COMENTARIOS

Meghan Markle y Harry de Inglaterra, esta es su historia de amor

Por: Claudia Lucía González

 Meghan Markle y Harry de Inglaterra, esta es su historia de amor Fotos: Getty

La noticia de su compromiso tiene al mundo con los ojos posados sobre ellos. Lo que pocos saben es que este romance inició mucho antes de que se conocieran. Esta es la historia de la nueva pareja real.

Sobre la mesa estaba servido un blend de Darjeeling y Assam, el té preferido de la reina Isabel II de Inglaterra. Su nieto Harry y Meghan Markle llegaron puntuales a la cita en la que el príncipe le presentaría oficialmente a su novia, la actriz estadounidense que lo tiene encantado hace un año y medio.

Eran las cinco de la tarde y el sol se reflejaba en los jardines del Palacio de Buckingham. El clima estaba perfecto y contrario a lo que muchos pensaron, a la abuela de 91 años se le vio muy contenta compartiendo con sus jóvenes invitados una abundante variedad de sándwiches, los famosos scones británicos y dos clases de tortas.

Y es que la debilidad de la monarca por el hijo menor de Carlos y Diana es bien conocida. Según el Daily Mail, aunque la presentación de las novias reales tarda años, ella aceleró el encuentro “porque quiere verlo feliz y con su propia familia”.

Mira también: cuentos de hadas de la vida real: así se enamoraron estas parejas famosas.

Los detalles de la conversación solo los conocen ellos, pero la prensa británica especula que la reina les dio su visto bueno a pesar de que Meghan es plebeya, actriz, hija de una afroamericana y un estadounidense de origen irlandés, y para completar, hace cuatro años se divorció del productor de televisión Trevor Engelson. “La reina tiene una mente abierta y me imagino que piensa: ‘Si están enamorados y se llevan bien, entonces deben proceder’”, le dijo Sally Bedell Smith, biógrafa de la reina, a The Times.

Un amor a través de la pantalla

Es evidente que Harry y Meghan se llevan muy bien. Incluso un amigo de la pareja le dijo a Us Weekly que ya se habían comprometido, pero que para hacer el anuncio estaban esperando que ella se retirara de la serie de televisión Suits, en la que por siete temporadas le ha dado vida a la abogada Rachel Zane. Sobre este personaje de ficción habló la periodista Katie Nicholl: la experta en la familia real le reveló a The Sun que el príncipe Harry se enamoró de Meghan a través de las pantallas dos años antes de conocerla personalmente. “Lo sé porque me tomé unos tragos con una de sus amigas y me dijo que había estado de fiesta con el príncipe Harry. En esa época estaba soltero y ella le preguntó quién era su mujer ideal. Él contestó: ‘Meghan Markle, de Suits’”.

Hasta ese momento Harry sabía muy poco acerca de la guapísima californiana que el 4 de agosto cumplió 36 años. El quinto en la línea de sucesión al trono británico estaba lejos de imaginarse que a los 16 ella fue presidenta del sindicato de estudiantes negros y que compartía clases con el cantante Robin Thicke, a quien muchos años después le hizo de su puño y letra las tarjetas de invitación a su matrimonio con Paula Patton. Porque otra de sus sorpresas es su bella caligrafía, que la sacó de algunos apuros económicos: mientras estudiaba en la Escuela de Comunicación de la Northwestern University, donde se especializó en Teatro y Relaciones Internacionales, trabajó escribiendo la correspondencia que Dolce & Gabbana les envía a las celebridades. Meghan era todo un mundo por descubrir para el príncipe tres años menor que ella.

Entonces entró en escena Markus Anderson, su amigo canadiense que trabaja para la red de clubs privados Soho House Group, quien sirvió de celestino. “Harry le pidió que se las arreglara para presentársela sin necesidad de una cita, y ocurrió en uno de los salones privados del Soho House 76 Dean Street”, contó Nicholl, quien para evitar suspicacias aclaró que al encuentro fueron ocho amigos comunes.

