COMENTARIOS

Sexo durante el embarazo, todo lo que debes saber

Alejandra Martinez

Sexo durante el embarazo, todo lo que debes saber

Antes, durante y después del embarazo, éstas son las etapas por las que atravesará tu vida sexual.

Una de las grandes dudas de las parejas embarazadas gira alrededor del sexo. ¿Qué ocurre con el deseo sexual, las relaciones íntimas y el contacto físico? Debes saber que antes, durante y después del embarazo atravesarás por diferentes etapas, he aquí las 5 principales.

Complementa tu vida sexual con el slow sex, tu vida cambiará. 

1. La decisión-presión

Una vez una pareja concuerda en la decisión de tener un bebé y sienten que es un paso absolutamente necesario en su vida, las relaciones sexuales dejarán de ser lo que eran. Entra el estrés y la presión de no concebir dentro del tiempo esperado y se puede llegar a plantear la necesidad de un tratamiento especializado. ¡Tranquilos! La presión por la búsqueda del embarazo se vuelve un estímulo negativo, con falta de deseo e incluso problemas de erección. Es vital acompañarse, entenderse y escucharse como pareja para no convertir el deseo y la pasión en una obligación práctica.



Averigua ¿Por qué no puedo llegar al orgasmo?

2. Miedo materno

La primera etapa de un embarazo con respecto al sexo es de aprehensión. Es normal el miedo a sufrir un aborto mezclado con el malestar físico (náuseas, cansancio y molestias). Esto puede disminuir considerablemente el deseo sexual. Sin embargo,  no olvides que tanto tú como tu pareja necesitan atención, afecto, cariño, abrazos, besos y caricias.  Poco a poco verás que no hay nada que temer.

3. Miedo paterno

Una vez se supera la etapa del miedo materno, las mujeres entran en modo “relax” y es ahí cuando las hormonas aumentan su deseo sexual. Puede que la mujeres estén más que listas para volver al ruedo, pero en ésta etapa surge lo contrario a la etapa anterior: el miedo aparece en el futuro papá. Por lo general de da terror pensar en la posibilidad de lastimar al feto y le aterra pensar  lo que el bebé pueda sentir. Es importante hacerles entender que  no sienten nada y no lo va a tocar con su miembro por grande que sea. Lo que sí puede percibir el bebé es la respiración agitada, el palpitar del corazón y el placer que las contracciones uterinas pueden provocar.

Igualmente, debes saber si eres sexualmente incompatible con tu pareja.

4. La panza

Cuando menos te des cuenta... ¡bum! Tienes una gran panza que, mezclada con los dolores y molestias propias de un embarazo avanzado empieza a complicar las cosas. Aunque no lo creas, en esta etapa el deseo sexual de las mujeres es el más alto de los 9 meses ya que el organismo responde con extra lubricación en la pelvis y la vulva. Se recomienda optar por el sexo oral, pero aun así no se debe descartar la penetración.

 5. La dieta

Ya nació tu bebé y todo pensamiento sexual queda olvidado un rato por cuenta del dolor o del cansancio. Toda la atención se mueve alrededor del bebé. Se recomienda no tener penetración durante los primeros 40 días ya que el cuerpo  por fuera y por dentro de la mujer está totalmente desordenado y podría ser riesgoso. Hay que tomarse el tiempo de sanar  de que el cuerpo y mente puedan recuperarse. Aun así,  es importante que no se olviden de tener intimidad y contacto así éstos no impliquen sexo.  Caricias, besos y tratar de mantener su esencia como pareja serán claves. Si es necesario, un especialista puede ser de suma utilidad para ayudar a entender los cambios del cuerpo y la forma de reconectarse sexualmente.

Conoce también  5 ejercicios para tonificar tu vagina.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.