas tu habitual alimentación súper sana. Durante el período los niveles de glucosa en la sangre suelen estar bajos, lo que hace que aparezca un deseo de consumir hidratos de carbono mayor que en otros momentos. También influye el estado anímico: los bajos niveles de estrógeno durante la regla provocan la disminución de la serotonina (el neurotransmisor involucrado en el control del apetito).

Evita las comidas crudas pues son más difíciles de digerir y consumen mucha energía que finalmente es necesaria para calentarte. Si tienes frío el flujo sanguíneo se estanca y puede incluso llegar a afectar tu circulación. Por eso, según la medicina tradicional china el frío afecta al útero y provoca problemas con tu periodo y lo hace ser más doloroso.

Consume alimentos y bebidas calientes o a temperatura ambiente. La clave está en que todos los alimentos que consumas hayan sido previamente cocinados. 

Mantenlo fresco y ligero. (Sigue las mismas pautas recomendadas para antes del período).

Reabastece el hierro. Normalmente las mujeres pierden alrededor de 30-80 mililitros de sangre y 15-25 mililitros de hierro durante cada menstruación. Por eso es importante recuperar el hierro perdido por medio de la alimentación. Los alimentos ricos en hierro incluyen la carne roja orgánica, yemas de huevo, espinacas, ciruelas pasas, pavo, frijoles, lentejas, garbanzos y alcachofas.

Evita tomar un té fuerte. El ácido tánico que contiene el té puede llegar a afectar la absorción de proteínas y hierro en los alimentos.

No olvides tus vitaminas. Encontrarás vitamina E (que ayudará a aliviar algunos síntomas premenstruales) en el aguacate y los huevos, y vitamina B6 (que reducirá la inflamación y te subirá el ánimo) en el banano y la avena. 

Después: Nutre tu sangre

Uno a cinco días después del periodo es el momento óptimo para nutrir tu sangre. Descubre cómo puedes hacerlo…

Consume alimentos que nutran tu sangre como los fríjoles negros, zanahorias, espinacas, maní. Además de normalizar tu periodo tendrás una piel radiante y más energía.

Evita los alimentos azucarados. La fluctuación de la azúcar en la sangre es una de las principales causas de los síntomas del síndrome premenstrual. Mantén el nivel de azúcar en la sangre estable pero no te castigues, si tienes una debilidad por el chocolate, opta por los más oscuros y disfrutalo en moderación.

Consume alimentos altos en fibra, como vegetales, frutas y granos integrales. La fibra te ayudará a eliminar el exceso de estrógeno en tu cuerpo y por lo tanto regula tu periodo.

No dejes pasar mucho tiempo sin comer. Las nueces ricas en vitamina B son tu mejor aliado para picar entre comidas. El ciclo menstrual está estrechamente relacionado con el funcionamiento de la sangre, por lo que una deficiencia de vitamina B puede producir desarmonías menstruales, como amenorrea (no tener la menstruación), períodos livianos, retrasos, hasta dolores y ovulación irregular.

Asegúrate de obtener suficiente proteína en cada una de tus comidas, incluyendo salmón, carne orgánica, huevos, tofu, frijoles, etcétera.
Mantén tus comidas regulares para evitar la fluctuación de azúcar en la sangre y fortalecer la digestión.

Evita o reduce el consumo de cafeína para evitar cambios en tu estado de ánimo, como la irritabilidad o la ansiedad. Prueba té de hierbas o té verde en su lugar (descubre los distintos beneficios de cada tipo de té).

Ya ves, el secreto está en escuchar tu cuerpo.

Te interesará conocer también:

-Los alimentos que no debes comer durante tu período

-Por qué comemos más cuando tenemos el período

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.