COMENTARIOS

11 formas de llevar el vestido blanco, el favorito del verano

Fucsia.co

1 / 11
vestido blanco
Largo y en versión hippie chic, puedes llevarlo con tenis y se ve genial.
2 / 11
vestido blanco
Cuando se trata de un look boho, nada más cool que un vestido blanco y zapatos tipo mules. Accesorízalo con aretes largos. Un hit.
3 / 11
vestido blanco
Las mangas y el juego de volúmenes protagonizan otra gran versión del vestido blanco.
4 / 11
vestido blanco
Usa un vestido tipo camisón de noche y cúbrelo con una bata o abrigo del mismo tono. El efecto es sensacional.
5 / 11
vestido blanco
6 / 11
vestido blanco
El encaje es siempre una gran idea para el vestido blanco. Si le agregas un cinturón o una pieza que corte la silueta, tendrás un look moderno y muy especial.
7 / 11
vestido blanco
El encaje también es muy sofisticado en los vestidos cortos.
8 / 11
vestido blanco
Un clásico inmortal: el vestido camisero. El secreto para que se vea genial es usarlo con accesorios que resalten la figura y den vida y color al look. Pañoletas, cinturones, piezas artesanales... ¡todo se vale!
9 / 11
vestido blanco
¿Cómo no amar esta versión mini con botas texanas?
10 / 11
vestido blanco
Romanticismo a flor de piel con este look que combina cintas y una silueta de falda amplia.
11 / 11
vestido blanco
La capa que recuerda a diosa griega vuleve con furor. En blanco, nunca se vio mejor.
Largo y en versión hippie chic, puedes llevarlo con tenis y se ve genial.
Cuando se trata de un look boho, nada más cool que un vestido blanco y zapatos tipo mules. Accesorízalo con aretes largos. Un hit.
Las mangas y el juego de volúmenes protagonizan otra gran versión del vestido blanco.
Usa un vestido tipo camisón de noche y cúbrelo con una bata o abrigo del mismo tono. El efecto es sensacional.
El encaje es siempre una gran idea para el vestido blanco. Si le agregas un cinturón o una pieza que corte la silueta, tendrás un look moderno y muy especial.
El encaje también es muy sofisticado en los vestidos cortos.
Un clásico inmortal: el vestido camisero. El secreto para que se vea genial es usarlo con accesorios que resalten la figura y den vida y color al look. Pañoletas, cinturones, piezas artesanales... ¡todo se vale!
¿Cómo no amar esta versión mini con botas texanas?
Romanticismo a flor de piel con este look que combina cintas y una silueta de falda amplia.
La capa que recuerda a diosa griega vuleve con furor. En blanco, nunca se vio mejor.

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.