COMENTARIOS

5 Tipos de desayunos según tu estilo de vida

Fucsia.co

5 Tipos de desayunos según tu estilo de vida Tipos de desayuno según tu estilo de vida. (Foto vía Getty)

Si eres deportista, de rutinas non-stop o si estás cuidando tu línea hay un desayuno ideal para ti. ¡Descúbrelo!

Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo. Muchas de nosotras crecimos escuchando esta frase, pero aún así seguimos sin dar a la primera comida del día la importancia que se merece.

Además el dicho se olvidó de una cosa: no todos los reyes (y reinas) tenemos las mismas necesidades nutricionales. Por eso, debes elegir los alimentos que debes incluir en tu desayuno dependiendo de las actividades que realices a lo largo del día y tu estilo de vida. Descubre el ideal para ti a continuación:

Deportistas / Trabajo físicamente exigente

Si eres de las que estás despierta en cuanto sale el sol para hacer ejercicio necesitas un desayuno abundante, que cubra tus necesitas calóricas para enfrentar una jornada de grandes esfuerzos físicos. Lo ideal es que incluyas proteínas, como por ejemplo un huevo revuelto pero también puedes acompañarlo, o combinarlo con jamones y otras carnes frías, idealmente baja en grasa.

Además debes incluir cereales, por ejemplo, con un bowl con leche. Intenta que no sea leche de vaca ya que es algo indigesta para hacer deporte, mejor elige leche de soja o de avena. Por supuesto la fruta es algo que no puede faltar en este desayuno. Unas fresas, un banano o frutos rojos serán geniales. ¡O si prefieres prepara un batido! Así te aseguras de consumir los cereales, frutas y lácteos, todo en uno.

Foto vía Getty.

Este tipo de desayuno es el ideal para días intensos de entrenamiento deportivo o para aquellas personas cuyo trabajo diario implica altos niveles de esfuerzo físico y que, por tanto, necesitan un refuerzo de energía para afrontar la jornada al cien por ciento.

Ejemplo:

-Café con leche o al gusto
-Jugo de piña y pepino con un toque de hierbabuena
-Pancakes de avena con banano. (Para prepararlos mezcla avena con leche de almendras y una clara de huevo. Para finalizar, pon por encima miel o sirope de agave con medio banano troceado). 

Días de calma / Sedentarias

Si te levantas por la mañana y no tienes previsto hacer demasiados movimientos puedes optar por un desayuno algo más ligero. Lo mejor es que comiences con una tostada integral a la que le puedes poner un poco de aceite de oliva con algún tipo de queso bajo en grasas. Si lo deseas puedes ponerle incluso una loncha de jamón de cerdo o pavo, opta por algo bajo en grasa.

Después puedes comer frutas, ya sean fresas, naranja, kiwi, etc. Y sí, puedes tomarte un café, porque ya nos podemos imaginar que tu y las mañanas son como el agua y el aceite. Consigue ser más productiva con estas rutinas mañaneras.

Foto vía Getty.

Esta propuesta de desayuno es ideal para aquellos días en los que contamos con más tiempo para disfrutar de la primera comida del día, y en los que nos enfrentamos a una jornada en la que no se van a realizar grandes esfuerzos físicos. En esos momentos, necesitamos desayunos equilibrados y con un aporte calórico reducido. Son días en los que tenemos tiempo, ya sea de fin de semana o porque sencillamente nuestra jornada no exige un esfuerzo físico. Opta dividir el desayuno en dos partes, algo ligero al despertar y alimentos más contundentes para la media mañana.

Ejemplo:

Parte 1: Al despertarse
-Jugo de frutas y verduras: manzana, apio, jengibre y un chorrito de limón

Parte 2: A media mañana
-Café con leche o al gusto
-Tostada de pan integral con aceite de oliva, tomate, queso fresco y jamón

Las que salen corriendo de la casa / Días non stop

Aunque todas sabemos la importancia del desayuno, a muchas simplemente no nos da tiempo para desayunar en la casa y tenemos que hacerlo “on the go”, en el carro, en el bus, en el trabajo o en clase. Por eso, la mayoría de las veces compramos algo en una cafetería y listo. Pero ¡pilas! además de poder ahorrarte esa platica, lo cierto es que no es sano. Olvídate de la panadería industrial y empieza a preparar un desayuno para comer por fuera de tu casa.

