COMENTARIOS

10 enfermedades causadas por el estrés

Fucsia.co

1 / 11
Aprender a manejar el estrés puede evitar el desarrollo de otras enfermedades. Estas son las 10 más comunes. Foto: Pantherstock
2 / 11
Al sentir estrés la presión sanguínea se eleva, siendo la causa número uno de las enfermedades coronarias y desencadenando, en el peor de los casos, en un ataque cardiaco. Foto: Pantherstock
3 / 11
El estrés baja las defensas, debido a que las emociones negativas afectan directamente al sistema inmunológico. Foto: Pantherstock
4 / 11
En casos de estrés crónico, la piel puede sufrir de enfermedades caracterizadas por escozor, ardor y aparición de erupciones sin razón aparente. Foto: Pantherstock
5 / 11
La depresión, ansiedad y otros problemas mentales pueden aparecer debido a altos niveles de estrés constantes. Foto: Pantherstock
6 / 11
Si padeces de crisis de migraña frecuentemente ¡Cuidado! Evalúa el control de tus emociones. Foto: Pantherstock
7 / 11
El estrés aumenta el riesgo de padecer dolores musculares como el de espalda, cuello y hombros, pues la tensión hace que se generen contracturas o contracciones involuntarias en los músculos. Foto: Pantherstock
8 / 11
Los cambios de ánimo recurrentes, la irritabilidad y agresividad también hacen parte de la larga lista de consecuencias. Foto: Pantherstock
9 / 11
Estar expuesta a situaciones estresantes causa enfermedades del sistema digestivo como colon irritable, gastritis y úlcera; así como aquellas relacionadas con el aparato reproductor, llegando incluso hasta la interrupción repentina del periodo menstrual. Foto: Pantherstock
10 / 11
Los trastornos del sueño están directamente vinculados con la ansiedad producida por el estrés, pues al no canalizar correctamente las emociones estas se manifiestan en insomnio. Foto: Pantherstock
11 / 11
Aunque está comprobado que el sexo disminuye el estrés, quienes lo padecen sienten una pérdida de la libido sexual, afectando, además, la relación en pareja. Foto: Pantherstock
Aprender a manejar el estrés puede evitar el desarrollo de otras enfermedades. Estas son las 10 más comunes. Foto: Pantherstock
Al sentir estrés la presión sanguínea se eleva, siendo la causa número uno de las enfermedades coronarias y desencadenando, en el peor de los casos, en un ataque cardiaco. Foto: Pantherstock
El estrés baja las defensas, debido a que las emociones negativas afectan directamente al sistema inmunológico. Foto: Pantherstock
En casos de estrés crónico, la piel puede sufrir de enfermedades caracterizadas por escozor, ardor y aparición de erupciones sin razón aparente. Foto: Pantherstock
La depresión, ansiedad y  otros problemas mentales pueden aparecer debido a altos niveles de estrés constantes. Foto: Pantherstock
Si padeces de crisis de migraña frecuentemente ¡Cuidado! Evalúa el control de tus emociones. Foto: Pantherstock
El estrés aumenta el riesgo de padecer dolores musculares como el de espalda, cuello y hombros, pues la tensión hace que se generen contracturas o contracciones involuntarias en los músculos. Foto: Pantherstock
Los cambios de ánimo recurrentes, la irritabilidad y agresividad también hacen parte de la larga lista de consecuencias. Foto: Pantherstock
Estar expuesta a situaciones estresantes causa enfermedades del sistema digestivo como colon irritable, gastritis y úlcera; así como aquellas relacionadas con el aparato reproductor, llegando incluso hasta la interrupción repentina del periodo menstrual. Foto: Pantherstock
Los trastornos del sueño están directamente vinculados con la ansiedad producida por el estrés, pues al no canalizar correctamente las emociones estas se manifiestan en insomnio.  Foto: Pantherstock
Aunque está comprobado que el sexo disminuye el estrés, quienes lo padecen sienten una pérdida de la libido sexual, afectando, además,  la relación en pareja. Foto: Pantherstock

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.