COMENTARIOS

Mi matrimonio se canceló, ¿debo devolver el anillo de compromiso?

Sami

Mi matrimonio se canceló, ¿debo devolver el anillo de compromiso? Imágen: Ingimage

El amor es un sentimiento reciproco y cuando es sincero lo más probable es que tu pareja te proponga matrimonio. Pero si por cosas del destino antes de que llegue la fecha uno de los dos se arrepiente una de las preguntas es: ¿y ahora qué hago con el anillo?

Estabas próxima a casarte, la boda estaba organizada, ya tenías una fecha establecida todo iba viento en popa, pronto llegaría el “mejor día de tu vida”, pero ocurrió lo impensable, lo que siempre deseaste no ocurriera, la boda se cancela. Todo tu mundo se transforma, vienen los reclamos, el llanto, la desilusión de tu pareja y familia, pero es una decisión tomada y no hay vuelta de hoja. Tú, sin ser cruel, lo primero que piensas es: ¿debo devolver el anillo de compromiso? Muchas pensamos que sería lo ideal, pero no siempre esa es la respuesta correcta. Te damos algunos consejos para que, según tu criterio, determines qué es lo correcto en esta situación. Recuerda, tú la conoces mejor y nadie debe decidir por ti en estos casos.

1. Piensa muy bien en el motivo que llevó a que está situación sucediera, si fue él quien decidió por ti, el anillo es un regalo que los uniría de por vida y tal vez es un lazo tan fuerte que no sea sano para ti tenerlo luego de este momento tan tortuoso.

2. Si fuiste tú quien canceló la boda por pánico o porque realmente no lo amas, asegúrate de que eso es lo que quieres, recuerda que con una noticia tan fuerte, que seguro ya dañó el corazón de tu pareja, será difícil retroceder el tiempo si no actúas a tiempo y aún lo amas.

3. Si definitivamente resolviste que ya no quieres nada más con él y quieres regresar el anillo, sé fuerte y entrégaselo tú, hazlo cara a cara, recuerda que no hay nada más horrible que un mensajero lleve algo tan valioso sentimentalmente. Lo harás sentir peor.

4. Cuando llegue el momento no busques temas de discusión, la situación ya pasó y lo mejor ahora es llevarla con calma. Tómate el tiempo de explicar o pedir las razones del por qué de lo sucedido y trata de terminar en buenos términos. Sabemos que no siempre se logra, pero sé civilizada.

5. Si el anillo es de herencia, no dudes en devolverlo, es de propiedad familiar y un recuerdo que solo se da cuando realmente el compromiso es verdadero. Si tienes en mente no hacerlo ¡cuidado! Puedes estar incurriendo en líos legales.

6. Si definitivamente decidiste no devolver el anillo, lo mejor que puedes hacer es venderlo. No te atormentes con el recuerdo en casa, más bien saca algo de provecho de la situación, sin ser egoísta, claramente. Eso sí, ten en cuenta que si lo llevas a la joyería en donde fue comprado puede que no te devuelvan el dinero o que te lo compren por menos de lo que fue vendido. Así que asesórate bien en esta parte y legalmente, no estás exenta a que tu ex quiera reclamar algo del dinero o pedírtelo, al fin y al cabo él fue quien lo compró.

7. Por último, sé fuerte, por situaciones así pasamos todas y no hay porqué echarnos la culpa de ellas. Sigue adelante que como dice el dicho “el tiempo lo cura todo” y no puedes dejar de lado tu vida por un corazón roto.

También te puede interesar: https://www.fucsia.co/novias/preparativos/articulo/pedir-mano-si-quiero/7229

https://www.fucsia.co/sexo-y-relaciones/vida-en-pareja/articulo/las-estadisticas-que-predicen-la-duracion-de-un-matrimonio/70953

https://www.fucsia.co/personajes/internacionales/articulo/la-peticion-de-matrimonio-365-dias/61500

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.