COMENTARIOS

S.O.S. uñas Imagen: 123rf

Las manos son una de las herramientas más útiles del cuerpo: se usan para todo y están expuestas a todo; en especial las uñas, que suelen dañarse y resecarse con facilidad. ¿Qué hay que hacer? ¡Rescatarlas!

La falta de hidratación, el uso excesivo de limas gruesas, el empleo incorrecto de algunos instrumentos de manicura y la mala alimentación son, quizás, las causas más comunes para que las uñas se tornen quebradizas. La piel que está a su alrededor suele resecarse, al igual que la cutícula, lo que produce los indeseables “cueritos” que muchos se arrancan sin piedad. Esto, además de hacer lucir nuestras manos descuidadas, también puede causar infecciones. Pero no hay que alarmarse; todo tiene solución.

¿Qué hacer para rescatar las uñas?

1. La hidratación es importante: tomar dos litros de agua al día ayuda a evitar los quiebres. Hidratar no es sumergir las uñas en agua.

2. Para evitar las uñas quebradizas se deben consumir frutas y verduras frescas y sin cocción, así como aprovechar complejos vitamínicos y alimentos ricos en calcio.

3. Cuando se hace la limpieza de la casa se deben usar guantes para que los agentes químicos no debiliten ni resequen las uñas.

4. No se recomienda cortar las cutículas de las manos o de los pies; es aconsejable suavizarlas o ablandarlas, y darles forma empujándolas con un palito de madera.

5. En lugar de usar las tijeras, es preferible optar por el cortaúñas, así el corte será más preciso.

6. Cuando se usa lima hay que procurar que esté ligeramente inclinada hacia arriba y deslizarla por la uña, siempre en la misma dirección.

7. Antes de pintar las uñas con algún color, es recomendable que la primera capa sea siempre de esmalte transparente o, en lo posible, una base, pues esta evitará que la uña se debilite.

8. Las capas de color que se vayan aplicando deben ser finas y es importante esperar a que cada una se seque del todo para continuar con otra nueva; de lo contrario, el esmalte puede caerse o quedar grumoso.

Te puede interesar: Morderse las uñas: Una manía peligrosa

Tips de la editora

1. Para hidratar, tome dos bolsas resellables en las que quepan sus manos; ponga en cada bolsa crema de manos y añada unas gotas de aceite de almendras; ciérrelas y llévelas al microondas por 10 segundos. Sáquelas y meta sus manos por 20 minutos.

2. Arrancarse los cueritos es lo peor que se puede hacer; cuando esa tentación aparezca, hay que hidratar las cutículas.

3. Unas manos bien cuidadas dicen mucho de cómo somos o a qué nos dedicamos.

Lee también: Trucos caseros para cuidar tus uñas

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.