COMENTARIOS

El arte de los olores

Revista Fucsia

El arte de los olores El arte de los olores

Un buen perfume es aquel que logra identificarnos y reflejar nuestras emociones, pero, además, tras cada esencia hay un arte complejo y riguroso. Guía rápida para acertar en la compra.

 
Los perfumes nos permiten diferenciarnos, decir algo de nosotras mismas, reflejar nuestra personalidad, los gustos y las pasiones que nos animan. Por eso, cuando se busca la esencia perfecta, es necesario pensar en preferencias particulares, en estilos de vida diversos, en ocasiones específicas. Así, un buen perfume de día, no significa que sea ideal para la noche; ni tampoco esa fragancia que percibimos en una perfumería cuando probamos alguno, sea definitivamente el olor que se quedará en nuestra piel cuando nos lo apliquemos cada mañana. Cuidado, el perfume maravilloso de nuestra mejor amiga, no siempre se sentirá igual si nos lo aplicamos nosotras.

Eso sí, en lo que coinciden expertos es en que un perfume ganador dependerá de la calidad de los ingredientes, del savoir faire de los perfumistas y de la manera como mezclan los materiales de origen natural, vegetal y sintético con el apoyo de la química.
Así, a la hora de escoger su próximo perfume, tenga en cuenta estos consejos:

El Eau de Cologne es la fragancia más suave de todas, mientras que la forma más concentrada es el perfume, esto hace que sea más fuerte, duradero y costoso.
Prefiera utilizar cintillas olfativas para preseleccionar las fragancias.
Es ideal que no use perfume el día que vaya a comprar una fragancia.
Si quiere ensayar el perfume en su piel, póngase unas gotas en el dorso de la mano y espere unos segundos para tener la primera impresión.
No aplique en la piel más de 4 fragancias.
Si bien la primera impresión es importante, es ideal comprar cuando la fragancia haya estado en su piel por más de media hora.
A la hora de buscar un perfume, tenga en cuenta las tendencias, hoy sobresalen las esencias florales, combinadas con familias olfativas como las orientales y especiadas para las mujeres; mientras que para los hombres se destacan las fragancias amaderadas pero frescas.
Para prolongar los aromas, use productos complementarios de la misma fragancia como geles, cremas, jabones o desodorantes.
 
 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.