En realidad es muy fácil: si no quieres llevar fruta porque es incómodo o porque se te oxida, empieza a preparar jugos o smoothies, así te aseguras de consumirlos diariamente y en presentaciones cómodas. Además hay cientos de combinaciones, así que todos los días puedes desayunar algo diferente. Acompaña el jugo con un sanduche de pan integral, con queso, pavo o hasta aguacate, pues esas grasas saludables te darán la energía que necesitas para enfrentar el resto del día.

Foto vía Getty. 

Este desayuno está pensado para aquellas personas que, ya sea por su trabajo o estilo de vida, pasan poco tiempo en la casa pero aún así quieren cuidarse y alimentarse correctamente. Pero ten en cuenta, si tu objetivo es cuidarte recuerda que es fundamental crear el hábito de desayunar en la casa, aprovechando al máximo unos minutos de tranquilidad antes de empezar nuestra jornada.

Ejemplo:

-Café con leche o al gusto (en envase portable)
-Jugo de papaya y naranja (en envase portable)
-Fruta que no requiera ser pelada ni picada, como fresas, uvas o mandarinas.
-Sanduche de pan integral con pavo, aguacate y huevo duro.

Para desintoxicar el organismo / Bajo en calorías

Si eres de las que no renuncia a nada y luego se arrepiente, un desayuno detox es lo mejor para ti. Aunque lo importante es mantener una alimentación equilibrada todos los días, lo cierto es que un fin de semana de comida intenso lo tiene cualquiera.

Lo primero que debes tener en cuenta es que debes levantarte con suficiente tiempo para preparar tu desayuno (un smoothie), si no vas a desistir y comer cualquier cosa. Lo siguiente es elegir el líquido que vas a añadir: de esta decisión dependerá que elabores un jugo o un batido. Si eliges añadir un poco de agua natural, agua de coco o té verde conseguirás una textura más líquida, pero ¡ojo! hay que tener en cuenta que si las frutas y verduras son ricas en agua, tu jugo puede resultar demasiado líquido. Así que si prefieres una textura más cremosa añade leche de vaca descremada, de soya, o almendras.

Foto vía Getty.

Si quieres endulzar o aromatizar el jugo o el batido detox aprovecha el dulzor de algunos ingredientes naturales como la miel, la stevia o el jarabe de arce, incluso un poco de banano nos puede ayudar a darle un toque dulce. Por su parte, la menta, el jengibre, la canela o el extracto de vainilla nos pueden ayudar a aromatizar nuestra receta detox.

Ejemplo:

-Jugo verde: pepino, piña, espinaca, apio, jengibre, perejil.

Si vas a hacer un esfuerzo mental

La energía no sólo es necesaria para realizar esfuerzos físicos, también si debes enfrentarte a una larga jornadas en la oficina o estudiando, pues requieren mucha concentración y, por consiguiente, un aporte de energía adecuado que ayude a nuestras neuronas a rendir al máximo. En estos casos resulta vital identificar cuáles son aquellos alimentos que ayudan al cerebro conseguir el máximo rendimiento para enfrentarse a las actividades del día a día sin sentirse cansado o decaído. Dividir el desayuno en dos ayuda a mantener los niveles de energía a lo largo de la jornada, sin sentirse excesivamente lleno, empezando el día con la comida más fuerte y a media mañana un snack para mantener tu energía hasta llegar al almuerzo.

Foto vía Getty. 

Ejemplo:

Parte 1: Al despertarse
-Café con leche o al gusto
-Bowl de avena con leche y frutos rojos
-Jugo de zanahoria, manzana y jengibre

Parte 2: A media mañana
-Yogurt natural con un par de nueces

Como ves, hay un desayuno ideal para todas. En el balance están las claves para una vida sana, sin castigos ni excesos. ¡No lo olvides!

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.