COMENTARIOS

Sin fecha de expiración

Fucsia.co

Sin fecha de expiración

La actriz Cameron Diaz, convertida en gurú del bienestar, publica un nuevo libro en el que habla de lo difícil que puede ser llegar a los 40 en Hollywood, del sexo y la menopausia, y de cómo mirar con optimismo la vejez.

"Los secretos detrás de la eterna juventud de Jane Fonda”, anunciaba un reciente artículo de la revista Vanity Fair. “Demi Moore en bikini luce igual que sus hijas”, destacó la página web Hollywood Life. “El truco de Jennifer Aniston para desafiar la edad”, prometía Us Weekly. La profesora Hilde Van den Bulck explica, en su investigación titulada “Growing Old in the Celebrity Culture“, que aunque hoy se habla de “envejecimiento juvenil”, y de no temerle al paso del tiempo, sí se pelea contra él: “Lo común sigue siendo que los medios se enfoquen en lo bien que ‘todavía’ lucen las celebridades a los 40 o 50”. La experta comentó a FUCSIA que este discurso afecta principalmente a las mujeres, que pueden mantenerse vigentes mientras “presten extrema atención a su apariencia”.

Te puede interesar: El secreto de la longevidad

Cameron Díaz recuerda que hace cuatro años, cuando cumplió 39, no le impactó tanto la cercanía al cuarto piso, sino que los periodistas le preguntaran sistemáticamente si le daba miedo llegar a esa edad: “Lo que en el fondo me estaban diciendo es que yo debería estar asustada de que el final de mi carrera fuera inminente porque ya no me veía de 25”. Inspirada en esa anécdota, decidió publicar The Longevity Book, después del éxito de su primer bestseller dedicado al bienestar del cuerpo.

A la actriz le parece gracioso que las personas se quiten los años: “Si mintiera, me los sumaría, diría que tengo 49 para que la gente pensara que me veo fabulosa, en lugar de pretender que tengo 35 y que entonces me aconsejen descansar más o hacerme una exfoliación”, comentó en una entrevista. De hecho, sin usar maquillaje ni trucos de Photoshop presentó orgullosa en Instagram la portada de su libro. En sus páginas concluye que envejecer es un privilegio que no todos tienen: “Cuando veo imágenes mías, noto la evolución de una persona. Ninguna es mejor que otra, solo son etapas de una vida. El presente es el momento más preciado”.

Admite haber coqueteado con el botox y algunos procedimientos quirúrgicos pero enfatiza que su idea no es hacer un manual antiedad, sino mostrar que la clave para afrontar bien el avance de los años radica en una buena alimentación, ejercitarse y descansar. “Si bien ahora podemos vivir más, no solo me importa estar viva”, afirma Diaz, quien aspira llegar a los 75 buceando y surfeando. Sin embargo, su mayor preocupación es la forma en que Hollywood perpetúa mitos sobre la madurez: “Hace más de dos décadas se estrenó La máscara, mi primera película. Hice carrera en un negocio que es en gran parte responsable de la manera en que, como sociedad, vemos la vejez, que nos dice que esta es algo feo, que no es valiosa. En una industria obsesionada con la juventud, ya no soy considerada una mujer joven”.

Su voz se ha unido a la de otras personalidades que se niegan a ser “desechadas” en razón de un número. Amy Schumer, Tina Fey, Julia Louis-Dreyfus y Patricia Arquette celebran en un sketch cómico el hecho de alcanzar la edad en que ya no son material de interés sexual en la pantalla, como le sucedió a su colega Sally Field quien protagonizó con Tom Hanks la cinta Punchline y en un abrir y cerrar de ojos se había transformado en su mamá en Forrest Gump. Se burlan muy en serio de un estereotipo, pues Josephine Dolan, coeditora del libro Aging Feminities, señaló a esta revista que al acercarse a la menopausia las actrices suelen interpretar roles secundarios “de madres, hermanas o amigas asexuadas”. Incluso Meryl Streep se ha quejado de que después de los 40 es habitual que, en el mejor de los casos, se limiten a personificar a “brujas y arpías”. Por eso creó el The Writers Lab destinado a mujeres guionistas mayores, convencida de que así cambiará las cifras.

