COMENTARIOS

El regreso de Claudia Szerer

Revista Fucsia.com

El regreso de Claudia Szerer claudia s

Buena costura y acabados impecables, son señales particulares de esta diseñadora colombiana radicada en Panamá.

 
Primero quiso ser ingeniera de sistemas y viajó a Boston a estudiar, estando allí, se dio cuenta de que eso no era lo suyo y decidió formarse en el campo de la historia del arte y el diseño de vestuario para el teatro. Así comenzaron sus búsquedas creativas hasta llegar luego a París, en una pasantía, y de allí a la casa de Jean Patou donde definitivamente descubrió que la moda era su camino.

Claudia Szerer recuerda ese tiempo como clave en su carrera como diseñadora de modas. Allí, muy cerca de Christian Lacroix, que además era curador de un museo en Lyon y creador de vestuario para la Comedie Française, ella reconoce que encontró una gran escuela. “Aprendí mucho de costura, de terminados, por eso, a mí me gusta usar las técnicas milenarias de la Alta Costura francesa”.

De París regresó a trabajar en Nueva York y luego en Bogotá, donde en los años 90 hizo parte de una generación de diseñadores importantes en la historia del país, y obtuvo reconocimientos como Mujer del Año en la Moda y el premio a la Mejor Diseñadora de Ropa Formal en el evento Tiempos de Oro.

Hoy, Szerer vive en Panamá, pero su trabajo llega a diversos mercados en Europa y América.

A su manera

“En mi trabajo todo me inspira, pero principalmente la armonía. Yo defino lo bello como lo armónico”, argumenta Claudia.

Piezas pintadas a mano, telas francesas, esmeraldas colombianas y plata, piezas de jade, trencillas, todo esto hace parte de lo que se puede encontrar en las diferentes colecciones que cada temporada propone ella y en las que mantiene el criterio de diseños únicos.

“Yo no creo que todos tengamos que ir por el mismo camino. Valoro la Alta Costura, entre otras cosas, porque es un activo que tienes en el clóset”, agrega, y continúa, “mis diseños son hechos a la medida, no hago más de tres por modelo y nunca los vendo en el mismo país”.

Para Claudia Szerer ser honesta consigo misma es fundamental, por eso, insiste: “No estás compitiendo con nadie, estás en una búsqueda propia, en tu camino”.
Y en esa búsqueda, en el 2005 ella presentó una colección para Primavera-Verano 2006 inspirada en Gustav Klimt. Esto, una vez más, confirma su inclinación hacia el arte como inspirador.

Hacer lo que le gusta todos los días, ver nacer sus diseños, encontrar el punto de armonía en cada uno de ellos, hacen que esta mujer viva el proceso creativo de manera muy placentera. Por eso, su trabajo no se agota y ahora, antes de terminar el año espera llevar su Colección Primavera-Verano 2010 a París.
 
 

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.