COMENTARIOS

Laetitia Casta ¡En éxtasis!

Por: Lila Ochoa Palau.

Laetitia Casta ¡En éxtasis! Foto: Cortesía Nina Ricci

Más que un rol, la actriz y modelo francesa encarna la esencia del perfume L’Extase Caresse de Roses, una fragancia inspirada en un brazalete, Calisto, creado por Guillaume Henry, director artístico de Nina Ricci.

Por: Lila Ochoa Palau

La belleza y el carisma de Laetitia Casta no son indiferentes para ningún francés; se podría decir que a ninguna persona en el planeta. Nació en Córcega, en 1978, y creció en Normandía. Pasaba todas las vacaciones en su isla natal y a los 15 años la agencia de modelos Madison la descubrió en una playa jugando a construir castillos de arena. No tardó mucho en convertirse en una referencia para las grandes marcas y revistas de moda: ha sido portada más de cien veces.

Su primer desfile lo hizo para Jean Paul Gaultier; luego siguieron los de los diseñadores más renombrados, pero siempre le fue fiel tanto a él como a Yves Saint Laurent. Obtuvo contratos con firmas de gran renombre, como Victoria’s Secret, de ropa interior, y con L’Oréal, la marca cosmética más grande del mundo. La “Casta”, como la llaman, pronto se sintió atraída por el cine. Su debut en la gran pantalla fue en el papel de la seductora Falbala, para el director Claude Zidi en Astérix y Obélix contre César, basada en la famosa serie de cómics franceses.

En cuanto a su vida pri-vada, es madre de tres hijos: Satheene, de su unión con el fotógrafo Stéphane Sednaoui, y Orlando y Athéna, con el actor italiano Stefano Accorsi. Ahora vive en Londres y disfruta escribir, pintar, patinar, ir al cine y, de vez en cuando, bailar.

Con aroma a éxtasis

Nina Ricci la contrató para la publicidad de L’Extase Caresse de Roses, su más reciente lanzamiento, y a sus 36 años la puso en escena en un sueño erótico que la llevó al séptimo piso. Una melodía voluptuosa, gestos lentos en medio de las sombras y las luces enmarcan la figura de una mujer que vive el placer y el deseo. FUCSIA tuvo la oportunidad de hacer esta entrevista en exclusiva. Sencilla y descomplicada contestó a todas nuestras preguntas.

¿Qué trabajo prefiere: el de modelo o el de actriz?

Escoger uno significa renunciar al otro y eso no es lo que yo quiero. Fue la gente del mundo de la moda la que me enseñó a actuar y no al revés. Es la experiencia, más que el trabajo, lo que lo hace a uno aprender y crecer. Acabo de presentar mi primer cortometraje En Moi, en el Festival de Cannes. Lo escribí y lo dirigí yo. Toda la vida he trabajado en industrias creativas, por eso me siento muy cómoda siendo multifacética.

¿Qué significa para usted el erotismo?

Es una actitud, es una pre-sencia por encima de todo... Es sentir la libertad de asumir la feminidad totalmente.

Se dice que Marilyn Monroe dormía desnuda solo con unas gotas de Chanel No. 5 en el cuello. ¿Qué opina usted de eso?

Al contar esta historia, Marilyn se apropió de ese perfume. Esa narrativa sobre un perfume tiene algo muy poético y significativo, pues revela algo sobre una persona. Mi abuela usó toda su vida L’Air du Temps, de Nina Ricci. Para mí, ese perfume la simboliza.

Usted fue escogida como “Marianne”, el ícono de belleza francés. ¿Qué significó para usted?

Fue una gran alegría y un honor representar a mi país. “Marianne” no solo es un símbolo de belleza, también significa valores tan profundos como la libertad y la democracia. Siendo francesa, eso fue algo surrealista.

¿Cuál es su hobby? ¿Le gusta el deporte?

Yo hago deporte para quitarme el estrés y liberar mi mente de todo. Nadar me da la sensación de soltar, de dejarme ir. Lo mismo sucede cuando corro. Pero con los horarios que mantengo en mi vida no me queda fácil hacerlo regularmente.

¿Cuál es su libro favorito?

Mis autores preferidos son Simone de Beauvoir y Margueritte Duras, mujeres que han tenido el coraje de escribir cosas que los hombres no se atrevieron. El Segundo Sexo, de Beauvoir, me causó un shock .

¿Cuál rosa le gusta más?

Lo que importa es quién me las manda.

La pasarela de Nina Ricci para el otoño/invierno 2016/2017 marcó su regreso a las pasarelas. ¿Qué le parece el trabajo de Guillaume Henry, el nuevo director creativo de la casa?

Lo encontré impresionante. Su enfoque hacia las prendas de la colección es joven, fresco y moderno.

De las películas en que usted ha trabajado, ¿cuál es su favorita?

Me queda difícil escoger, pero mi película favorita es Bounjour Tristesse, basada en la novela de François Sagan, y con Jean Seberg como protagonista.

¿Cuál es el secreto de la elegancia de las francesas?

Espontaneidad. Belleza que no sea palpable y no esforzarse demasiado, pues eso no tiene mucho sentido y lo aleja a uno de su verdadero ser. Ser uno mismo es lo que le da el encanto a una francesa. También tener cerebro, defender las ideas en las que uno cree...

Maestro perfumero

En 2015, la casa Nina Ricci hizo realidad un sueño, un nuevo perfume creado por Francis Kurkdjian: L’Extase, una evocación al erotismo femenino. Ahora, en 2016, lanza L’Extase Caresse de Roses, una fragancia con notas florales que llega al corazón de los sentidos. Es como una joya sobre la piel, pues las notas florales de la rosa búlgara y del almizcle actúan como una caricia que despierta la feminidad.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.