COMENTARIOS

Lo bueno, lo malo y lo feo de ser mujer

Fucsia.co

1 / 16
Bueno: Ser madre es quizás el mejor regalo que nos ha dado la naturaleza. Sentir, desde los primeros meses de vida, los movimientos del ser que llevamos dentro no tiene precio. Foto: Ingimage
2 / 16
Malo: Piel irritada, ardor y escozor son solo algunas de las consecuencias de acudir a la tortura de la depilación. Todo en nombre de la belleza. Foto: Ingimage
3 / 16
Feo: Sí, somos casi indescifrables y más áun si nos encontramos en esos días. Que se prepare el planeta porque la montaña rusa emocional viene a toda velocidad. Foto: Ingimage
4 / 16
Bueno: ¿Bolsas en los ojos? ¡No hay problema! Para eso existe el maquillaje. Sin duda, no podemos quejarnos con esta ayudita que transforma nuestro rostro en un lienzo todos los días y acorde a la ocasión. Foto: Ingimage
5 / 16
Malo: ¿Por qué si ellos se quedan solteros, no hay lío, y nosotras sí somos las 'solteronas'? No es tan fácil optar por una vida sin esposo e hijos en una sociedad machista, o ¿Tú qué opinas? Foto: Ingimage
6 / 16
Feo: Más que feo es detestable que, mientras ellos se comen los restos de nuestro plato, no se les vea un gramo de grasa en la cintura. Nosotras, por nuestra parte, la tenemos muy bien almacenada en pechos, caderas, muslos y glúteos. Foto: Ingimage
7 / 16
Girls night out
Bueno: El plan chicas es la mejor excusa para dejar atrás nuestras preocupaciones y hacer lo que más nos gusta: Rumba, compras, helados, cocina...la lista es larga. Algo que los hombres no disfrutarían tanto como nosotras. Foto: Ingimage
8 / 16
Girls night out
Bueno: El plan chicas es la mejor excusa para dejar atrás nuestras preocupaciones y hacer lo que más nos gusta: Rumba, compras, helados, cocina...la lista es larga. Algo que los hombres no disfrutarían tanto como nosotras. Foto: Ingimage
9 / 16
Malo: Nuestra naturaleza competitiva, además de los cambios hormonales nos hacen, de vez en cuando, perder lo que deberíamos tener siempre en cuenta: La solidaridad femenina. Foto: Ingimage
10 / 16
Feo: Los detestables cólicos menstruales y todos los síntomas previos al inicio de la regla no son definitivamente la mejor parte de ser mujer. Foto: Ingimage
11 / 16
Mujer llorando en el cine
Bueno: Adoramos las películas de drama y qué mejor que poder sufrirlas sin necesidad de escondernos por parecer demasiado débiles. Foto: Ingimage
12 / 16
Mujer llorando en el cine
Bueno: Adoramos las películas de drama y qué mejor que poder sufrirlas sin necesidad de escondernos por parecer demasiado débiles. Foto: Ingimage
13 / 16
Malo : Aunque hemos logrado practicar deportes y realizar trabajos que antes eran exclusivas de hombres, aún seguimos luchando por una inclusión más igualitaria. Que el ''sexo débil'' se quede en las épocas de antaño. Foto: Ingimage
14 / 16
Feo: Entre los 45 y 50 años, la menopausia toca a la puerta de nuestro cuerpo con sus calores, insomnio, cambios en el estado de ánimo, fatiga, entre otros síntomas que nos avisan que la edad reproductiva llegó a su fin. Foto: Ingimage
15 / 16
Mujeres amigas felices en la playa
Bueno: Gritar a los cuatro vientos el cariño que sentimos por nuestra mejor amiga (BFF), confidente y compañera de locuras, sin que nos tilden de que nos gustan las mujeres. Foto: Ingimage
16 / 16
Mujeres amigas felices en la playa
Bueno: Gritar a los cuatro vientos el cariño que sentimos por nuestra mejor amiga (BFF), confidente y compañera de locuras, sin que nos tilden de que nos gustan las mujeres. Foto: Ingimage
Bueno: Ser madre es quizás el mejor regalo que nos ha dado la naturaleza. Sentir, desde los primeros meses de vida, los movimientos del ser que llevamos dentro no tiene precio. Foto: Ingimage
Malo: Piel irritada, ardor y escozor son solo algunas de las consecuencias de acudir a la tortura de la depilación. Todo en nombre de la belleza. Foto: Ingimage
Feo: Sí, somos casi indescifrables y más áun si nos encontramos en esos días. Que se prepare el planeta porque la montaña rusa emocional viene a toda velocidad.  Foto: Ingimage
Bueno: ¿Bolsas en los ojos? ¡No hay problema! Para eso existe el maquillaje. Sin duda, no podemos quejarnos con esta ayudita que transforma nuestro rostro en un lienzo todos los días y acorde a la ocasión. Foto: Ingimage
Malo: ¿Por qué si ellos se quedan solteros, no hay lío, y nosotras sí somos las 'solteronas'? No es tan fácil optar por una vida sin esposo e hijos en una sociedad machista, o ¿Tú qué opinas?  Foto: Ingimage
Feo: Más que feo es detestable que, mientras ellos se comen los restos de nuestro plato, no se les vea un gramo de grasa en la cintura. Nosotras, por nuestra parte, la tenemos muy bien almacenada en pechos, caderas, muslos y glúteos. Foto: Ingimage
Bueno: El plan chicas es la mejor excusa para dejar atrás nuestras preocupaciones y hacer lo que más nos gusta: Rumba, compras, helados, cocina...la lista es larga.  Algo que los hombres no disfrutarían tanto como nosotras. Foto: Ingimage
Bueno: El plan chicas es la mejor excusa para dejar atrás nuestras preocupaciones y hacer lo que más nos gusta: Rumba, compras, helados, cocina...la lista es larga.  Algo que los hombres no disfrutarían tanto como nosotras. Foto: Ingimage
Malo: Nuestra naturaleza competitiva, además de los cambios hormonales nos hacen, de vez en cuando, perder lo que deberíamos tener siempre en cuenta: La solidaridad femenina. Foto: Ingimage
Feo: Los detestables cólicos menstruales y todos los síntomas previos al inicio de la regla no son definitivamente la mejor parte de ser mujer. Foto: Ingimage
Bueno: Adoramos las películas de drama y qué mejor que poder sufrirlas sin necesidad de escondernos por parecer demasiado débiles. Foto: Ingimage
Bueno: Adoramos las películas de drama y qué mejor que poder sufrirlas sin necesidad de escondernos por parecer demasiado débiles. Foto: Ingimage
Malo : Aunque hemos logrado practicar deportes  y realizar trabajos que antes eran exclusivas de hombres, aún seguimos luchando por una inclusión más igualitaria.  Que el ''sexo débil'' se quede en las épocas de antaño. Foto: Ingimage
Feo: Entre los 45 y 50 años, la menopausia toca a la puerta de nuestro cuerpo con sus calores, insomnio, cambios en el estado de ánimo, fatiga, entre otros síntomas que nos avisan que la edad reproductiva llegó a su fin. Foto: Ingimage
Bueno: Gritar a los cuatro vientos el cariño que sentimos por nuestra mejor amiga (BFF), confidente y compañera de locuras, sin que nos tilden de que nos gustan las mujeres. Foto: Ingimage
Bueno: Gritar a los cuatro vientos el cariño que sentimos por nuestra mejor amiga (BFF), confidente y compañera de locuras, sin que nos tilden de que nos gustan las mujeres. Foto: Ingimage

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.