COMENTARIOS

Kundalini yoga, una alternativa para encontrar el amor

Revista FUCSIA

Kundalini yoga, una alternativa para encontrar el amor Kundalini yoga, una alternativa para encontrar el amor

Encontrar el amor o dejar atrás amores pasados y dolorosos puede ser un proceso que pasa por el cuerpo. El kundalini yoga surge como una alternativa para las mujeres que quieren buscar su pareja ideal.

Antes de hablar del amor propiamente, Yogi Bhajan, el responsable de que las enseñanzas del kundalini se propagaran por Occidente, convocó a las mujeres a entrar en un despertar de la conciencia. “Él creía que si la mujer se transformaba y sanaba, se sanaba la sociedad entera, y bajo esa perspectiva le parecía urgente que las mujeres emprendieran un camino de sanación y conciencia”, explica Silvana Rovida, profesora de kundalini yoga, y experta y consultora en temas de bienestar.

Yogi Bhajan veía sobre todo una mujer insegura, cuya gran debilidad era la necesidad de ser reconocida desde afuera, de querer que la validaran, la cargaran, la cuidaran, le dijeran que estaba bella, la desearan para sentirse valiosa. “Él quería que la mujer se comprometiera consigo misma y no solo con el otro, con su familia y su esposo, que tuviera el calibre de proyectar su carácter, que cultivara la disciplina y el espíritu, y que se liberara de esa mente fantasiosa que la llevaba a crear historia basada en lo emocional y no en un conocimiento de sí misma y de sus necesidades reales”.

Así, la práctica del kundalini yoga, o yoga de la conciencia, la más antigua que existe, busca a partir de una serie de kriyas o sets de ejercicios medidos en tiempos específicos y orientados a un propósito, lograr un ascenso de la conciencia.

“Hay kriyas para el dolor amoroso, la pena, la pérdida o la depresión. Los hay para abrir el corazón, para que las mujeres creen un nuevo concepto de sí mismas, para la intuición, para generar una belleza radiante o para el empoderamiento de la energía creativa”, explica Silvana, y asegura que a través de la combinación de ejercicios físicos, respiración y vibraciones sonoras en forma de mantras se logran nuevos procesos de conciencia. El cuerpo recuerda a través de las prácticas físicas su propia divinidad y se unifica con la mente. Se entra así a un poderoso proceso de enamorarse de sí mismo y aceptarse. Muchos solteros y parejas disfuncionales han perdido el sentido del amor propio, no saben qué son y por lo tanto qué quieren.

El kundalini yoga encierra toda una tecnología, además de estudios sobre el poder y el efecto de los mantras que impactan la mente. Hay un mantra específico del amor que sirve para encontrar a la pareja ideal: el so purk, una meditación larga que se debe hacer 11 veces por día durante 40 días seguidos; esta crea una apertura del corazón, libera los karmas de amores pasados y devela la verdad del alma para lograr una conexión con la pareja verdadera. A través de este mantra la persona se conecta con una pareja desde el alma, no desde el ego, la necesidad, la rabia, la tristeza o la insatisfacción, sino desde la verdad más grande del ser.

Mediante esta práctica se logra, además, recordar el papel de la mujer a través de la propia experiencia, de la energía femenina. “La mujer es el óvulo, el hombre el espermatozoide. Miles de espermatozoides pelean para conquistar al óvulo que está quieto y magnético, que es único, completo y no tiene que ir en busca de nada, no necesita dispersarse y en él la vida se multiplica para engendrar”, asegura la experta, y explica que muchas veces las mujeres aman desde el punto de vista de la carencia, como si algo les faltara, cuando ellas son lo más completo.

Cada set de ejercicios tiene unos tiempos determinados que deben ser respetados para que se activen los procesos químicos y de conciencia que se pretenden. Además, la práctica con un fin específico y puntual debe realizarse disciplinadamente, mínimo durante 40 días.

Lee: '15 minutos para saber si una relación va a funcionar'

“Un kriya sencillo, que busca limpiar el subconsciente y desentrañar esas creencias viejas que nos habitan y muchas veces interrumpen nuestra felicidad o el encuentro del amor, consiste en sentarse con las piernas cruzadas y la columna derecha. Entrelazar los dedos y cruzar los pulgares. Doblar los codos y levantar y acercar las manos hasta que se encuentren a nivel del centro del corazón, con las palmas hacia el cuerpo. Entrelazando las manos de esta manera se logra el abrazo del corazón, es algo muy neutralizante. Luego hay que cerrar los ojos, inspirar profundamente y sostener la respiración por 40 a 60 segundos. Llevar la energía al punto del tercer ojo, en la mitad de la frente, y cantar silenciosamente el sonido har. Finalmente espirar. Para terminar, inspirar y espirar rápidamente seis veces y luego relajarse”.

De esta manera, el kundalini yoga se convierte en una tecnología que permite ir en busca del amor, no hurgando en el mundo sino transformando los territorios más profundos del ser.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.