Para Dolan detrás hay un problema de género: “En el Hollywood contemporáneo las estrellas masculinas tienen más papeles que las femeninas. Por ejemplo, en 2014 solo el 12 % de las 23.000 actuaciones en las 100 películas más destacadas correspondió a mujeres. De manera que en primer lugar ellas reciben menos oportunidades, y esto empeora con la edad. Al mismo tiempo, los hombres pueden continuar su carrera sin ningún problema y mantener su imagen de símbolos sexuales al lado de compañeras mucho más jóvenes”. Roger Moore se jubiló como 007 a los 57, mientras que, por mucho tiempo, el título de la chica Bond más vieja lo ostentó Honor Blackman, quien con 39 interpretó a Pussy Galore en Goldfinger (1964). Por eso causó revuelo que Monica Belluci a los 50 se convirtiera en una de ellas en la más reciente cinta de la saga. “Ha habido más visibilidad de mujeres mayores en el cine en la última década. El promedio de años de las ganadoras del Óscar a mejor actriz es 41, en comparación con la pasada que fue 31”, expresó a esta publicación Leni Marshall, autora de Age Becomes Us. Asegura que ese “incremento” puede atribuirse a que hay una gran cantidad de intérpretes maduras con trayectorias destacadas, a que con los avances en los tratamientos lucen más jóvenes y al hecho de que abundan las cinéfilas de cierta edad que tienen el poder de mover la taquilla. “Aun así, solo el 20 % de los personajes de más de 40 que vemos en la pantalla son femeninos. Es notable que Cameron Diaz esté motivando a los fans a reconsiderar el tema de la vejez, porque está demostrado que una percepción más realista genera un aumento del 10 % en la esperanza y calidad de vida, tanto como tener hábitos saludables”.

Te puede interesar: ¿Tengo o no midorexia?

Envejecer bien

Cameron Diaz es una de las tantas celebridades que han ampliado su carrera convirtiéndose en gurús del estilo de vida como Gwyneth Paltrow y Jessica Alba. “Lo maravilloso de adquirir experiencia es que tienes algo que compartir con la gente”. Y aunque muchos famosos han sido tildados de dar consejos pseudocientíficos a la ligera, la protagonista de Los ángeles de Charlie asegura tener suficiente evidencia a la hora de dar estos consejos:

1. Visitar al doctor. Y no solo cuando se está enfermo sino como una herramienta preventiva.

2. Reír. Se estima que quienes tienen una actitud positiva acerca del paso del tiempo viven alrededor de 7,5 años más que los pesimistas. Dice que una de las ventajas de la madurez es el sexo y cita un estudio que determinó que después de los 40 hay mayor satisfacción.

3. Alejar el estrés. “Es lo que más envejece. Me salió la primera cana en 2008 cuando mi padre murió”, revela la actriz, quien además se arrepiente de haber sido fumadora.4. Seguir una dieta mediterránea. Un menú que incluya alimentos frescos y que evite los dulces y procesados reduce el riesgo de Alzheimer en un 50 %, un dato relevante pues después de los 65 las mujeres tienen el doble de propensión que los hombres a padecer este mal. También favorece el corazón y el colon. 5. Mover el cuerpo. A las de 20 les recomienda empezar con el entrenamiento de fuerza para cuidar su salud ósea. Según la Universidad de Stanford, los atletas de más de 50 años presentan niveles menores en indicadores de inflamación y una mejoría de sus funciones mentales.6. Tomar agua. Díaz comienza su rutina diaria con un litro. 7. Meditar. Lo hace sin falta cada mañana por 20 minutos, como mínimo.8. Mantener buenas relaciones. Investigadores encontraron que “10 minutos de interacción social estimulan las habilidades cognitivas”. 9. Descansar. Nunca va a la cama con el estómago lleno. De su habitación saca “todos los aparatos que tengan una luz azul, verde o roja que titile” para que quede completamente a oscuras.10. Mantenerse informada. “En la próxima década comenzará mi transición hacia la menopausia, y me he vuelto más curiosa acerca de la manera en que me sentiré física y mentalmente. Tener el periodo o poder embarazarme no es lo que me define como mujer. ¿Pero cómo asumiré el hecho de perder la capacidad de engendrar una vida?, ¿cómo afectará mi sentimiento sobre la mortalidad por cuanto es un claro marcador de una nueva fase?”.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.