The Telegraph escribió una versión diferente de este capítulo. El periódico británico dice que se conocieron gracias a la diseñadora de modas neoyorquina Misha Nonoo, amiga de Meghan y exesposa de Alexander Gilkes, el cofundador de la casa de subastas Paddle8, quien conoce a Harry desde su época de estudiantes en el Eton College. Según los libretistas del romance mediático, el acontecimiento ocurrió en mayo del año pasado en La Florida, durante los Invictus Games creados por el Príncipe Harry en 2014.

Mira también: Mónica Fonseca & Juan Pablo Raba: amigos y amantes.

De lo que sí hay seguridad es que las primeras apariciones públicas de los prometidos también ocurrieron en los Invictus Games, que este año se celebraron en Toronto, Canadá, y donde compitieron cerca de 600 militares heridos en guerra. Se les vio en la inauguración el 23 de septiembre y aunque estuvieron separados por unas cuantas filas, la californiana —que estaba sentada al lado de Markus Anderson— no solo llamó la atención de los paparazzi, sino también de las fanáticas de la realeza, quienes agotaron en las tiendas Aritzia y Mackage el vestido y la chaqueta de cuero que ella llevaba.

Doria Radlan, la suegra cool

Dos días después, ya juntos, se les vio muy cariñosos y alegres durante un partido de tenis en el Nathan Phillips Square. Y en la clausura, que se celebró en el Air Canada Centre, compartieron un palco privado con Doria Radlan, la madre de Meghan, quien según The Times, “lucía fresca, tranquila y completamente imperturbable”.

Este nuevo encuentro familiar le dio otro giro interesante a la historia. La suegra de 60 años es todo un personaje, y su estilo es tan llamativo que The Times le dedicó un artículo titulado The coolest mother-in-law? La periodista Hannah Betts la compara con la madre de Kate, la duquesa de Cambridge, y sus conjuntos rígidos de azafata. “Carole Middleton, quien por mucho tiempo se ha promocionado como la ‘fría’ suegra de la Casa de Windsor, podría ser eclipsada por la perspectiva mucho más moderna que es Doria Ragland”, escribe Betts sin ocultar su admiración.

Mira también:  Lilian Tintori y Leopoldo López, y otras parejas influyentes.

Como es de suponerse, Meghan también es una entusiasta seguidora de su mamá. En la edición de agosto de la revista Glamour le pidieron que hiciera una lista de las diez mujeres que le cambiaron la vida. Y ella la incluyó junto a Madeleine Albright, la cantante Joni Mitchell y Julia Roberts, entre otras. “Mi madre es instructora de yoga, pero también hace trabajo social con la comunidad geriátrica. Siempre ha tenido un espíritu libre, usa rastas y un aro en la nariz. Acaba de correr la Maratón de Los Ángeles. Nos divertimos mucho juntas, y además encuentro consuelo en su apoyo. Esa dualidad coexiste de la misma manera que con un mejor amigo”, escribió la actriz.

Los novios ya terminaron las presentaciones familiares: el príncipe William y su esposa Kate, la duquesa de Cambridge, recibieron a la pareja en los apartamentos del Kensington Palace el 10 de enero. Por eso, días después del té con la reina los rumores de matrimonio crecieron. Además, la actriz les anunció a los productores de Suits que no seguirá en la octava entrega de la serie sobre abogados, una de las favoritas de Bill Clinton y Michelle Obama, y en la que Meghan le hacía honor al título luciendo en cada capítulo trajes de Valentino, Dior, Zac Posen, Gucci y Burberry. Al respecto, el Daily Star publicó que ella está feliz de hacer ese sacrificio personal y que después del matrimonio se dedicará a las obras filantrópicas. “Disfruta mucho con su colaboración con Unicef y seguramente amplíe sus compromisos cuando se convierta en una royal a tiempo completo”, le dijo una fuente al diario.

Pero esto contradice las declaraciones de Meghan en la edición de septiembre de Vanity Fair en la que fue portada. Además de contar que salieron durante seis meses sin que nadie lo supiera, aclara que lo único que ha variado es la percepción de la gente. “Nada cambió. Sigo siendo la misma persona. Nunca me definió una relación”.

Eso está por verse cuando salga de la Abadía de Westminster tomada del brazo de su nuevo esposo.

Si te parece que Harry es increíblemente guapo deberías ver los hombres más atractivos según la ciencia.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.