Personajes

“La feminidad «trans» es creativa, somos «trans» y lo manifestamos con orgullo”: Brigitte Baptiste

Javier Mendoza Daza, 30/6/2022

La prestigiosa bióloga y rectora de la EAN habla sin tapujos sobre la feminidad «trans». También se refiere a los hallazgos científicos sobre naturaleza «queer».

BRIGITTE BAPTISTE Columna Semana
BRIGITTE BAPTISTE. PREMIO LOS MEJORES LIDERES 2015. BOGOTA AGOSTO 21 DE 2015. FOTO: JUAN CARLOS SIERRA-REVISTA SEMANA. - Foto: Revista Semana

Brigitte Baptiste es considerada como una de las mujeres más brillantes del país. Su vida, en realidad es corta. Brigitte nació hace poco más de dos décadas y lo hizo luego de haberse dado cuenta de que en el cuerpo de Luis Guillermo Baptiste había en realidad una mujer.

Tiene una de las hojas de vida más nutridas del país, le ha hecho frente a la transfobia como mejor lo sabe hacer, de manera inteligente, elegante y, sobre todo, con argumentos, los mismos que le ha dado la ciencia, pues cada una de sus tesis está basada en la investigación.

¿Qué es el orgullo?

Para ella, el orgullo es una “condición de confianza, tranquilidad y realización”. “Somos orgullosas, orgullosos y orgulloses porque sabemos que podemos existir y eso ya es una ganancia gigantesca”.

Hay algo que cuestiona, a pesar de ya no dedicarle tiempo, y es lo que considera una violencia insidiosa a través del lenguaje. “Las personas se rehúsan sistemáticamente a emplear los pronombres correctos (…) lo hacen sabiendo que soy una mujer trans, les gusta hablar en masculino, pero detrás de eso hay todo un ejercicio de discriminación soterrado que uno tendría que estar todos los días retando o trabajando y prefiero hacerlo a una escala educativa”.

Le ha tocado escuchar a personas que le dicen todavía “señor” o “doctor” y su respuesta es simple: “¿Dónde está el doctor que no lo veo, no sé con quién está hablando?”. Refiere que lastimosamente estos episodios suceden con frecuencia y las personas después le piden disculpas. Por lo general lo hacen cuando se fijan en que ella se da cuenta. De igual manera, considera este ejercicio como fatigante.

Empoderamiento de la mujer trans

Brigitte explica que hasta hace pocos años la mujer trans no aparecía como mujer trans, sino que lo hacía simplemente como mujer. “Tuvieron en su momento que tratar de sobrevivir a un mundo muy polarizado donde las categorías eran o mujer u hombre, donde la opción solo era la del tránsito completo y no la de habitar el género con su multiplicidad de oportunidades”.

Afirma que, en medio de este tránsito, a las mujeres trans no les interesa desaparecer, sino explorarse y experimentar con su sexualidad, género y su existencia en el mundo. “Eso hace que representamos un particular tipo de personas que está presente con unas características únicas que ya no quiere esconder. Las mujeres trans no pretendemos diluirnos dentro de la feminidad. Somos mujeres trans y lo manifestamos orgullosamente”.

La construcción de una mujer trans

“Cada mujer trans se construye a ella misma”, sentencia. Dice que eso las convierte en objetos de arte. “Nuestro cuerpo, apariencia y estética es un continuo trabajo de exploración y creación que demuestra la amplia gama de posibilidades de ser y habitar el mundo y el cuerpo (…) la presencia trans tiene su propia firma, podrá ser exagerada o escandalosa, pero está basada en una feminidad que ha sido muy rica, pero a su vez también oprimida”.

Esa feminidad de la que habla dice que las mujeres trans las utilizan para vivir de una manera gozosa en el mundo. “Es una feminidad creativa, no es obligada, no está definida por mercados ni es ideologizada, es una feminidad muy vinculada con el arte.

Una de las teorías que ha causado mucho revuelo es el de la naturaleza queer y, aunque muchos se nieguen a creerla, hay evidencia científica de fauna y flora que amolda su sexualidad según sus necesidades.

“Ese es uno de los descubrimientos que ha realizado la ciencia natural en los últimos años, sobre todo biólogas transgénero como yo (…) se han dado cuenta que en la historia de la ciencia se ha ocultado la naturaleza gay o queer de los ecosistemas o la evolución, algo que Darwin ya había explicado”, puntualiza.

Con ello se refiere a que la selección sexual era un factor muy importante en la evolución, aunque no pudo desarrollar su teoría a fondo por no tener información genética. “Hemos ido descubriendo que casi todos los animales en el mundo tienen una faceta queer”.

Por último, deja un mensaje para aquellas personas que en este momento están pasando por su transición. “Mámenle gallo a los machistas y dogmáticos, no nos vamos a dejar amargar, no dejaremos que se opaque nuestro brillo porque haya personas que piensen que somos una herejía con piernas”.

Brigitte BaptisteLGBTIQTransexualDiversidad de géneroOrgullo LGBTI