COMENTARIOS

Formas de prevenir infertilidad

Formas de prevenir infertilidad Formas de prevenir infertilidad

El estrés, el consumo de cigarrillo, el bajo peso o las infecciones son factores que pueden interferir en una concepción normal. Entérate cómo te puedes ayudar.

Si bien en la actualidad hay muchas parejas que deciden no tener hijos porque tienen otras expectativas y prioridades, aún son muchos los matrimonios que desean con todas sus fuerzas aumentar los miembros de la familia.

No obstante, de esos hombres y mujeres que sí anhelan tener bebés hay una gran proporción que no puede conseguirlo porque tiene problemas asociados con la fertilidad. Esta imposibilidad de concebir tiene múltiples tratamientos que varían en cada caso aunque, como en todo, lo mejor siempre será prevenirla.

Cuídate para el futuro
En las mujeres, la calidad y cantidad de óvulos va reduciéndose progresivamente después de los 30 años. Sin embargo, el cambio más drástico se presenta durante la etapa de los 40 porque la velocidad de la disminución aumenta considerablemente.

A estos cambios naturales se suman los que presentan los hombres, que en el caso de ellos tienen que ver con la movilidad espermática. Entre más años tenga el hombre o entre más factores de riesgo presente, el esperma se moverá más lentamente y en consecuencia la concepción se hará más difícil.

Estas razones explican la importancia de llevar una vida sana que permita contrarrestar las pérdidas naturales que vienen con la edad. En este sentido las recomendaciones son:

Dile adiós al cigarrillo: Estudios realizados en Estados Unidos han demostrado que el consumo de tabaco afecta la fertilidad tanto de hombres como mujeres. En el caso del género femenino, los resultados de las investigaciones han determinado que 13 por ciento de las causas de infertilidad son por fumar dado que la nicotina y otras sustancias químicas pueden dañar la capacidad de la mujer para formar estrógenos. Además se pueden presentar anomalías genéticas en los óvulos.

Cuida tu peso: Cualquiera de los casos (sobrepeso o bajo peso) pueden afectar la fertilidad. Los desórdenes en la alimentación alteran la ovulación y recuerda que sin óvulo no hay fecundación. En el caso de los hombres, la obesidad está asociada con la baja concentración y movilidad de los espermatozoides lo que implica que no estos no puedan llegar hasta el óvulo y fecundarlo.

Por otro lado, ten presente que hay alimentos que crean mejores condiciones cuando se está buscando un embarazo. Para saber cuáles son los indicados para tí, te recomendamos consultar a tu médico o acudir a un centro especializado en medicina reproductiva.

Atención a las infecciones: Hazte tratar a tiempo las infecciones de transmisión sexual. No realizar el tratamiento adecuado para cada patología puede desencadenar problemas mayores como la inflamación crónica del tracto genital y, por ende, la disminución de tu fertilidad.

Controla el estrés: La depresión, la angustia y la inseguridad son alteraciones que debes manejar para no afectar el estado hormonal que influye en tus ciclos de ovulación. Si crees que no puedes manejar estos estados, busca ayuda profesional para tratar esas emociones negativas.

También le puede interesar

COMENTARIOS

Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Publicaciones Semana. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.