COMENTARIOS

Carolina Rodríguez, En su elemento: el agua

Carolina Rodríguez, En su elemento: el agua Carolina Rodríguez

FUCSIA pasó un día con la Virreina Nacional de Belleza® y Top Model of the World, en el Chairama Spa.

Carolina Rodríguez tiene su norte muy claro. Antes que ser reina o modelo, ella se considera cantante: “Yo no soy la reina que canta”, dice tajante, y luego añade que a pesar de ser la Virreina Nacional de Belleza® y la reciente ganadora del concurso Top Model of the World, en Alemania, la música es el verdadero motor de su vida.
 
Tiene 24 años, estudió Diseño Industrial y Técnica Vocal. Si algún día la ven por la calle conectada a los audífonos de su iPod, tengan la seguridad de que está oyendo a Alicia Keys, la artista a quien más admira y en la que más encuentra inspiración: “Quiero ser baladista, tengo la influencia de ese canto melancólico del blues”, dice.

Sus días han pasado últimamente entre actos oficiales del Concurso y la producción de su primer álbum, con la ayuda de Bernardo Ossa y ‘Toby’ , el guitarrista de Juanes. Espera que para agosto de este año se dé el lanzamiento oficial del disco y que los colombianos puedan darse cuenta de su talento y del compromiso que tiene con esta profesión.

Carolina es un buen reflejo de su generación. Nació, como muchos jóvenes de estos tiempos, con el ‘chip’ de la conciencia medioambiental. Como proyecto de grado de su carrera creó la Fundación Ética Verde, desde la cual busca proteger los nacederos de agua de Zipacón, Cundinamarca. Piensa que, gracias a su participación en el Concurso Nacional de Belleza®, esta fundación ha tomado una nueva dimensión y ha recibido importantes donaciones.

Entre tanto, acaricia la esperanza de que su música lleve el mensaje de una reflexión social. Le parece importante que, a través de lo que ella compone, pueda crear conciencia de la importancia de recursos como el agua. Quiere seguir el ejemplo de artistas como Doctor Krápula y Joe Carvajal, quienes han hecho de su música una herramienta para mejorar la sociedad.

Pareciera que el tema del agua la persigue. Cuando FUCSIA la invitó a pasar un día en Chairama Spa, en Bogotá, la invitación no pudo ser más acertada, pues este nuevo lugar cuenta con uno de los circuitos de hidroterapia más grandes del país y Carolina estuvo muy a gusto en medio de este sitio inspirador.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.