Actualidad

“Cada vez puedo entender más la razón de lo que me pasó”: Natalia Durán

Mariana Hernández, 27/4/2022

La actriz colombiana ha enfrentado una odisea durante los últimos años y, en medio de una conversación con Fucsia, habló sobre detalles poco conocidos de su lucha por vivir.

Natalia Durán
Natalia Durán - Foto: Instagram @nataduranv

El nueve de marzo del 2021, Natalia Durán hizo público por primera vez que tenía un problema de salud por el que casi pierde la vida. La actriz fue diagnosticada con cáncer de tiroides, y enlazado a este, tenía problemas con sus plaquetas y otras afectaciones por las que estuvo cerca de perder la vida.

Sin embargo, ella cree que su cáncer se desarrolló debido a un tema que ha afectado a millones de mujeres alrededor del mundo, se trata del síndrome de Asia, conocido también como la enfermedad de las prótesis mamarias; este genera una respuesta autoinmune en la persona y Durán afirmó que se siente como “un corto circuito”.

En medio de una conversación con Fucsia, aseguró que esta se puede desarrollar por cualquier elemento extraño en el cuerpo, pero en el caso de ella, lo que cree más probable es que se haya desarrollado debido a sus implantes mamarios.

Aunque no puede estar 100 % segura, muchas mujeres que tienen síndrome de Asia sufren problemas de tiroides y los dos tipos de cáncer que han sido relacionados con esta afectación de salud, que son el de tiroides y el linfático. En su caso, algunos de los síntomas que presentó fueron los problemas cardiacos y la pérdida de la memoria, lo que impidió que se desempeñara con éxito en su trabajo.

Aseguró también, que después de explantarse, las mujeres tienen 80 % de probabilidades de volver a su salud normal, pero hay que entrar a una rehabilitación especial. Sin embargo, el 20 % restante sí puede tener graves secuelas.

La solución era someterse a una cirugía y retirar sus prótesis, sin embargo, para ella fue muy difícil tomar esta decisión, pues sentía un gran complejo con esta parte de su cuerpo, todo esto, debido a varios traumas, entre ellos que su mamá tuvo cáncer de seno.

“Tenía la idea de que iba a quedar con dos huecos en el pecho, estaba en un proceso de aceptación para quitarme las prótesis y lo que iba a significar… no había terminado esto cuando me dijeron “tiene cáncer”, yo no estaba lista”.

Aseguró.

El diagnóstico de cáncer de tiroides llegó en el peor momento de su salud, no se había operado y tampoco había podido asimilar lo que estaba pasando ni creía que fuera a sobrevivir al retiro de sus prótesis. Finalmente, tuvo que asumir las dos enfermedades al tiempo, y ahora está del otro lado, y su salud mejora cada vez más.

“Para la cirugía de explantación yo sentía que no lo iba a lograr, no podía ni pararme de la cama, ni subir tres escaleras, estaba en un estado muy deteriorado”.

¿Qué la ayudó a afrontar sus diagnósticos?

En medio de la entrevista, Durán confesó que lleva más de 20 años “buscando su sanación integral, espiritual, mental y física”, esto, explorando muchas herramientas con las que pueda comprenderse a sí misma: la meditación, la música, el arte, la buena alimentación y la conexión con la tierra son solo algunas de las técnicas que usa.

“Uno hace todo eso para momentos como estos, cuando uno dice ‘la vida se me fue por entre un hueco’”, sin embargo, también dejó claro que no le tuvo miedo a la muerte en ningún momento, pero sí a todos los retos que significaba estar enferma.

“Cuando tú tienes una enfermedad tan grave, no sólo es una enfermedad física, una enfermedad atraviesa tu manera de ver la vida, el cáncer no sólo es físico, también está en la mente y las emociones”.

Explicó a Fucsia.

La actriz aseguró que todo el conocimiento que ha acumulado durante estos años afloró en este momento, lo que no quiere decir que le evite el dolor, estar triste o enfrentar dificultades por sus procesos de salud, pero sí le ayudó a tener una visión diferente del tema.

“Ahora que me siento bien físicamente, cada vez más puedo entender la razón de lo que me pasó y lo importante que ha sido para mi crecimiento personal”.

Aseguró sobre el conocimiento que ha adquirido durante años.

Otra de las herramientas que ha usado es la música y tiene una canción en específico que sabe que “le salvó la vida”, de hecho, no fue sólo ese tema, sino el artista, este es conocido como Muerdo. “Vas a encontrarte” sonó por primera vez durante una cita en la que ella no tenía fuerzas para nada, pero su terapeuta empezó a cantarla y la disfrutó tanto que desde ese momento se convirtió en la banda sonora de su vida.

“A veces me sentía en un desasosiego impresionante y la escuchaba durante todo el día, así me sentía acompañada e inspirada”.

Confesó, e incluso comentó que hasta el día de hoy no la puede oír sin llorar.

A través de redes sociales se hizo amiga del cantante y lo conoció en persona hace unas semanas, cuando vino a Bogotá a un concierto y la invitó a la tarima, allí cantaron juntos y se conmovieron hasta las lágrimas, al igual que los cientos de asistentes que los vieron interactuar.

“Muchas veces sentía que mi cuerpo no lo iba a lograr, muchas veces yo decía ‘me voy a quedar acá, no lo voy a lograr, no voy a pasar estas cirugías porque mi cuerpo está deteriorado’”, contó, y fue esta canción la que la ayudó a salir adelante.

La playlist de Natalia Durán para los momentos difíciles:

  • Vas a encontrarte, Muerdo
  • Semillas, Muerdo
  • Claridad, Muerdo
  • Quiero fácil, Sandra Bernardo
  • Mantras
  • Meditaciones enfocadas en la sanación a través de la vibración

Sobre el abuso que vivió cuando era niña

Hace poco, la actriz contó en un video publicado en su cuenta de YouTube que hasta que cumplió tres años, su padre biológico abusó de ella sexualmente. De la misma forma, lo hicieron dos familiares más.

Esto causó en ella problemas para aceptar su cuerpo, para sentirse ella misma en su piel y, con el tiempo, estos traumas mutaron y fueron los que le hicieron tomar la decisión de ponerse implantes, para, posteriormente, impedirle tomar la decisión de retirarlas rápidamente.

“Cómo voy a hablar sobre mi cáncer y mi Asia sin hablar del origen, (...) cómo voy a hablar de lo que tengo en la garganta sin hablar de mi voz y de lo que tengo que decir. Sin hablar de que me puse unas prótesis porque me sentía totalmente desorientada en mi propio cuerpo, y cómo no sentirme así si tengo un tema de abuso y de incesto de dos familiares más”.

Afirmó al respecto.

Sobre su futuro

Si hay algo que Durán tiene claro es que la enfermedad le enseñó a volverse a conectar y sintonizar con la verdad y la realidad de la vida, “la realidad es que todos nos vamos a ir de aquí, solo que unos antes que otros”, por lo que se debe recordar la vida desde la perspectiva que cada quien quiera.

En cuanto a su vida laboral, contó que quiere servir a las personas, ayudar a que comprendan el abuso y las presiones que muchos cargan, por ahora no descarta la actuación, pero quiere hacerlo en algo que conecte y que esté relacionado con lo que quiere hacer ahora.

;
Natalia DuránCáncerPrótesisImplantes mamariosImplantes mamarios vinculadas al cáncer en Colombia