COMENTARIOS

¿Qué tiene de malo mostrar las “ganas” de estar en una relación?

Fucsia.co

¿Qué tiene de malo mostrar las “ganas” de estar en una relación? Foto: Pinterest

Algunos te dirán "cuando no lo busques te llegará", pero ¿qué pasa si algunas no estamos dispuestas a esperar?

Digamos que por cuestiones que desconocemos la gente se encuentra dividida sobre cómo debe comportarse estando soltera. Por un lado, si estás saliendo con varias personas a la vez, por más que cumplas las reglas, te juzgan. En cambio si empiezas a salir con solo una, “estás poniendo todos tus huevos en una sola canasta”. Pero peor aún, cuando declaramos la búsqueda por el amor verdadero lo primero que nos dicen es “no muestres las ganas, los hombres la huelen y se ahuyentan, no quisieras parecer desesperada”.

Pero acaso ¿qué tiene de malo mostrar las ganas? ¿Realmente puede perjudicarte, arruinar cualquier posibilidad de atracción, o por qué es tan mal visto?

Si eres ambiciosa en lo profesional y te esfuerzas por salir a encontrar el trabajo de tus sueños , te aplauden. Pero que ni se te ocurra buscar con quien compartir esa vida maravillosa por la que tanto has trabajado. ¿Por qué? En parte porque en cierta medida, aunque glorificamos el romance, también tenemos la idea que debemos ser ferozmente independientes. “¿Depender de alguien más? ¡Jamás!”.

Esto crea una suposición de que al buscar el amor estás tratando de llenar un hueco, cuando por supuesto no siempre es el caso (¿o sí? Descubrelo aquí). No deberíamos tener que excusarnos por querer alguien a quien abrazar los domingos por las mañanas, ni por lo contrario explicar que no estamos buscando alguien que llene un vacío profundo, ni alguien que supla nuestras carencias emocionales.

Por otro lado, mostrar las “ganas” puede tener implicaciones de estar abierta a relaciones sexuales. Cosa que a las mujeres se les recrimina, pues no es digno de una lady. Porque claro, si estás teniendo citas con hombres es fácil suponer que estás teniendo sexo. Así que a cambio de vulgaridades en muchas ocasiones la gente opta por llamarte “desesperada”.

Al final todo se reduce a que tenemos una idea bastante loca sobre lo que supone que debe ser el amor. Encontrar a alguien es el resultado de una situación mágica, no debe ser calculada, predeterminada, ni planificada. Por lo que si tomas el asunto en tus manos, estás yendo en contra de la noción de cómo debería ser.

¡Olvídate! No hay absolutamente nada de malo en priorizar la búsqueda del amor y nadie tiene derecho a hacerte sentir mal por eso. Y si eso es “mostrar la sed”, ¡que así sea!, un motivo más para salir por unas copas.

Eso sí, también están los que muestran demasiado entusiasmo: “Hola me llamo Pepa y quisiera estar embarazada en julio”. O las que aún dejan que sus relaciones pasadas arruinen las futuras y están en lágrimas antes de que incluso el capuccino haya llegado a la mesa. Pero si tus “ganas” son replanteadas en “esto es lo que quiero y esto es lo que soy” puede que seas justo lo que él estaba buscando.

La moraleja de esta historia es que la “desesperación”, las “ganas” y la “sed” no tienen que ser tus enemigos. Así que déjanos hacerte unas preguntas…

¿Quieres encontrar al amor de tu vida?

¿Estás lista para salir a encontrarlo?

¿Qué estás esperando? Ve a ser la protagonista de tu propia historia de amor.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.