COMENTARIOS

Amuletos para la conquista

Revista

Amuletos para la conquista Amuletos para la conquista

Amulette es una marca de ropa interior que acaba de salir al mercado, y que ya cuenta con una especie de secta de seguidores que han convertido sus piezas en objetos de deseo.

 
Por: Revista Fucsia
 
Desde que tiene memoria, Johanna Isaac Fadul —con nombre y acento costeños, pero nacida en Medellín— ha tenido un especial gusto por la ropa interior. La ha coleccionado desde niña y siempre se ha dejado llevar por la magia que envuelve estas prendas y ha sido una eterna enamorada del amor. “El encanto de la ropa interior radica en que, a pesar de que no se ve, una mujer siempre proyecta el tipo de lencería lleva puesta y esto potencia su seguridad y multiplica sus encantos”.

Eso era algo suyo y nada más que suyo. Uno de esos gustos que se tienen guardados, y que sólo había podido expresar en privado o a su paso por marcas como Punto Blanco y Esprit, que dejó cuando tomó la decisión de crear empresa y de hacerlo como Dios manda: con cabeza fría, análisis, tiempo y dedicación. En ese proceso nació la idea de darle respuesta a una necesidad propia y de muchas mujeres que, hastiadas de la vulgaridad y los excesos, buscaban que el mercado local les ofreciera una alternativa femenina, sensual y muy sofisticada. Después de casi un año de trabajo e investigación constantes, nació Amulette, una marca que es todo un estilo de vida que gira alrededor del amor propio y del amor por la pareja. “No ofrecemos ropa interior, ofrecemos sensaciones, ofrecemos sueños, ofrecemos volver a creer en el amor”. Cada prenda está aromatizada con una fragancia desarrollada especialmente por Lotto para la marca, como lo hacen las grandes Casas del mundo, y tienen un amuleto de la suerte que varía en cada colección. En el almacén se consiguen otros complementos para estimular los sentidos, como chocolates e infusiones hechas con productos naturales que incitan al amor.

“Hemos retomado la idea de hacer que los hombres se involucren en la compra de la ropa interior y sientan libertad para regalarla”, para logralo la ropa no es empacada en bolsas, sino en dos tipos de cajas, una donde se empacan prendas individuales, y la otra que es inspirada en las bomboneras francesas en la que van los conjuntos de novias o para domicilios que envían los hombres a sus parejas, sin necesidad de que nadie se enteré qué va dentro del empaque verde, aromatizado, suave y coronado por flores, porque Amulette quiere invadir la intimidad de todas las parejas que quieran crear historias de amor. Cuando piensa que lo logrará los ojos le brillan, las manos le bailan y los dientes le resplandecen.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.