COMENTARIOS

Dormir bien Después de leer esta pequeña guía contra el desvelo, conciliará el sueño como la ‘Bella durmiente’.

El insomnio, uno de los males más comunes, puede ser atacado si se llevan una dieta y un estilo de vida saludables.

Encuestas realizadas por centros especializados de prevención y control de enfermedades aseguran que 70 por ciento de las mujeres dice no obtener el descanso suficiente. Ésta, sin duda, es una cifra alarmante. Debido al estrés y a la ansiedad de estos tiempos, el insomnio se ha convertido en uno de los grandes males de este siglo. A la misma velocidad que surgen nuevas causas que lo disparan, aparecen remedios, alimentos y formas de combatirlo. Después de leer esta pequeña guía contra el desvelo, conciliarás el sueño como la ‘Bella durmiente’.

En la mañana

A nadie le gusta levantarse somnoliento. El timbre agudo del despertador puede llegar a ser uno de los sonidos más insoportables. Sin embargo, para ir creando una rutina de sueño sana, debes comenzar desde las horas de la mañana.

Haz ejercicio

Ejercitarse en la mañana hace que el cuerpo se ‘levante’, ya que aumenta la presión en la sangre y en el corazón, y activa el sistema nervioso. Además, en la noche ese estado físico se convertirá en su mejor aliado a la hora de conciliar el sueño.

Come antes de acostarte

Nunca te vayas a la cama con el estomago vacío, pero tampoco muy lleno. El consejo es hacer una comida de una pequeña harina y una proteína dos horas antes de ir a la cama. Esto disparará la producción de serotonina en el cuerpo. Algunos de los mejores inductores de sueño son una cucharada de helado dietético o una comida que contenga pavo.

Adiós al azúcar blanca

Intenta descartar de la dieta todo producto que la contenga, ya que es la causa principal de alrededor de 90 por ciento de los males del sistema nervioso.

Hidrátate

Los médicos del sueño aconsejan tomarse un vaso de agua apenas se apaga la alarma en las mañanas, ya que el cuerpo amanece deshidratado. Es un hecho que cualquier proceso de pensamiento y actividad muscular dependen del líquido que tengamos en nuestro cuerpo. Asimismo, procura tomar más agua que café durante el día.

Deshazte de la luz

Intenta quitar de tu habitación todos los aparatos que destellen algún tipo de luz como relojes digitales, computadores o inclusive el Blackberry. En lo que al reloj se refiere, también debes procurar no tenerlo a la vista, esto puede acentuar la ansiedad que produce no conciliar el sueño.

Bájale a la temperatura

Está comprobado que una ducha de agua tibia es mejor que una muy caliente. Con el solo hecho de bajarle unos centígrados a la temperatura del agua, estarás más alerta. Si eres capaz, báñate con agua helada, ya que esto aumenta las betaendorfinas, lo que produce un estado agradable en el cuerpo.

Apagua el despertador

Evita postergar la levantada, así sea durante unos minutos. Apagua el despertador apenas lo oigas sonar la primera vez, no dilate este momento, ya que es ese sueño interrumpido el que hace que se sienta somnolienta. Un consejo: pon el aparato retirado de la mesa de noche para que te toque pararte y caminar para desactivarlo.

Dile sí a los carbohidratos

Si no duermes bien, intenta aumentar los harinas en tu dieta diaria. Sin excederse –porque la idea tampoco es que aumente de peso–, trata de consumir alimentos como arroz, pasta o papas.

Antes de dormir

Como está comprobado que el hombre es una animal de costumbres, crea una rutina antes de dormir. Si te acuestas y te despiertas todos los días a la misma hora, el cuerpo asimilará un horario y te costará menos trabajo conciliar el sueño en la noche.

Una buena alimentación

Lo que se come y se toma a lo largo del día es determinante a la hora de conciliar el sueño. El desayuno es una de las comidas más importantes y una de las claves para sentirse despierto.


También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.