COMENTARIOS

Por qué tomamos decisiones que sabemos son malas para nosotras

Fucsia.co

Por qué tomamos decisiones que sabemos son malas para nosotras

Todas solemos ignorar la vocecita que nos dice que no lo hagamos, ¡y aún así lo hacemos! Pero ¿puede ésta ser la manera de ser más felices?

Si alguna vez has lidiado con una adicción, una relación disfuncional o si te has esclavizado a una dieta, sabes que de esta manera no vas a ser feliz.

Y aunque la vocecita dentro de nuestra cabeza nos diga que no lo hagamos, seguimos haciéndolo.

Nos pasa mientras esperamos que ese chico que no nos conviene (con los que siempre sueles salir) nos abra la puerta de su casa, o cuando accedes a ir a tomarte un café con esa mala amiga.

Sea cual sea la situación, todas nos hemos encontrado tomando esa elección que sin duda sabías que no era buena para ti.

Casi como si estuvieras poseída terminas ignorando la vocecita y lo haces.

Lo peor de todo es que vivimos en un mundo que predica el auto-control y la autodisciplina.

Así que cuando tomamos malas decisiones tendemos a castigarnos y darnos golpes de pecho.

Cuando lo cierto es que este método simplemente ¡no funciona!

Tomar decisiones saludables de manera consciente no es tan fácil como parece. Pues la realidad es que nuestras acciones (y elecciones) provienen de un sistema de creencias y emociones subconscientes.

Si crees que viviendo una vida limitada estás en el camino correcto para ser feliz, ¡estás muy equivocada!

¡Déjate llevar! Baja la guardia, la resistencia y tu necesidad de control y vivirás plenamente.

Si te preguntas “¿por qué tomo malas decisiones?” debes entender que en la misma pregunta recae el problema.

De salida estás asumiendo la culpa pues damos por hecho que tomamos decisiones a conciencia.

Creemos que debemos estar en control absoluto de nuestras vidas- cuando en realidad deberíamos aceptar que no.

Serías más feliz si empiezas a aceptar todo tal y como es, en vez de querer encasillarse entre el “bien” y “mal”.

Si te viste con ese chico, al final no debes sentirte mal- tu subconsciente ya había decidido que estaba bien hacerlo. 

Claro, dejarse llevar no es tarea fácil.

Como seres humanos estamos pre-condicionados a preocuparnos ya sea por nuestra salud, las finanzas, nuestros seres queridos- pero la preocupación solo perpetúa tu inconformidad.

Y cuando aceptas que no estás en control de tu vida no solo vas a preocuparte, si no que puede incluso que sufras.

¡Pero el sufrimiento es necesario!

Es la única manera de que empieces a escuchar a esa vocecita que tanto te dijo que no lo hicieras en primer lugar.

La respuesta está en confiar en ti misma y así aprenderás a quererte incondicionalmente.

Incluso puedes estar sola..¡y feliz!

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.