COMENTARIOS

¿Por qué nos afecta tanto la conducta online de nuestra pareja?

Fucsia.co

¿Por qué nos afecta tanto la conducta online de nuestra pareja?

Descubre los verdaderos motivos por los que estás a un like de querer matarlo

Si a Carrie Bradshaw le molestaba como Mr.Big miraba a otras mujeres en la calle, no podemos dejar de preguntarnos qué sería de ellos en la era de las redes sociales. Aunque no es así para todas las parejas, algunas encuentran que Instagram es una fuente de malestar y celos.

Por eso, los investigadores se han lanzado a resolver la pregunta de ¿por qué nos afecta tanto la conducta online de nuestra pareja? Una de las conclusiones que han arrojado los estudios es que en realidad es una cuestión del género femenino pues en cuanto a las implicaciones de ciertas actividades online somos nosotras las que afirmamos sentirnos traicionadas o heridas.

Así que la raíz del problema es lo primero que debemos determinar. Resuelve las siguientes preguntas y reflexiones para descifrar qué es lo que realmente te molesta.

¿Es la cantidad de tiempo que le dedica o el interés excesivo que parece ponerle? ¿Te parece que “no es normal”?
Reflexión: El primer error es intentar definir qué es normal- pues depende únicamente de ti. Normal puede ser darle like a modelos pero no a sus compañeras del trabajo, mientras para otras esto puede ser una barbaridad. Por eso, al igual que en casi todos los aspectos de una relación, la clave está en determinar las “reglas” juntos.

¿Es porque además del like hace comentarios a esas fotos?
Reflexión: Puede que el hecho de comentar lo sientas más activo que un simple like- y eso para ti sea más hiriente.

¿Es por el hecho de que mire o desee a otras mujeres?
Reflexión: ¿Realmente es tan grave que tu chico disfrute ver a otras mujeres? ¿Preferirías que lo hiciera a escondidas? Ciertamente si los roles se invirtieran y tu chico te prohibiera ver las fotos de los galanes de Hollywood seguramente estallarías de risa. La clave está en entender (y aceptar) que el deseo necesita ser alimentado, y entre otras cosas, ese tipo de publicaciones son estímulos para nuestras fantasías.

Tal vez el problema está en que a pesar de que ya lo hayan hablado, ¿él sigue haciendo exactamente lo que le dijiste que te hace daño?
Reflexión: Si a pesar de haber llegado a un acuerdo tu chico sigue realizando conductas que manifiestamente te generan malestar y te pasa por alto (a ti y a tus emociones) quizá sea otra la conversación que tienes que tener. Puede que el foco de atención lo tengamos que poner no en que “mire a chicas en Instagram”, sino en que “las normas de nuestra relación” no están siendo cumplidas.

¿Es porque te sientes insegura frente a estas chicas?
Reflexión: A riesgo de que nos quieras matar, la verdad es que imposible pasar por alto este punto. Lo cierto es que en parte los celos sí son inseguridades.

Aquí es donde la confianza en tu pareja lo resuelve todo: ¿crees que estas chicas representan un ideal fantasioso para tu chico, o es un deseo real? Lo mejor es resolver esta duda con él- en la comunicación está la confianza.

¿Es el tipo de fotografías, que sean del día a día de las chicas en lugar de fotos especialmente sugerentes, lo que me genera malestar?
Reflexión: En la mayoría de los casos, los celos se producen cuando la pareja le da like/comenta una foto de estas chicas en su cotidianidad más que una foto “estereotípicamente” atractiva para un hombre. ¿Es el deseo de conocer la intimidad de otras lo que nos hace sentir mal? ¿Si fuera algo puramente físico lo entenderíamos mejor? En cualquiera de estos casos y a pesar de haber hablado de reflexiones individuales, la clave va a estar en hablar, hablar y hablar con tu pareja.

Finalmente, si identificas lo que tanto te molesta, ¿qué hacer al respecto? Como te habrás dado cuenta, la clave está en las dos “C” de una relación: confianza y comunicación.

Uno de los hábitos de las parejas felices es hablar del sexo- incluyendo lo que los excita, y si esto es algo que consigues con tu pareja te darás cuenta que los celos desaparecen porque empiezas a sentirte “parte de” y no “a parte”. Si nuestra pareja nos cuenta todo acerca de sus fuentes de excitación le perdemos el miedo y por ende los celos.

Por otro lado, lo que se habla queda claro y por lo tanto no crea “fantasmas”. Ciertamente nuestra imaginación puede ser nuestro peor enemigo, así que si podemos discutirlo logramos disipar nuestros peores miedos.

Y si a pesar de todo, después de hablarlo, repasarlo y recordarlo continuamente, él sigue con esta conducta hiriente es hora de que te plantees qué le puedes perdonar a tu pareja y cuantas veces.

Te interesará leer:

-Errores fatales que cometen las parejas en redes sociales

-Esto es lo que pasa cuando tu novio no tiene Instagram

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.