COMENTARIOS

Bebida rosa Bebida rosa

Catherine Barakat De Biase y María Carlota Puche demuestran que en Colombia sí es posible fabricar y vender ropa y zapatos de gran diseño a precios muy competitivos.

 
Por: Revista Fucsia
 
Cathy está casada con un hermano de María Carlota, pero, además del parentesco, las une un gusto sobrenatural por la moda y los negocios. Una estudio Diseño y Mercadeo de Moda, mientras que la otra se graduó de abogada. Una combinación muy prometedora para una empresa que quiere proyectarse. María Carlota, quien está al frente de Ecocueros, una cadena de calzado económico con toques de diseño que está abierta hace 13 años, y que está en las principales ciudades del país, vio que juntar sus conocimientos del sector con las ideas nuevas, que su cuñada traía de sus estudios y experiencias en Miami, era una fórmula imbatible. Buscaron qué era lo que les hacía falta encontrar a las barranquilleras en su ciudad. Indagaron, caminaron, miraron y oyeron a toda clase de personas. La conclusión fue moda de buena calidad a precios razonables. El nicho del calzado era el más golpeado. No había propuestas nuevas y todo lo que estaba en el mercado despedía un tufillo a viejo o, en el peor de los casos, usarlos era un verdadero atentado contra la salud.
 
Así nació Pink Soda, un espacio en el que se respira diseño sin ningún tipo de pretensiones. “Lo único que buscamos es acercar la moda a la gente”. Acercarla sin necesidad de recurrir a copias mal hechas de las grandes Casas del mundo o de sacrificar comodidad por precio o pagar sumas estrafalarias por un par de zapatos de buena calidad. Con toda la infraestructura de Ecocueros empezaron a desarrollar una línea de calzado de alta gama, que en principio se llamó Ekko, y que ahora obedece al nombre de Pink Soda, con el fin de unificar la marca, que también ofrece ropa y accesorios, y no confundir al cliente.

Quienes han conocido los zapatos, no han dudado en calificarlos de magníficos, sobre todo, si se tienen en cuenta los antecedentes del país.

Colores, cortes, siluetas, tacones de infinitas formas y alturas hacen parte de la oferta que esas mujeres que se atreven a llevar cosas salidas de lo común encuentran en esta marca, que ya empieza a mirar hacia las principales ciudades de Colombia.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.