COMENTARIOS

Cómo usar los correctores de colores para disimular las imperfecciones

Fucsia.co

Cómo usar los correctores de colores para disimular las imperfecciones

Descubre desde cómo esconder los efectos de una noche de insomnio hasta como disimular un inoportuno grano

Mucho antes de que Kim Kardashian nos introdujera al contouring, los maquilladores ya usaban además de distintos tonos, distintos colores para disimular las imperfecciones.

Lo cierto es que todas tenemos una que otra cosa que por más pasajera que sea- como un granito- o más permanente, que quisiéramos poder camuflar. Por eso, la clave para conseguir un rostro de porcelana es aplicar un tono opuesto al defecto- tal y como señalan las directrices de la teoría del color.

Pero tal vez te preguntas, “¿De verdad si me pongo un punto verde en la cara quedaré perfecta? ¿No acabaré como un arco iris, como un payaso, o peor aún- se seguirán viendo mis manchas, ojeras o granitos?”. ¡No!, siempre y cuando se aplican de la manera correcta (sobre el defecto) y se difumine bien.

Así que para aclarar las dudas, revisa esta guía práctica para no perderte con los correctores de colores.


Naranja (salmón)

Si sufres de ojeras muy marcadas y azuladas el corrector indicado es el naranja. Pero ¡pilas! la idea es disimular, no enterrar bajo una montaña de maquillaje. Así que la clave está en aplicarlo poco a poco hasta que la ojera sea imperceptible. Y no añadas nada más, nada de cubrirla con base de maquillaje. Si no, creas dos capas muy pesadas que acaban cuarteandose y marcando las arrugas.

También sirve también para difuminar manchas, lunares o cualquier tipo de imperfección con matices marrones o azulados.


Verde

El corrector verde es como una varita mágica contra manchas rojas. Así que si sufres de rosácea, tienes un granito que no quiere salir o una cicatriz con tonos rojos, no dudes en incluir este paso en tu rutina.


Lila

El tono lila ayuda a borrar zonas amarillentas, lo cual resulta muy útil para disimular pieles con un subtono amarillo.


Amarillo

Ya que no todas las ojeras son iguales, el tono amarillo neutralizan aquellas con un subtono morado o violeta. Además disimula las manchas en tonos morados y los puntos negros.

Pero el amarillo no solo sirve para disimular, también puede ser útil para resaltar. Si tu piel es más oscura o con un subtono dorado es ideal para iluminar el rostro.


Rosa

Las venas no siempre se ven azules- eso es solo si tu piel es muy blanca. Por eso si tu piel es más amarilla te habrás dado cuenta que las tuyas tiran más hacia el verde. En tal caso, neutralízalas con un tono rosado.


¡Ahora estás lista para dar inicio al corrector en tu color de piel! (No lo olvides: un tono claro ilumina y aporta la ilusión óptica de volumen; un tono oscuro contornea y resta prominencia a las zonas que queremos camuflar). 

Deja de temerle a los correctores de colores, pues además que el proceso puede ser divertido, el resultado es ¡increíble!

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.