COMENTARIOS

Cómo encontrar el iluminador ideal para ti según el brillo que quieras

Fucsia.co

Cómo encontrar el iluminador ideal para ti según el brillo que quieras Guía del iluminador. (Foto vía Getty)

Descubre las diferencias entre las texturas y las distintas formas de aplicarlo.

Igual a cuando eliges qué ropa ponerte cada mañana, a la hora de maquillarte debes preguntarte en qué mood estás y qué look quieres obtener. Algunos días quieres verte más natural mientras que en otros quisieras pasar tu cara por un plato de escarcha y como Rihanna, ¡shine bright like a diamond! Pero piensas que si has visto un iluminador, los has visto todos, ¿verdad? Resulta que no. Hay mucho más acerca de esta maravilla reluciente de lo que podrías pensar: desde las texturas hasta la forma en que lo aplicas todo puede variar.

Piel húmeda o dewy

¿Cómo darle a tu piel una apariencia fresca y saludable con un acabado brillante? Además de mantenerla apropiadamente hidratada puedes lograrlo con un iluminador líquido. Es fácil de mezclar, fácil de usar y el más fácil de difuminar. Al ser líquido se convierte en el iluminador más versátil. Puedes usarlo antes de la base para dar a tu piel un brillo general, ponerlo en puntos específicos sobre la base para darle un brillo localizado, o puedes mezclarlo con la base para crear un look húmedo, o dewy. Definitivamente es el as bajo la manga de toda beauty expert.

Un highlight mate

Si eres una primípara en el arte de resaltar, el iluminador en crema va a ser tu mejor aliado. Es fácil de usar y no requiere brochas ni herramientas específicas (aplícalo con tus dedos). Además puede ayudarte a reducir la cantidad de base y corrector que usas. Al iluminar en los puntos donde la luz golpearía tu cara (el centro de la frente, el punto más alto de los pómulos y debajo de los ojos) consigues que la luz rebote de cualquier imperfección, por lo que verás que terminas teniendo que maquillarte mucho menos pesado.

Un brillo resplandeciente

Para las que quieren un poco más de brillo los iluminadores en polvo son el camino a seguir. Si eres de las que se inclina por el maquillaje de impacto aplica el iluminador en polvo con una brocha abanico en los pómulos, debajo de los huesos de las cejas, en la nariz y en la comisura de los labios después de haberte maquillado y consigue un toque insta-glam. Solo asegúrate de que la piel esté completamente seca antes de comenzar o el polvo se adherirá a los parches húmedos y se acumulará si no tienes cuidado. Y si buscas un efecto más sutil maquilla el resto de tu cara (en el medio de la frente, alrededor de la nariz, debajo de los ojos) con un polvo mate para que solo brillen las partes de tu cara que sí has iluminado.

Un brillo digno de los dioses

No es un misterio que todas están tras la piel de porcelana con la creciente tendencia de la piel coreana aparentemente translúcida, luminosa y sin rastro de los poros. Y sí, la mejor forma de obtenerla (además de seguir una rutina coreana de diez pasos) es con un iluminador de textura glossy que atrapa la luz y deja una apariencia casi de piel húmeda. Si eliges esta opción lo que buscas es más textura que color. Si te sobrepasas con un brillo enceguecedor recuerda que puedes bajarle al iluminador con base.

Ahora que conoces las texturas, decántate por una según el tipo de resultado que buscas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.