COMENTARIOS

‘Pole Dancing’

‘Pole Dancing’ ‘Pole Dancing’

Esta nueva alternativa de ejercicio, no sólo es una excelente forma de tonificar la figura, sino que la hará sentir tremendamente sexy mientras lo hace.

El tubo es la más novedosa y más sensual forma de ejercitarse. Desde hace un tiempo, esta forma de baile, generalmente relacionada con los bares desnudistas, se ha convertido en la sensación a la hora de mantenerse en forma.
Para muchos, esta actividad siempre ha sido asociada sólo con mujeres hermosas de cuerpos esculturales, que buscan deleitar a los hombres a cambio de dinero. Sin embargo, ese ejercicio físico ya no es considerado sólo una forma de vida ‘alegre’.
Es conocido como Pole dancing o baile del tubo y, como su nombre lo indica, el elemento central de esta práctica no es otro que un apoyo metálico que sale del piso y llega hasta el techo del espacio donde se encuentra ubicado.
No se asuste. No es necesario ir a una discoteca de este tipo para aprender esta técnica que causa furor entre las más reconocidas celebridades del mundo. Este baile ya se encuentra entre las ofertas de los centros de salud al lado de técnicas tan comunes como los aeróbicos, el Pilates y el yoga. Basta con encontrar un gimnasio que ofrezca las clases o, si lo prefiere, comprar un tubo, instalarlo en su casa y tomar las clases con los diferentes Dvd que hoy se encuentran en el mercado.

Ejercítese bailando
Es un hecho que el Pole dancing tonifica todos los músculos, endurece las nalgas y las piernas, y hará que sus brazos tengan la forma que siempre soñó. En una sesión puede quemar entre 200 y 450 calorías y, lo mejor del caso, es que es una forma divertida de hacerlo.
Lo único que necesita es una pinta cómoda y la actitud necesaria para hacerlo. Es fundamental deshacerse de la pena y tener en cuenta que todo el mundo puede practicarlo: desde las más jóvenes y delgadas hasta señoras entradas en años y mujeres pasadas de kilos. El baile de tubo no discrimina.
Cada rutina de este sensual entrenamiento dura aproximadamente entre 60 minutos y hora y media, de los cuales 45 minutos son de calentamiento. La fuerza necesaria para realizar los ejercicios va aumentando con el tiempo. Nunca se debe forzar al cuerpo a hacer lo que no puede. Ahora, para iniciarse en el Pole dancing no se necesita tener una fuerza desmesurada, ya que los movimientos que se hacen son parecidos a los de yoga o Pilates. Generalmente, la mayoría de las mujeres aprenden a hacer giros en la primera sesión, ya que para realizarlos no se necesita de fuerza, sino de equilibrio.

Suba su autoestima
Quienes ya incursionaron en el arte de este baile exótico aseguran que, además de ser una excelente manera de mantenerse en forma, resulta mejor aun para subir el ego y la autoestima.
Es un hecho que las mujeres que lo practican comienzan a sentirse más seguras y cómodas con su cuerpo. La idea también es que mediante estas rutinas coreográficas se resalten las curvas naturales, a la vez que se desarrolla la feminidad que a veces se encuentra escondida.
No lo piense más. Rompa con los tabúes y conviértase en una sexy y bien tonificada bailarina exótica.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.