COMENTARIOS

Karoshi: La enfermedad que asesina por exceso de trabajo

Sami

Karoshi: La enfermedad que asesina por exceso de trabajo Imagen: 123rf

Ser adicto al trabajo, un fenómeno que sucede comúnmente en el ámbito laboral, puede ser el primer factor de muchas muertes imprevistas a nivel mundial, te contamos de qué se trata.

Estudios han revelado que morir por exceso de trabajo si es posible, el estrés ha sido uno de los principales factores que se le ha atribuido a los tan conocidos Nuevos Síndromes Profesionales, fenómenos que aparecen por la gran carga laboral y el aumento de horas laborales. Pero existe una enfermedad mucho más letal, Karoshi, una palabra japonesa que en español significa muerte por exceso de trabajo, y es tan extraña que no escatima edad, profesión y mucho menos sexo.

Según varios análisis, Japón, principal país en donde se presenta está patología, la cantidad de muertes a causa de la letal enfermedad puede llegar a las 10.000 víctimas anuales, cifra que iguala al número de personas que mueren en accidentes de tránsito en ese país.

¿En qué consiste la enfermedad?

La enfermedad se conoció hace cuarenta años, la primer víctima diagnosticada por muerte a causa de Karoshi, fue un joven de 29 años, quien fue encontrado muerto en su escritorio por sus compañeros en 1969.

Médicos expertos en el control del sueño explican que la enfermedad puede anunciar su presencia con el exceso de estrés y la somnolencia diaria que puede presentar un empleado en su jornada laboral. Estos síntomas impiden que el cerebro y el corazón funcionen vitalmente, suspendiendo algunas funciones del cerebro, ocasionando derrames cerebrales y obstrucción del bombeo de sangre al corazón, generando un paro cardiaco súbito.

Síntomas del síndrome de Karoshi

Aunque sea difícil de creer la causa principal para que una persona muera por Karoshi, es la falta de sueño. El no dormir las ocho horas reglamentadas, alimentarse de manera inapropiada y no tomar descansos entre hora y hora de trabajo, pueden contribuir a el riesgo de enfermedades del corazón, desordenes inmunológicos, diabetes y hasta al cáncer.

Te puede interesar: El estrés laboral duplica el riesgo de diabetes en mujeres

La ansiedad, el no desconectarse del trabajo en el tiempo libre o en las vacaciones y el pensar todo el tiempo en los quehaceres laborales, son otros de los factores que aumentan el riesgo de muerte súbita a causa de Karoshi. Si a esto le sumamos el estrés causado por la cantidad de tiempo que se pasa en la oficina, se crea una bomba de tiempo que termina por estallar cuando menos se espera.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), determinó que las personas que trabajan más de 55 horas semanales, son las que más riesgo corren riesgos de ser asesinadas por ésta enfermedad, mientras que las que trabajan 40 horas semanales o menos, tienen mejor calidad de vida, factor que influye en el bienestar emocional y en la salud.

Así que ya sabes, si te estás excediendo en tus jornadas laborales y no haces las pausas activas correspondientes, ¡Ten cuidado! Estás creando un mal hábito y exponiéndote a que el síndrome de Karoshi se cruce en tu camino.

Lee también: Si te excedes laboralmente puedes estar sufriendo de síndrome de Burnot

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.