COMENTARIOS

Diccionario del embarazo

Diccionario del embarazo Embarazo.

Temas fundamentales que se preguntan las mujeres durante el embarazo:enfermedades, sintomas y soluciones.

Anemia: es común durante el embarazo. Su causa es la deficiencia de hierro, cuya cantidad recomendada debe duplicarse durante esta etapa (aprox. 18 mg a 27 mg diarios). Algunas mujeres necesitan suplementos adicionales para mantener los niveles normales de hemoglobina.

Bolsas en los ojos: La retención de líquidos, tan frecuente durante el embarazo, hace qué estas aparezcan sobre todo en las mañanas, al levantarse. Un tip: usar correctores y bolsitas de te desinflaman esta área.

Calambres: se dan a medida que el bebé trata de acomodarse en el vientre, aunque se pueden sentir en otras partes del cuerpo, especialmente si hay problemas de circulación. Se pueden calmar con ejercicios de respiración.

Dolores erráticos: la percepción del dolor es muy personal, pero algunas mujeres sufren durante esta etapa de dolores en diferentes puntos del cuerpo, sobre todo en las últimas semanas de gestación.

Ejercicio: es fundamental realizarlo. Mantiene los huesos y los músculos fuertes y hace que el metabolismo funcione bien. En la práctica éste disminuye la sensación de nauseas y alivia el estrés. Algunas disciplinas como Pilates y yoga ofrecen programas espaciales para embarazadas.

Ejercicios de Kegel: son movimientos sencillos de contracción que se realizan para fortalecer los músculos pélvicos. Se pueden hacer en cualquier momento, tomando aire y contrayendo esta zona, como cuando se interrumpe el paso de la orina, durante 5 segundos. Exhala el aire, relajate y repite la frecuencia varias veces.

Fatiga: se presenta durante los primeros meses porque los niveles de energía que el cuerpo desarrolla se vuelven más exigentes, pero esto desaparece a mediada que el cuerpo se acostumbra a su nuevo estado.

Ginecólogo y obstetra: acude al que te brinde más seguridad y confianza. Si el que has visitado te ha atendido como ginecólogo, es muy probable que te atienda como obstetra. Igualmente, asesorate de tus amigas que hayan tenido buenas experiencias con otros especialistas.

Hinchazón: es muy común y se debe a la retención de líquidos durante el embarazo. Se produce especialmente en las piernas y en los pies. Algunas mujeres durante esta época tiene que usar una o dos tallas de zapatos más grandes debido a este problema. Existen mecanismo que alivian la hinchazón como acostarte en la cama o en el piso y elevar los pies durante un rato. También, sumergir los pies en agua tibia con un poco de sal o sales de baño puede servirte.

Irritabilidad: imposible evitarla. Los cambios hormonales generan cambios repentinos de ánimo en las mujeres embarazadas. Algunas veces el mal genio se vuelve explosivo, acompañado de llanto, dificultad para respirar y otros.

Manchas: son el “coco” de las mujeres embrazadas. Su nombre científico es Cloasma Gravidico (así) y se traduce en parches oscuros que aparecen especialmente en la cara. Son consecuencia de las hormonas que elevan la sensibilidad de la piel ante el sol.

Náuseas: son pocas las mujeres que se salvan de esta molestia que se da por niveles altos de estrógenos. Existen remedios caseros que las alivian, los profesionales recomiendan hacer varias comidas durante el día y comer una buena porción de proteína por la noche.

Queloide: es una condición que se da después de ciertas heridas o cicatrices de la piel. Muchas mujeres tienen predisposición a desarrollar este tipo de cicatrices después del parto (si les realizan cesárea).

Rubéola: es una enfermedad viral e infecciosa, contra la cual, por fortuna, la mayoría de mujeres en edad fértil tienen inmunidad adquirida gracias a las campañas de vacunación infantil. Si una mujer embrazada la padece las repercusiones son importantes para el feto.

Sarampión: es propia de la infancia y pocas veces afecta a los adultos. Pero si ocurre, hay que ponerse de inmediato en contacto con el médico. En cuanto al bebé, no se ha comprobado que cause daños o defectos, pero si la mamá la padece en fechas próximas al parto del niño probablemente él la padecerá también.

Toxoplasmosis: su trasmisión se asocia generalmente a los gatos. Si la personas afectada está embarazada el hijo puede sufrir varias consecuencias. Existe mucha desinformación al respecto, lo mismo que algunos mitos sobre si las embarazadas pueden o no tener gatos y perros e la casa. Es importante saber que los gatos no son los únicos portadores de la toxoplasmosis.

Ultrasonido: es la forma más idónea para que los médicos y los padres del niño observen de cerca la evolución del embarazo.

Vitaminas: Las A, C, E son imprescindibles para proteger la piel. Se encuentran en muchas verduras, frutas, leche, aceites vegetales y también en el hígado. No debes tomar vitamina A en exceso puesto que puede tener efectos nocivos durante el periodo embrionario de la gestación.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.