COMENTARIOS

Evita y controla las venas várices en tus piernas

Evita y controla las venas várices en tus piernas Thinkstock.

Las piernas son una de las partes del cuerpo más sexys que tenemos las mujeres; además de mantenerlas depiladas, bronceadas, tonificadas e hidratadas, es importante mantenerlas libres de venas y arañitas que desmejoran notablemente su aspecto, además de atentar contra nuestra salud.

Las várices son dilataciones venosas que suelen aparecer, en su mayoría, por causas  hereditarias. Sin embargo, existen maneras de prevenirlas o retardar su aparición manteniendo hábitos saludables que ayuden a mantener una buena circulación sanguínea y lucir siempre unas piernas esplendorosas.

Hay diversos factores que pueden propiciar la aparición de várices. La primera causa está determinada por defectos congénitos de las válvulas, encargadas de hacer circular la sangre hacia el corazón; otra de las causas comunes es mantener mucho tiempo de pie y la última, está dada en algunos casos por el embarazo, aunque en la mayoría de los casos,  las venas que aparecen durante este tiempo tienden a desaparecer unas semanas después del parto.

Para evitar o controlar la aparición de las venas várices y sus molestias, es muy importante seguir algunos consejos sencillos
como no estar mucho tiempo de pie o sentada, no cruzar las piernas mientras estés sentada, mantenerte dentro del peso normal y tener una dieta balanceada, no usar zapatos muy altos ni muy bajitos, evitar ropa muy ajustada sobre todo en las piernas, evitar el consumo excesivo de alimentos fritos, condimentos, alcohol, cigarrillo, café y té, así como el alto consumo de azúcar y harinas.

La naturaleza nos ofrece la posibilidad de hacer tratamientos caseros que ayudan a mejorar los síntomas y la apariencia de las piernas afectadas por las várices.

Una buena preparación consiste en tomar 50 gramos de castañas de indias, 50 gramos de guaba, 50 gramos de hamamelis y 150 ml de aceite vegetal de cocina. Se cortan las plantas, agregas el aceite y lo cocinas todo a fuego medio bajo por cinco horas. Dejas enfriar, cuelas con un filtro de café y lo amacenas en una botella.

Debes aplicar este aceite masajeando las piernas de abajo hacia arriba dos veces a día, elevando las piernas después de cada aplicación por al menos 10 minutos. Ten cuidado de no aplicar esta preparación si tienes úlceras en las piernas.

Otra preparación sencilla consiste en tomar seis (6) cucharadas de milenrama, seis (6) cucharadas de flores de malva y seis (6) de flores de sauco. Pones  todas las plantas en un litro de agua caliente, dejas reposar y haces baños en las piernas dos veces al día durante cuatro semanas.

Como todas nuestras recomendaciones, si las molestias continúan o empiezas a tener complicaciones más serias, debes visitar a tu médico para que un especialista vascular te trate y evites tener una tromboflebitis que puede tener consecuencias muy graves y causar hasta la muerte.

Te recomendamos hacer ejercicio, elevar las piernas cada vez que puedas, caminar descalza sobre la tierra o el pasto y poner una almohada debajo de los pies al dormir para facilitar la circulación de la sangre en las piernas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.