COMENTARIOS

7 pasos para convertirte en toda una bruja

RevistaFucsia.com

7 pasos para convertirte en toda una bruja Thinkstock

La escritora Ana von Rebeur, en su libro: 'Todas brujas, las ventajas de ser mala', nos cuenta los pasos a seguir para convertirte en bruja. Según la escritora son 7 los pasos que debes seguir. Entérate aquí de cuales son:

1.    Saber lo que necesitas
El problema de ser buena es que no estás conectada con tu yo interior, desconoces cuáles son tus deseos y te pierdes en un mar de deseos ajenos y decisiones que, generalmente, ni siquiera quieres tomar, porque atañen a la vida de otros y no a la tuya. Siendo tan buena, ni siquiera sabes qué es lo que te pasa cuando estás mal ni qué desearías para mejorar tu vida. Así que, lo primero que debes hacer es descubrir esos deseos que han quedado tapados por años. Para ello, he aquí el Decodificador de deseos. Con él lograrás enterarte al fin de lo que quieres en la vida y de cómo hacer para conseguirlo.

Lo que crees que te sucede

Lo que crees que necesitas

Lo que necesitas de verdad

Te sientes vacía

Chocolate

Sexo

Te sientes sin poder

Hacerte las lolas

Un empleo más interesante

Nadie te toca

Un amante

Un masajista

Quieres casarte

Una alianza de oro

Una moto de alto cilindraje

Estás celosa de tu amiga embarazada

Un bebé

Un caniche Toy

Estás sola

Amigos pendientes de ti

Clases de salsa y merengue

Buscas una relación ideal

Un hombre romántico

Una amiga que escuche

Te sientes inútil

Clases de bordado

Voluntariado donde te necesiten

Parecerte a tus amigas

Colágenos en los labios

Amigas más creativas

No te entran los jeans

Adelgazar 5 kilos

Un viaje a Guatemala

No tienes amigos

Tres amantes

Ingresar a un cuartel de bomberos


2.    Cambiar de actitud
A partir de hoy, debes reemplazar tus actitudes perniciosas de chica buena por las constructivas actitudes de bruja.
Tu tarea es cambiar tus vicios de buena, los vicios de la columna izquierda por las virtudes de la columna derecha.

Vicios de buena
Virtudes de bruja

Ser quejosa

Ser rebelde

Querer ser una Barbie

Ser Punk

Ser Geisha

Ser mandona

Ser autodestructiva

Ser apasionada

Dormir siestas interminables

Hacer caminatas interminables

Vivir a dieta

Comer comida gourmet

Mirar la tele durante horas

Leer libros durante horas

Salir solo por compromiso

Salir estrictamente por placer

Comer papas fritas de bolsa

Comer tacos mexicanos picantes


3.    Practicar maldades
Una buena no cree posible hacer ninguna maldad, ni siquiera travesuras, sin consecuencias graves. Para ser mala de verdad y aplicar la falta de censura en tu vida, debes practicar todo esto, a diario. La idea es que te aflojes, te relajes, y empieces a ganar confianza en tu misma bajo el precepto de que ‘no queda mal, porque siempre hay alguien más loco que yo’. ¿No te ha pasado que alguien en la calle te interrumpe para decirte algo loco, preguntarte algo desquiciado o invitarte a alguna cosa extraña? Gánales en locura a todos y practica tu misma esa desfachatez que te falta desde hace rato para adueñarte de tu propia vida.

4.    Desconéctate de todo lo que te impide ser tú misma
No creas en los avisos publicitarios: te hacen gastar demasiada plata en cosas que no necesitas.
No te guíes por lo que digan tus padres... quieren lo mejor para ti de acuerdo a sus parámetros, no a los tuyos.
No sigas los consejos de las amigas... que se horrorizan, si les cuentas algo novedoso, y critican aquello que no se animan a hacer.
No escuches a los colegas... se mueren de envidia, si te va mejor que a ellos.
No te pegues a un novio que te prefiere sometida: una chica mala solo se pertenece a sí misma.
No confíes tus planes a nadie: recuerda que la mayoría de la gente- aún los que te quieren bien-, prefieren que estés pendiente de ellos aunque eso te haga profundamente infeliz.

5.    Ante la duda, di que no
A la bonachona que jamás se niega a nada, siempre le conviene decir un rotundo ‘no’. El ‘no’ te da tiempo a pensar y a investigar el terreno, antes de decidir qué hacer.

Niégate cada vez que te pidan algo, para practicar lo que mejor hacen las chicas malas, quienes evitan que cuenten eternamente con ellas. Decir ‘no’ te da una maravillosa e instantánea sensación de control y poder. Di ‘no’ para hacerte fuerte, para que no te abusen ni te exploten, para ser respetada, para pensar qué quieres, para reafirmar tu personalidad. Y no des explicaciones, simplemente di ‘no’.

6.    Cuida tus deseos
¿Cómo sabes si algo que deseas lo quieres realmente tú o es lo que te han inculcado en sucesivas lobotomías y lavados de cerebro?

Muy simple, lee esta tabla y verás que en la primera columna están listados los deseos inculcados subliminalmente y, en la segunda, los deseos auténticos que siempre has tenido y que han querido que borres de tu memoria:
Los falsos deseos de la bonachona

Los verdaderos deseos de la chica mal

Encontrar un chico bueno y casarse

Encontrar chicos malos y pasarla fenomenal

Hacer lo más conveniente

Hacer lo que más te guste

Tener cuidado

Disfrutar a lo loco

Estar tranquila

Tener acción y aventuras

Tener amigas del alma

Conocer gente diferente y excitante

Estar prolija y a la moda

Tener un estilo cómodo y divertido

Ser la empleada del mes

Trabajar lo menos posible

Enamorarse

Tener buen sexo

Ahorrar para el futuro

Despilfarrar en lo que te hace feliz hoy

Portarte bien

Portarte mal


7.    busca un antídoto para cada cosa que te hace infeliz
Hay cosas que te incomodan, te fastidian, te lastiman, te aburren... puedes reemplazarlas perfectamente con actividades o costumbres que te hagan sentir bien y tener así el control sobre lo que haces.



También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.