Salud

Más que verduras y plantas: la verdad de la dieta vegana

María Isabel Rodríguez, 8/4/2022

Te contamos qué debes saber sobre este tipo de alimentación.

Mujer comprando verduras
Beautiful woman buying kale at a farmers market - Foto: Rawpixel / Getty Images

Cuando se trata de nutrición, tenemos a la mano muchas opciones para todos los gustos. Según el tipo de alimentos que consumes, en la biología existe una clasificación de los seres vivos: carnívoros, herbívoros y omnívoros. Los científicos aseguran que los seres humanos somos la especie que más representa la última categoría, porque consumimos tanto carne como plantas.

Pero cuando hablamos de personas, esta clasificación que aprendemos en el colegio se vuelve un poco más compleja. Hay una gran población en el mundo que se considera vegetariana. Es decir, que no consume proteínas animales. Según la firma de estadística Statista, el 33 % de toda la población en India, es vegetariana; en Reino Unido es el 25 % y en Estados Unidos, el 5 % dejó de consumir animales. Pero también están los veganos.

¿Qué significa ser vegano?

Una persona vegana, aparte de ser vegetariana, tampoco consume productos derivados de animales, como leche, huevos e incluso miel, que es producida por las abejas. Estas personas representan el 8 % de la población del planeta, más de 600 millones, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2019. Sin embargo, ha existido la creencia de que este tipo de alimentación está ‘incompleta’ y que el organismo necesita de la proteína animal para funcionar correctamente. ¿Es verdad?

En primer lugar, hay que revisar cuáles son los componentes esenciales que debemos consumir los seres humanos. Eder Abott, nutricionista y dietista, le dijo a Fucsia que: “En condiciones normales, una persona necesita un adecuado balance de macronutrientes y micronutrientes. Los macronutrientes son aquellos que el cuerpo necesita en mayor cantidad, que son: los carbohidratos (mal llamados harinas), proteínas y lípidos (grasas). Los micronutrientes son aquellos que el cuerpo necesita en menor cantidad, como son las vitaminas y minerales”.

Cuando pensamos en fuerza, pensamos en carne, en proteína animal. Sin embargo, unos de los personajes de la historia que más necesitaba fuerza para sobrevivir, sorprendentemente, eran vegetarianos. Según un estudio publicado por la BBC, la dieta de los gladiadores se basaba en granos y plantas.

Para reforzar esta idea, el doctor Abott responde una de las preguntas más importantes en este asunto: ¿Es necesaria la proteína animal? El experto comenta que: ”No, según estudios recientes se puede tener un adecuado estado nutricional con proteínas únicamente de origen vegetal”. Celebridades como Natalie Portman, Serena Williams, Arnold Schwarzenegger y Joaquín Phoenix se consideran veganos.

Cuando el veganismo no resulta como esperamos

Entonces, si se puede ser vegano sin problema, ¿por qué existen problemas? Juan Sebastián Díaz es vegano desde hace cinco años. Asegura que su piel tiene un mejor aspecto desde que dejó de consumir todo alimento relacionado con animales, pero su corazón, a sus 34 años, ha presentado daños leves.

Juan Sebastián, en un principio, decidió por sí solo, sin una guía, cuál iba a ser su alimentación diaria. Lo importante no es que se sea vegano, vegetariano o carnívoro, sino que las tres comidas del día estén bien balanceadas. Y para ello se necesita de un experto.

“He conocido sobre problemas cardiovasculares por el uso de grasas de mala calidad o el tipo de grasas utilizadas. También puede haber problemas de malnutrición si está mal diseñada la alimentación, pero eso puede suceder con cualquier modelo alimentario, aunque la literatura habla de que las principales carencias nutricionales en veganos pueden ser anemia megaloblástica, déficit de hierro y calcio. Desde mi experiencia, lo que más he visto en consulta es el desarrollo de malos hábitos alimentarios, pero esto se debe a la falta de asesoría”, explica el doctor Abott.

Es por esto que el reto más grande de la dieta vegana es su planificación: “La desventaja de la alimentación vegana es que requiere mayor complejidad en su planeación, debido a que las opciones vegetarianas siguen siendo más reducidas en el mercado y no cualquier persona sabe correctamente qué debe comer”, comenta el dietista. Pero esto se soluciona con la búsqueda de un profesional.

Se le puede sacar provecho a la dieta sin animales

¿Se puede tener una dieta vegana por toda la vida sin complicaciones? Al parecer, sí. “Digo aparentemente porque aún faltan más estudios sobre el efecto de dietas veganas por periodos muy largos en el tiempo, pero hasta el momento la evidencia científica indica que sí es posible una vida sana en el veganismo”, enfatiza el doctor Abott.

Ser vegano, más allá de la salud, conlleva una ventaja medioambiental. La alimentación basada en plantas es más amigable con el medioambiente, según Joseph Poore, investigador de la Universidad de Oxford. Su explicación es que la industria del consumo animal crea muchas emisiones de efecto invernadero, más que carros, buses y aviones juntos.

En el cuerpo, los efectos de la dieta vegana son más de uno. Estudios citados por Forbes México establecen que este tipo de alimentación ayuda con el tránsito intestinal por su alto contenido de fibra, disminuye el colesterol y el riesgo de padecer diabetes o cáncer.

Para concluir, el dietista Abott comenta cuál es la ‘dieta perfecta’: “Después que la alimentación esté equilibrada, la mejor dieta es la que haga feliz al paciente, la que pueda mantener en el tiempo, que sea saludable y se adapte a sus necesidades y estilo de vida. Para ello, existen muchas opciones. Por ejemplo, dieta mediterránea, dash, low carb, vegana, flexitariana, etc”.

VeganismoAlimentaciónSalud