COMENTARIOS

Exfoliación sí, maltrato no: guía para pieles sensibles

Fucsia.co

Exfoliación sí, maltrato no: guía para pieles sensibles

La exfoliación es un proceso necesario sea cual sea nuestro tipo de piel. Ten muy claro cómo lograr la técnica perfecta para ti sin maltratar tu piel.

Como mujeres, siempre hemos escuchado sobre la importancia de realizar una exfoliación en la piel de nuestro cuerpo y rostro de manera rutinaria. Nuestra piel realiza este proceso de manera natural, eliminando las células muertas que se acumulan en nuestra epidermis -capa superior de la piel- con el fin de llevar a cabo el proceso de regeneración celular.

Después de la exfoliación, nuestra piel se ve y se siente más tersa, firme y luminosa, por lo que muchas mujeres realizamos este proceso de exfoliación con la ayuda de exfoliantes cosméticos, químicos y naturales, para sentir nuestra piel renovada cuando una ocasión especial lo amerita.

Si tienes la piel sensible o reactiva, sabrás lo difícil que es probar productos nuevos y encontrar en el mercado aquellos que se adapten a las necesidades de tu piel y que no vayan a ocasionar ningún tipo de irritación, brote o lesión.

La buena noticia es que tu nueva mejor amiga es un ingrediente natural y que existe en todas las casas del mundo: la avena.

El mayor beneficio de la avena para las pieles sensibles es que al aplicarla tópicamente, a modo de limpiador o exfoliante, respeta el manto hidrolipídico de la piel, evitando así cualquier alteración en el ph. Adicionalmente, gracias a sus proteínas logrará una acción limpiadora eficaz y a la vez hidratante sin maltratarla y sin causar irritaciones.

Para lograr una exfoliación de la piel de tu cuerpo y rostro con avena, tan sólo necesitarás un poco de agua limpia y copos de avena. Mezcla ambos ingredientes hasta lograr una consistencia pastosa sin que los copos de avena se deshagan completamente. Realiza un aplicación en círculos masajeando suavemente, la fuerza no hace la diferencia, así que no te excedas. Y...¡voila! Piel de ataque y 100% natural



TIP: Recuerda que existen en el mercado varios tipos de copos de avena. Evita utilizar la avena de copo grande y entera y opta por la avena de copo fino y de menor tamaño para no causar demasiada fricción en tu piel.

Recuerda que: Debes procurar no abusar de ningún tipo de exfoliación. Realizarla cada 15 días o cada mes irá genial para tu piel sensible.

Si esto te gustó, es probable que quieras leer muchos más TIPS DE BELLEZA

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.